LA PLAZA DE LOS MANGOS: Lugar con más de 200 años de Historia que ya no existe…

La desaparecida PLAZA DE LOS MANGOS, Esparza Puntarenas, vista desde su sector sur. Década de los años 1960. Foto: Sr. Lucas Madrigal. Cortesía del Prof. Álvaro Pérez Jiménez.

La desaparecida PLAZA DE LOS MANGOS, Esparza Puntarenas, vista desde su sector sur. Década de los años 1960. Foto: Sr. Lucas Madrigal. Cortesía del Prof. Álvaro Pérez Jiménez.

Por: Marco Fco. Soto Ramírez (*)

En la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza, Puntarenas, se encontraba “La Plaza de Los Mangos”, compuesta por cinco árboles de mango de la especie conocida comúnmente como ‘mango de hilacha’ o ‘mango de mecha’, de la especie manguífera indica, originaria de la india y traída a nuestras tierras americanas por los conquistadores. Habiendo llegado a ser los más antiguos de la Región Pacífico Central, se hallaban situados en el terreno que aloja la planta física del Liceo Diurno de Esparza. Éstos, a través de los años, estuvieron ligados a la Historia de nuestra antiquísima comunidad, siendo testigos inmutables del desarrollo social, económico y cultural de nuestro cantón.

A modo de anécdota introductoria

En el año 2006, a instancias del esparzano Ing. Juan Carlos Salas Porras, en esa época funcionario del Dirección de Ingeniería de la Municipalidad de San José (hoy labora en nuestro municipio garrobero), cuando cuatro de dichos árboles todavía se encontraban en pie, el autor de este artículo se dio a la tarea de presentar la formal inscripción de los precitados árboles de mango ante la Comisión Interinstitucional de Arborización Urbana, con el propósito de que nuestra añeja ciudad participara en el denominado 3er. Concurso “El Árbol más lindo de mi Comunidad, Año 2006”.

Una vez recolectados los justos requisitos, por mi propio pie, y acatando las instrucciones expuestas en la papelería correspondiente, me dirigí hasta la sede nacional de la Benemérita Cruz Roja Costarricense, Departamento de Juventud, a hacer entrega del material pertinente. En pleno año 2011, aún estoy esperando el acuse de recibo escrito prometido… (¡La flamante ‘eficiencia’ de algunas de nuestras instituciones es pasmosa! Sin mayores comentarios…)

Valiosa oportunidad

Lo importante no fue el concurso, sino la invaluable oportunidad de haber llevado a buen puerto mi modesta investigación bibliográfica y de campo, aprovechando el conocimiento que, por tradición oral, poseo, debido a que mis familiares (Soto Monge y Rodríguez Rodríguez) vivieron en las inmediaciones del Barrio Los Mangos de Esparza, desde principios del siglo pasado hasta la fecha. Asimismo, efectuando una serie de entrevistas a algunos estimables coterráneos longevos y/o con memoria muy fresca: los señores Cristóbal Vega Vega (don Toba), de longevidad centenaria; Luis Amado Velásquez Castillo (Güicho), Virgilio Cordero Rivera (Tronquito), Edwin Rodríguez Barboza (Pachuco) y Guillermo Borge Calvo (Memo), a quienes –valga la ocasión- agradezco su especial disposición para atenderme y brindarme desinteresadamente sus recuerdos, no solamente sobre el tema en mención, sino sobre tópicos relativos a otras vivencias de la sociedad esparzana a través de los tiempos.

Rescatando las principales características históricas de aquella propuesta, en lo referente a “La Plaza de Los Mangos”…

.

Antigua Estación del Ferrocarril, situada en los terrenos que hoy en día ocupa el Liceo Diurno de Esparza, en el Barrio Los Mangos, año 1923. -Foto cortesía del Sr. Félix Jiménez, Estudio Fotográfico Esparza. Tel. (506) 2635-5952-.

