Inicia Diciembre: MES DE LA ESPARZANEIDAD

Vista parcial de la Escuela “Arturo Torres ” y del Templo Parroquial de Esparza, Puntarenas (Costa Rica). Foto cortesía de Jorge Zúñiga Beltrán.

Por: Marco Fco.·. Soto Ramírez, Cultor Popular Tradicional (*)

APRECIAD@ AMIG@: Inicia Diciembre, MES DE LA ESPARZANEIDAD. Durante todo este período, tanto la Asociación para el Rescate y el Desarrollo de la Cultura del Cantón de Esparza, como la Municipalidad, estarán realizando distintas  actividades  en varias comunidades de nuestro ‘Cantón Garrobero‘, especialmente, en el Parque ‘Ignacio Pérez‘,  situado en el centro de la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza. Donde, por cierto, el Jueves 01 de  diciembre, a partir de las 6 p.m., se estará llevando a efecto la inauguración de estos festejos que celebran nuestra Identidad Socio-Cultural. (Observación: Al final de esta breve nota, encontrarán el Programa de Actividades de este mes).

.

La MSc. Claudia Quirós Vargas, durante una de sus lecciones en la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica; su legado en la Cultura Popular Esparzana y Guanacasteca.aún vigente.

.

Debemos reconocer públicamente que la celebración del MES DE LA ESPARZANEIDAD, así como TODO el marco conceptual que lo engloba, se debe a la iniciativa de la Historiadora Esparzana MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS  (1931-2006), Premio Nacional de Historia ‘Aquileo J. Echeverría‘, 1991, Hija Predilecta del Cantón de Esparza (año 2000).

.

De Serenata… MARCO Fco SOTO y su Personaje ÑOR ANTENOR

.

ACTUALIZACIÓN: Allí estuve, en el Parque ‘Ignacio Pérez Zamora’, la noche del 01 de diciembre, actuando con mi Personaje ÑOR ANTENOR AGÜERO, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza, desde 1989, compartiendo mi música, alegría, anécdotas jocosas, recuerdos de antaño.

Resultó muy gratificante estar reunido allí con cientos de personas, de las que recibí aplausos y muestras de sincera simpatía hacia mi carrera artística de 34 años recién cumplidos.

Pude observar la interpretación de cinco coreografías, de los Grupos de Danza Folclórica “AÑORANZAS” y “LAS DAMAS DE LA MESA REDONDA PANAMERICANA“, cuya música fuera tomada del disco “ESPARZA MÍA…”, producción musical de este servidor de Ustedes.

Agradezco, en todo lo que vale la especial invitación que me cursara la  Prof. Lourdes Araya Morera, Vice Alcaldesa, otorgándome el privilegio de cerrar una Velada Artístico-Cultural plena de actividades, emociones, sentimientos, principalmente de solidaridad, alegría, aprecio, fraternidad, profundos.

El Maestro de Ceremonias, Lic. Marcos Hernán Elizondo Vargas, se mostró ampliamente generoso a la hora de verbalizar una reseña biográfico-cultural de mis polifacéticas actividades profesionales y artísticas, mencionando la totalidad de ellas, dando público reconocimiento a mis modestos aportes cantonales, como lo son -entre otros- el haber co-creado, junto a la MSC. Claudia Quirós Vargas, nuestros Símbolos Cantonales: La Bandera y el Escudo de Esparza, así como la Bandera de la Provincia de Puntarenas. Mi gratitud hacia él y la Alcaldía Municipal y su Grupo de Trabajo, bajo el liderazgo del Bach. Asdrúbal Calvo Chaves.

.

Intégrese a las actividades artístico culturales. Queda cordialmente invitad@…

P.D.: Publicaré  nuevamente algunos artículos acerca de LA ESPARZANEIDAD, para mayor  información de l@s Lectores (as).    🙂

.

*****************************

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestro Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza

.

 E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

********************************************************

PROGRAMA  del  MES  de  la  ESPARZANEIDAD  2011

JUEVES 01

5 a.m. a 6 a.m. Esparza centro. Alegre Diana

8 a.m. a 10 a.m. Parque Pérez. Acto  de Inauguración

3 p.m. a 5 p.m. Esparza centro. Pasacalles 

7 p.m. a 9 p.m. Parque Pérez. Encuentro Esparzano

.

