ANCIANIDAD: Período de Regeneración de la Totalidad del Ser

Marco Fco. Soto, autor


Si la vejez tiene algún derecho por reivindicar no es, desde luego, aquel que le garantiza las mismas acciones, las mismas tensiones, los mismos placeres, las mismas responsabilidades, la misma sexualidad que los de la edad adulta, sino aquel que nadie piensa en concederle: el inalienable derecho a la transformación”. -Christiane Singer, en su libro “Épocas de la vida”

Por: Marco Fco. Soto Ramírez (*)

La Ancianidad es una estación dentro del proceso de desarrollo de la Persona. Es la que nos permite desacelerar el ritmo intenso que se le impone a los acontecimientos de la Vida.

En esta etapa, las vivencias del lejano pasado se tornan más presentes en la memoria del individuo. La niñez y la juventud son fases de ese desarrollo en las cuales se pudieron haber cometido tantos atropellos contra la integridad física y emocional de la Persona; así como muchos errores/reacciones ante tales atropellos; o bien, la producción de errores debido a un enfoque e interpretación deficientes de la propia realidad, en consonancia con el Principio o Ley Universal de Correspondencia (causa-efecto).

Por tales razones, el Ser Interior de la Persona –de previo al tránsito hacia la Eternidad- propicia un afloramiento de tales recuerdos para que la consciencia efectúe un repaso o regresión más objetivo de los mismos, con el fin de sostener una paulatina integración de dichas vivencias, especialmente las negativas (miedo/dolor), como un proceso naturalmente automático, a modo de:

“…regeneración de la totalidad mediante la búsqueda de elementos que han quedado inmovilizados en el transcurso de la evolución, pero que, no obstante, forman parte inalienable de esta totalidad”. –según lo explica K.G. Dürckheim en su obra titulada “Experimentar la Trascendencia” (Ediciones Luciérnaga S.L., 1993).

Para que dicho proceso sea de gran beneficio para la salud emocional de la Persona Adulta Mayor, es necesario proveerle de un ambiente agradable, seguro, en donde no sólo se le atienda en sus necesidades básicas, tales como la alimentación, cobijo, vestido, sueño, ejercicio físico, entretenimiento, sino también el poner énfasis en establecer, lo más a menudo posible, vías de diálogo para que el Anciano deje emerger y fluir sus recuerdos y emociones (positivos/negativos) y, para con ello, canalizar y liberar apropiadamente sus emociones, prestando la asistencia de comentarios marginales positivos, recordándole cuál es su ubicación actual y cuánto se le ama y se le atiende, en procura de su mayor bienestar.

De tal manera, la catarsis del perdón hacia los demás y –sobre todo- hacia sí mismo va a venir a sanarle en distintos planos psicosomáticos, trayéndole bienestar integral. Sería ideal contar con el apoyo de un Psicoterapeuta para –como lo señala K.G. Dürkheim:

“…que nos enseñe a reconocer la importancia de los instantes en que la trascendencia inmanente nos toca y ayudarnos a considerarlos seriamente, a aceptar la misión contenida en ellos y a emprender el camino de la transformación. Si cumplimos con este deber, también se transformará nuestra relación con el sufrimiento. Aceptar esto es ganarse el derecho de cruzar a la otra orilla”.

Contribuyamos con nuestros Adultos Mayores, empáticamente, en este proceso de integración emocional, poniendo en nuestras relaciones con ellos grandes dosis de amor, respeto, admiración y consideración.

Aprendamos de este proceso ayudando a nuestros Adultos Mayores cercanos, y aprovechemos para allanar personalmente, y desde ya, el Camino de la Transformación, en procura de la trascendencia del Ser. Así viviremos más plena y -sobre todo- conscientemente la emocionante aventura de la cotidiana Vida.

.

*****************************

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestros Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza

.

OBSERVACIÓN: Este artículo fue originalmente escrito y publicado por Marco Fco.·. Soto Ramírez, bajo el pseudónimo de Cognitor, en el Boletín “Blanco & Dorado”, Mayo 2004, del Hogar de Ancianos de Esparza. Editor: Marco Fco.·. Soto Ramírez.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s