.

Su antigüedad

En el folleto titulado “Navarra: Temas de Cultura Popular: “Esparza de Costa Rica”, en un ensayo de Sonia Garro Rojas; editado por la Diputación Foral de Navarra, Pamplona, España (1974), se afirma:

“Son unos cinco árboles de mango que se calcula tienen unos 200 años de existencia”. (sic).

La Plaza de Los Mangos, ubicada a la vera del Camino Real (llamado también Calle del Arreo o Calle Real), se constituyó en ‘lugar de sesteo’ de los jinetes, carreteros, arrieros y de sus animales (ganado vacuno, caballar, porcino, principalmente), los cuales trasladaban ‘arreados’ por dicha vía de comunicación.

A lo largo de los principales caminos de Costa Rica, se ubicaban estratégicamente distintos lugares de ‘Sesteo’ (descanso) y uno de ellos lo fue la citada Plaza de Los Mangos de Esparza. Éste era el sitio de rigor para tales menesteres, por encontrase a la vera de la Carretera Nacional que unía a San José y Puntarenas; construida desde 1843, durante la administración (1842-1844), del 13º Jefe de Estado José María Alfaro Zamora. Los arrieros, por lo general, venían de Nicaragua guiando el ganado vacuno que se subastaba al pie de Los Mangos. Los ‘carreteros’ y sus yuntas de bueyes transportaban café desde el Valle Central hasta Puntarenas, donde lo embarcaban para su exportación.

La Campaña Nacional

En 1856, las tropas de soldados que iban a combatir a los filibusteros en Guanacaste y Nicaragua, acamparon a la sombra de Los Mangos.

Asimismo, y siempre dentro del tema, en 1885 se dio la migración de otro contingente militar hacia Honduras, con el objetivo de ofuscar las dictatoriales acciones de Justo Rufino Barrios, Presidente de Guatemala, quien pretendía extender sus dominios hasta Costa Rica, generando una guerra en pro de la ‘reunificación de las Provincias de Centroamérica’. Estos soldados también pernoctaron al cobijo de tales árboles.

El Ferrocarril en Esparza

Debemos señalar que la Estación del Ferrocarril estuvo situada a escasos 50 metros de Los mangos, cuyo Ramal Esparta-Puntarenas, inaugurado en febrero de 1880 por el Presidente Tomás Guardia Gutiérrez, durante los Festejos Patronales dedicados a la Virgen María, bajo su advocación de Nuestra Señora de La Candelaria. La actividad ferroviaria en Esparza estuvo en vigencia hasta 1953.

.

La MARÍA CECILIA, máquina del Ferrocarril que durante décadas prestó servicio en el Ramal Esparta-Puntarenas, en el período 1880-1953. Actualmente se encuentra en exhibición en los jardines de la sede central del Ferrocarril Eléctrico al Pacífico (INCOFER), San José.

La MARÍA CECILIA, máquina del Ferrocarril que durante décadas prestó servicio en el Ramal Esparta-Puntarenas, en el período 1880-1953. Actualmente se encuentra en exhibición en los jardines de la sede central del Ferrocarril Eléctrico al Pacífico (INCOFER), San José.

.

En los predios de la Estación del Tren, se encontraba un ‘Bañadero Antiparasitario’ para ganado, construido exactamente al pie de Los Mangos, durante la última de las tres administraciones presidenciales del Lic. Ricardo Jiménez Oreamuno (1923-1936). Dicho ‘baño para el ganado’ se hallaba constituido por dos corrales unidos por una ‘manga’ o pasadizo que se profundizaba en el centro, convirtiéndose en una pequeña piscina conteniendo agua con Sarnol, medicamento acaricida utilizado en la eliminación de la plaga de garrapatas (Boophilus microplus) y tórsalos (gusano barrenador) en el ganado a subastarse. La de Los Mangos, llegó a constituirse en una Plaza Comercial, donde se negociaban los productos agropecuarios (frutas, tubérculos, ganado, etc.).