VIERNES 02

3 p.m. a 5 p.m. Casa de la Cultura. Tarde Musical y Cultural

6 p.m. a 8 p.m. Entrada  de Esparza. Iluminación Árbolito de Navidad

.

SÁBADO 03 

9 a.m. a 2 p.m. Parque Pérez. Exposición de Artesanos y Antigüedades. Amenizan: Eliécer Panadero e invitados

3 p.m. a 5 p.m. Salón Comunal San Jerónimo.   Exhibición de Fotos Antiguas  y Actividad Cultural

8 p.m. a 10 p.m. Parque Pérez.       Festival de Canción “Un Canto a mi Tierra Esparzana”

9 p.m. a 1 a.m. Salón Comunal Marañonal.   Baile del Egresado de la Esc.Arturo Torres M.

.

DOMINGO 04

9 a.m a 2 p.m. Parque Pérez. Exposición de Productos del Cantón. Ameniza Grupo Frontera Cero

1 p.m. a 5 p.m. Parcelas El Barón. Carrera de Cintas

4 p.m. a 5 p.m. Estación de Bomberos. Rosario a Santa Bárbara, Patrona de los Bomberos

6 p.m. a 8 p.m. Casa Marvin Díaz. Reconocimiento a  Sra. Leticia Rodríguez

.

MIÉRCOLES 07

7 p.m. a 8 p.m. La Riviera. Serenata a la Virgen de la Inmaculada

.

JUEVES 08

7 p.m. a 10 p.m. La Riviera. Día de la Virgen de la Inmaculada Concepción de María Patrona de La Riviera.

.

VIERNES 09

6 p.m. a 8 p.m. Parque Pérez. Cine al aire libre

.

SÁBADO 10

7 a.m. a 12 m.d. Parque Pérez. El Desayuno de Oro, Grupo Montes de Oro

9 a.m. a 2 p.m. Parque Pérez. Exposición de Pintores del Cantón

1 p.m. a 3 p.m. Cancha Plaza Centro. Tarde Juvenil -Torneo Patinetas

.

DOMINGO 11

10 a.m. a 11 a.m.   Parque Pérez.Retreta con Banda Escuela de Música

10 a.m. a 1 p.m. Esparza. Desfile de Boyeros

3 p.m. a 7 p.m. Parque Pérez. Exhibición de vehículos modificados

.

LUNES 12

4 p.m. a 5 p.m. Guadalupe. Día de la Virgen de Guadalupe

.

JUEVES 15

3 p.m. a 4 p.m.  Cerrillos. Tarde de Café y Actividad Cultural

5 p.m. a 8 p.m. Parque Pérez. Recibiendo a los visitantes

.

VIERNES 16

8 a.m. a 12 m.d.  Parque Pérez. Inauguración de la Vuelta Ciclística a Costa Rica

6 p.m. a 7 pnm. Iglesia Católica. Bendición de Pasitos

7 p.m. a 8 p.m. Parque Pérez. Iluminación Navideña

8 p.m. a 12 medianoche. Parque Pérez. Baile Tradicional de la Esparzaneidad

.

SÁBADO 17

8 a.m. a 12 m.d. Parque Pérez. Salida de la Vuelta Ciclística a Costa Rica. Ameniza: Grupo Melomanía

1 p.m. a 3 p.m. Plaza Esparza centro. Tarde Juvenil -Final Patinetas

5 p.m. a 7 p.m. Casa de la Cultura. Recital de Poesía y Cimarrona

.

DOMINGO 18

6 p.m. a 7 p.m.  Templo Parroquial. Misa por l@s Esparzan@s

7 p.m. a 10 p.m. Esparza. Desfile de Bandas “Festival Navideño”, Juego de Pólvora

.

JUEVES 22

8 a.m. a 2 p.m.  Plaza de Deportes Centro.  Actividad de los Niños, Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Esparza

.

VIERNES 23

6 p.m. a 10 p.m. Marañonal. Desfile de Bandas “Una Estrella en Navidad”, Juego de Pólvora

.

MARTES 27

6 p.m. a 7 p.m. San Juan Chiquito. Día de San Juan Evangelista

.

MIÉRCOLES 28

5 p.m. a 6 p.m. Casa de la Cultura. Tradicional  Rezo del Niño

.