(Leer Artículo relacionado “El Ferrocarril en el Cantón de Esparza”, en el siguiente enlace: http://wp.me/p1jlVc-A)

.

Vestigios del antiguo 'Bañadero Antiparasitario' de la Estación del Ferrocarril, sito en La Rotonda de Los Mangos (donde actualmente se encuentra el LICEO DIURNO DE ESPARZA), Esparza. Arriba a la derecha, pueden observarse las instalaciones de LA CERÁMICA. (Foto: Marco Fco.·. Soto Ramírez, 1980)

Vestigios del antiguo ‘Bañadero Antiparasitario’ de la Estación del Ferrocarril, sito en La Plaza de Los Mangos (donde actualmente se encuentra el LICEO DIURNO DE ESPARZA), Esparza. Arriba a la derecha, pueden observarse las instalaciones de LA CERÁMICA. (Foto: Marco Fco.·. Soto Ramírez, 1980)

.

La Hacienda La Pastora perteneció al General Arancibia

La Hacienda “La Pastora”, una de las fincas más relevantes de la zona, cuya entrada se encontraba a escasos 50 metros de La Plaza de Los Mangos, a lo largo del Camino o Calle Real.

A mediados del Siglo XIX, dicha hacienda perteneció al General José Ignacio Arancibia Lagos, de origen chileno, experto en ganadería de carne, quien –de paso hacia las minas de California- se prendó de nuestro terruño, contratado por Mariano Montealegre, a quien le administró varias fincas.

El General Arancibia recibió su grado militar de manos del ex Presidente Juan Rafael Mora Porras (Juanito), por su lealtad y por los servicios prestados en varias batallas de esa época. Debido a su lealtad don Juanito Mora, murió fusilado junto a éste y al General José María Cañas Escamilla, en Puntarenas, el 30 de setiembre de 1860. (Leer artículo relacionado, “JUAN RAFAEL MORA y el GENERAL ARANCIBIA murieron juntos”, en el siguiente enlace: http://wp.me/p1jlVc-8h)

Siempre se ha asegurado que el General José Ignacio Arancibia enterró, en su Hacienda La Pastora, las joyas de gran valor económico que le entregara el ex Presidente Juan Rafael Mora Porras para su custodia. (Leer artículo relacionado, “El GENERAL ARANCIBIA enterró las joyas de JUANITO MORA en ESPARZA”, en el sigiente enlace: http://wp.me/p1jlVc-8C)

A finales de la década de los años 1890, su nuevo propietario, el Sr. Uladislao Guevara, al ser nombrado Gobernador de la Provincia de Puntarenas, vendió los terrenos de tal hacienda al Sr. Víctor Calvo Carvajal, oriundo de San Ramón de Alajuela. Insigne ciudadano, casado con la Sra. Flora Arancibia Arguedas (nieta del General Arancibia), que paulatinamente fue forjando sus actividades comerciales en esas inmediaciones, tales como hotel, fonda (restaurante), herrería y alquiler de pasturas para las cabalgaduras y el ganado que se trasladaba, en aquel entonces, desde Nicaragua hasta la Meseta Central.

.

Don José María Zeledón Brenes (Billo), autor de la letra de nuestro Himno Nacional, falleció en la Hacienda La Pastora, Esparza, a escasos metros de La Rotonda de Los Mangos.

“Billo” Zeledón, autor de la letra del Himno Nacional falleció en “La Pastora”

Cabe destacar que, en numerosas ocasiones, la Hacienda la Pastora acogió como visitante al Benemérito de la Patria, Sr. José María Zeledón Brenes (1877-1949), conocido cariñosamente bajo el apelativo de “Billo Zeledón”, contador, poeta, escritor, periodista y diputado, inmortalizado como autor de  la letra del Himno Nacional de Costa Rica, y por haber sido miembro de la Asamblea Constituyente de Costa Rica, redactora de nuestra actual Constitución Política de Costa Rica, en 1949.

Don Billo llegó a adquirir un importante terreno en “La Pastora”, pues deseaba estar cerca de su hija, doña Marta Zeledón Venegas, casada con el Sr. Ricardo Calvo Arancibia (hijo de don Víctor Calvo Carvajal, antiguo propietario de esa Hacienda, y bisnieto del General José Ignacio Arancibia). Don Ricardo llegó a ejercer el cargo de Jefe Político de Esparza.

Muchos ‘garroberos’ adultos mayores recuerdan la presencia de don Billo, cuando llegaba en tren y era recibido por el populacho como lo que era: un personaje importante, no sólo en su calidad de autor de la letra de nuestro Himno Nacional, sino por su humildad, su filantropía y por especial don de gentes, pues muy pocos saben que don Billo siempre estuvo ‘muy comprometido con las causas sociales del pueblo llano’, aspecto importantísimo de su vida que, de forma mezquina y tendenciosa, ha querido ‘silenciarse’ por quienes fabrican los textos de la ‘Historia oficial’, no necesariamente ‘veraz y exacta’ del todo…

Sintiendo muy minada su salud, se dirigió por última vez, a este bendito terruño que mucho bienestar traía a su vida, falleciendo apaciblemente el 6 de diciembre de 1949, a la edad de 72 años, en la legendaria Hacienda La Pastora. (Leer artículo relacionado, “Semblanza de don Billo Zeledón, (…) fallecido en Esparta en 1949”, en este enlace: http://wp.me/p1jlVc-ec)

.

LA CERÁMICA de Productos Caribe S.A. ha sido fuente de trabajo para los Esparzanos durante más de 70 años.  Foto:  Página de "Esparza Costa Rica" de Facebook.

LA CERÁMICA de Productos Caribe S.A. ha sido fuente de trabajo para los Esparzanos durante más de 70 años. Foto: Página de “Esparza Costa Rica” de Facebook.

.

La Cerámica

En el año 1936, a 100 metros de La Plaza de Los Mangos, el recordado don Pío Luigi Albónico Induni y su primo don Marco Aurelio Induni Fasola, ambos de origen suizo, establecieron su Fábrica de Cerámica (Productos Caribe S.A.), aún vigente como modelo empresarial que ha sabido adaptarse a los rigores del comercio nacional e internacional, así como importante fuente de trabajo en el cantón.

.

El Liceo Diurno de Esparza

No debemos olvidar que, exactamente en los terrenos que constituían La Plaza de Los Mangos, el 1º de febrero de 1965 se verificó la fundación del Liceo Diurno de Esparza, como corolario de los ingentes esfuerzos de destacados ciudadanos esparzanos, que conformaron la Comisión pro Liceo, según se hallan inscritos en documentos de la época: Sr. Nicasio García Calero, Prof. Edwin Vargas Soto, Prof. Jorge Sánchez Calderón, Sr. José Montero Araya, Prof. Claudia Quirós Vargas, Sr. Nicolás Chinchilla Arley, Sr. Guido Prado Rojas, Prof. Hilda Jiménez Ugalde, Prof. Javier Barrantes Carranza, Prof. María Luisa García de Pérez, Prof. Guillermo Pérez Chacón y Prof. Seley González Carvajal.