**************************************

OBSERVACIÓN: Durante todo el mes de diciembre se realizarán las siguientes actividades:

Colecciones de Marcos Hernán Elizondo:

  • Exposición de tarjetas de Navidad antiguas, Agencia ICE
  • Exposición de noticias antiguas de Esparza, Clínica Esparza
  • Exposición de fotos antiguas de Esparza, Palacio Municipal.

**********************

FUENTE del PROGRAMA de ACTIVIDADES: Folleto “Mes de la Esparzaneidad“. Municipalidad de Esparza, 2011.

Anuncios

¿ESPARTA o ESPARZA?

Templo Parroquial de Esparza

Templo Parroquial de Esparza (1974), composición fotográfica. (Folleto de los 400 años de la fundación de Esparza, Costa Rica)

 Por: Norberto de Castro y Tosi (*)

Publicado en LA NACIÓN del Lunes 19 de febrero de 1968

Con mucho atraso –por el que pido disculpas- y debido a ocupaciones imprescindibles, tengo el privilegio de referirme a la interesante nota publicada en LA NACIÓN del 28 de diciembre de 1967, p. 16, por el muy distinguido profesor don José Ángel Lagos U., sobre la Ciudad del Espíritu Santo de Esparza. Deseo, ante todo, dar mis más sentidas gracias para las palabras amables con que el autor de la nota se refiere a una de mis modestas crónicas, publicada bajo la rúbrica Los Grandes Troncos de la Familia Costarricense, así como por el juicio favorable que emite a su respecto.

Creo, como el Profesor Lagos, que en efecto ha llegado el tiempo de la resurrección de la Ciudad del Espíritu Santo de Esparza y que su actual vecindario progresista amante de las letras y del estudio ha iniciado ya el proceso para que la SEGUNDA CIUDAD DE COSTA RICA EN ANTIGÜEDAD recupere todo el pasado esplendor y lo supere en constante adelanto material y cultural. Las mismas razones geográficas que hicieron, allá por el año 1574 que ALONSO DE ANGUCIANA DE GAMBOA obtuviera del REY GARABITO la cesión del sitio y tierras en que iba a fundar la nueva Ciudad de ESPÍRITU SANTO, determinan, sin duda, su nuevo y próspero desarrollo.

Refiere el Profesor Lagos en su nota citada, la tradición que le comunicó don Prudencio Zúñiga Vasco, de la forma en que se llevó a cabo la extraña metamorfosis de la castiza Ciudad de ESPARZA en la neo-helénica de ESPARTA. Así, en efecto, las cosas pudieron haber pasado entre bastidores. Mas, la Historia Oficial debe dar crédito a los documentos oficiales y difícilmente puede poner en duda las afirmaciones del mismo Jefe del Estado responsable de este hecho.

En la Colección de las leyes y disposiciones legislativas y administrativas emitidas en el año 1879, Imprenta Nacional, Ed. Oficial, encontramos bajo el número LVI, el ACUERDO siguiente:

Cambia el nombre de la Ciudad de Esparza en el de Esparta. SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN. Palacio Nacional, San José, Setiembre 3 de 1879.

“Considerando que la Ciudad de Esparza, SEGÚN DOCUMENTOS ANTIGUOS, en otro tiempo se denominó Esparta; y que sus principales vecinos han manifestado deseos de que recobre el nombre primitivo el Presidente acuerda que, en lo sucesivo, la expresada Ciudad, en todos los documentos oficiales, vuelva a denominarse ESPARTA. Publíquese. Rubricado por S.E., el General Presidente; (f) Machado”.

Nuestro erudito y eminente maestro del General de División, doctor don Jorge Volio Jiménez, reprodujo este acuerdo en la Revista de los Archivos Nacionales, San José, Costa Rica. Diciembre de 1945, Tomo IX, Número 11-12, pág. 652, haciendo destacar en nota que dicho cambio fue debido a mera grecomanía de la época y que, contrariamente a lo que se afirma en este acuerdo, no hubieran podido citar un solo documento antiguo donde se llamara Esparta a la Ciudad de Espíritu Santo de Esparza.

Y en efecto, aunque hayamos leído centenares de documentos relativos a Esparza, no hemos visto nunca la grafía “Esparta” ni siquiera por yerro de algún amanuense distraído. A esa circunstancia me queda referir al calificar de “inexplicable” este cambio de nombre. Pues, ¿acaso el General (Tomás) Guardia no disponía como Presidente de la República de os mismos archivos que poseemos hoy en día para controlar la exactitud de tan novedosa afirmación?

Y resulta aún más inexplicable si tomamos en cuenta que el mismo Presidente, quien asumía ante la Historia la responsabilidad de este cambio (que Don Jorge Volio no vaciló en calificar de “alteración de la verdad histórica”), era natural de la Villa de Bagaces, la que estuvo tanto tiempo bajo la jurisdicción de la Ciudad de Esparza. Pero, para pasar a lo constructivo, observemos que tanto en la intención del Jefe del Estado como en la de los principales vecinos de Esparza, la idea dominante era recuperar el nombre primitivo y como éste resulta ser ESPARZA y no Esparta, en buena lógica se debe tener por nulo el Acuerdo Número LVI de 1879, y todo lo posteriormente actuado a este respecto.

Existen además razones poderosas de la propia historia de Esparza, que exigen la conservación de su nombre auténtico. Esparza en España, es una Villa en el Reino de Navarra, Diócesis de Pamplona, y hoy en el Partido Judicial de Aoiz, en cuyo recuerdo fue bautizada de nuevo la Ciudad de Espíritu Santo. Pues, Anguciana de Gamboa, sólo le dio este último nombre y fue, posteriormente en tiempo de su sucesor, el Capitán Diego de Artieda Chirino, que se le agregó “de Esparza”.

Año 1974. Develación del Monumento de don DIEGO DE ARTIEDA CHIRINO Y UCLÉS (Gobernador de la Provincia de Costa Rica, quien trasladara a un nuevo asentamiento a la Ciudad del Espíritu Santo, agregándole el nombre de “Esparza”) , en el Parque Ignacio Pérez, de Esparza. Aparecen en la gráfica: el Prof. Gerardo Alfaro Martínez (Macho Salas), el Lic. Guido Sáenz (Ministro de Cultura, Juventud y Deportes) y don Ernesto La Ordden (Embajador de España). Foto: Lucas Madrigal Conejo.

Algunos historiadores han afirmado que Artieda Chirino era natural de la Esparza de Navarra, pero nuestros estudios en España, nos han convencido que debió haber nacido en la Villa de Uceda, en el Reino y Diócesis de Toledo, hoy Provincia de Guadalajara, es decir, en Castilla la Nueva, de donde eran originarios los CHIRINO, apellido que correspondía, sin duda, a la madre de nuestro Gobernador y familia de MOZÁRABES de la antigua capital visigótica, la Imperial Ciudad de Toledo.

No obstante esta circunstancia, Artieda Chirino tenía particular orgullo en considerarse Navarro, patria, sin duda, de su padre.

Así denominó la comarca que intentó poblar en las Bocas del Toro “el Nuevo Reino de Navarra” y a un valle donde quiso asentar la Ciudad de Artieda, y denominado por los conquistadores el Valle de los Pejibayes (por haber muchos), lo llamó el VAL DEL RONCAL, en recuerdo de otro valle en los Altos Pirineos, en Navarra, donde se hallaba el solar primitivo de los ARTIEDA. No habría, pues, nada de extraordinario en que hubiera decidido agregar el nombre “DE ESPARZA” a la Ciudad de Espíritu Santo, que halló al llegar ya poblado, si fuera cierto que su padre hubiera nacido en la Esparza de Navarra.

Desgraciadamente, todos nuestros esfuerzos en España para dar con los nombres y naturalezas del padre y antepasados de Artieda, por su varonía, han sido infructuosos. Por otra parte, existe otra posibilidad para explicar la voz ESPARZA.