A ellos y muchas personas que creyeron en su posición visionaria, muy adelantada para la época, debemos la existencia de esta noble institución educativa que ha tenido sus momentos de gloria, especialmente bajo la célebre dirección del Prof. Álvaro Pérez Jiménez. (Artículo relacionado, “RESEÑA de la CREACIÓN del LICEO DIURNO de ESPARZA”, en el siguiente enlace: http://wp.me/p1jlVc-9A)

Lugar de Misterios, Espantos, Fantasmas y Aparecidos

Muchos esparzanos ‘adultos en plenitud’, de proba seriedad, recuerdan vivencias ‘sufridas’ e historias de espantos, tales como La Carreta sin Bueyes, El Cadejos, La Mona y el Cortejo de las Ánimas del Purgatorio, entre otros, que se daban cita en las cercanías del sitio merecedor de esta larga cita; lugar proclive a todo tipo de fenómenos paranormales, no solamente ligados a las tradiciones populares, sino a sucesos de aparente ‘relación moderna’, pero que siempre han ocurrido en la aledaña Calle Real, como lo es la intermitente apertura de ‘puertas interdimensionales’, con su inexplicable transformación del espacio-tiempo. Fenómenos sobre los cuales, con relatos recopilados de primera mano, muy precisos y profusos en detalles, nos estaremos refiriendo en una futura entrega, con el único propósito de compartir información objetiva, guardando para nosotros las hipótesis que hemos llegado a desarrollar sobre algunos de tales sucesos.

.

Intersección en la Calle Real, frente a Pulpería La Pastora, en el Barrio Los Mangos, Esparza. (Foto: Marco Fco.·. Soto Ramirez).

Intersección en la Calle Real, frente a Pulpería La Pastora, en el Barrio Los Mangos, Esparza. (Foto: Marco Fco.·. Soto Ramirez).

.

Para nunca olvidar

Fue muy evidente el enorme auge económico que se produjo en las inmediaciones de La Plaza de Los Mangos de Esparza, por todas las actividades comerciales que se desarrollaron en ese sector esparzano, debido a la ubicación de la referida Estación del Ferrocarril, desde 1880 hasta su clausura en 1953.

El Barrio ‘Los Mangos’, como le conocemos actualmente, es lo que queda de ese lugar entrañable que hemos venido recordando a lo largo de este artículo. La Plaza de Los Mangos fue vencida por los embates del progreso… Sus últimos cuatro baluartes fueron derribados para dar paso a un pabellón de aulas del Liceo de Esparza. Solamente existe grabada en la memoria de quienes la conocimos y nunca olvidaremos.

.

* * * * * * *

CRÉDITOS de las Fotografías:

  • Sr. Lucas Madrigal Conejo.
  • Sr. Félix Jiménez Zumbado, Estudio Fotográfico Esparza. Tel. (506) 2635-5952.
  • Sitio Web de Productos Caribe S.A.
  • Página de La Asamblea Legislativa (Foto de don Billo Zeledón)
  • Club Los Garroberos 4-S (Logo del LDE)
  • Marco Fco.·. Soto Ramírez (Ñor Antenor)

* * * * * * *

Bibliografía

–  Decreto Ejecutivo Nº 24082-C, Diario Oficial La Gaceta Nº 54 del 16 de marzo de 1995 sobre Declaratoria de interés Histórico Arquitectónico del antiguo Túnel de Mirafores, ubicado en Caldera, Distrito Espíritu Santo, Cantón de Esparza, de la provincia de Puntarenas.

–  Diario “La República”. Suplemento “Cuatricentenario de Esparta”. Sábado 27 de abril de 1974.

–  Garro Rojas, Sonia. Folleto “Navarra: Temas de Cultura Popular: “Esparza de Costa Rica”. Editado por la Diputación Foral de navarra. Dirección de Turismo, Bibliotecas y Cultura Popular, Pamplona, España. 1974. Págs. 17-23.

–  Rico Salazar, Jaime. “Las Canciones más Bellas de Costa Rica y sus Compositores”. Quinta Edición. Centro Editorial de Estudios Musicales. San José, 1990. Pág.13.

–  Soto Ramírez, Marco Fco.·. “Apuntes de mis Investigaciones de Campo sobre la Cultura Popular del Cantón de Esparza”. 1984-2006. Material inédito.

.

*****************************

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestros Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza

.

E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s