Sabemos que en 1575 se embarcó en la expedición de Artieda Chirino un caballero llamado ANDRÉS RUIZ DE ESPARZA, natural de PAMPLONA (Navarra), de 33 años, hijo de Lope Ruiz de Esparza, el cual, a no dudar, era deudo de Artieda-Chirino. Es muy posible que este caballero hubiera sido nombrado Teniente de Gobernador de la Ciudad de Espíritu Santo, al hacerse cargo el Capitán Diego (de Artieda Chirino) de su GOBERNACIÓN PERPETUA Y A DOS VIDAS DE COSTA RICA, con amplísimos poderes otorgados por la Corona. Sería entonces por causa de la actuación de este caballero que se agregara el nombre “de Esparza”. No tenemos, aunque los hayamos buscado con ahínco, desgraciadamente nada concreto para decidirnos por una u otra hipótesis, y el origen del nombre de Esparza queda como uno de los enigmas de nuestra historia patria. Que algún día, no dudamos, se logre resolver.

Observemos que casi siempre la mutación del nombre de una población, o su modificación en cualquier forma, resultaba en aquellos tiempos, no de un acto arbitrario, sino por causa de un traslado de sitio. Este traslado en tiempo de Artieda, si es que existió, debe haber sido a poca distancia del asiento primitivo.

Pero, en todo caso, queda firmemente establecido que ESPARZA, sea derivada del apellido o de la villa de este nombre (que etimológicamente es lo mismo), es parte esencial de la historia y del nombre de esta antigua ciudad costarricense.

Actual Villa de Esparza, ubicada en el Valle de Salazar, Navarra, España, donde presuntamente naciera don Diego de Artieda Chirino y Uclés.

Terminemos con un dato, que creemos poco conocido, y que, en cierta forma justificaría el uso durante los últimos tiempos de la forma viciosa de Esparta, impuesta a la ciudad por la ignorancia. Según un distinguido vascófilo chileno, don Pedro Xavier Fernández-Pradel, la voz “esparza” en vasco significa precisamente “esparta” en castellano, no la orgullosa Lacedemonia, sino la humilde mata de esparta. Aunque no creemos que tal hecho fuera del conocimiento del Benemérito General don Tomás Guardia, ni de sus consejeros, podría servir para justificar un uso, incorrecto, es cierto, pero ya largo, como simple castellanización de una palabra vascuence. Eso, no obstante, no justificaría un empecinamiento en el error.

Como dice tan justamente el distinguido Profesor don José Ángel Lagos, la ciudad debiera volver a denominarse con el bello nombre de ESPARZA, bajo el patronato del ESPÍRITU SANTO, denominaciones que no solamente son históricas, sino que eliminan toda ambigüedad.

*******

(*) Norberto de Castro y Tosi, es quizás el genealogista más conocido internacionalmente en la primera mitad del Siglo XX, pues publicó estudios en diferentes países. Su obra monumental es el “Armorial General de Costa Rica”, publicado por la ACCG en forma de CD-ROM. Era el mejor Heraldista de Costa Rica. (Cita biográfica de la Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas).

*

Procedencia de la Foto de Esparza de Salazar: http://www.flickr.com/groups/navarra-nafarroa/discuss/72157603030295187/page5/

“ESPARZA MÍA…” Música con Puro Sabor Garrobero…

Portada del CD "ESPARZA MÍA..." del Folclorista y cantautor MARCOS Fco.·. SOTO

Portada del CD "ESPARZA MÍA..." del Folclorista y cantautor MARCO Fco.·. SOTO

Por: Ronny Soto Sosa

periodicomicanton@gmail.com

En 1993 plasmó su primera producción discográfica titulada “Esparza Mía”, en la que recopiló temas escritos por él y por diferentes autores, entre los años 1945-1990.

Marco Francisco Soto Ramírez, intérprete desde 1980 de Ñor Antenor, personaje de su creación que fue declarado en 1989 como “Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza” por la Asociación Cultural Cantonal de Esparza, es el creador de toda una antología musical en la que incluyó temas de su autoría y otros reconocidos compositores locales.

En su producción, Marco Francisco Soto Ramírez incluyó temas como Tardes Esparzanas, de don Octaviano Solano Parra, quien se desempeñó como el profesor musical de la Escuela Arturo Torres Martínez, Mi Puntarenas (al ritmo de cumbia) de Alexander Flores Agüero y el bolero Playas de Majagual compuesto en 1945 por el esparzano Ricardo Carballo Murillo.

Además, en su propuesta Soto incluyó el tema El Mercado de Esparza, de su propia creación y en el que destaca jocosamente la cotidianidad del antiguo mercado esparzano y sus personajes que a diario asistían al sitio.

Entre otros de los temas se destacan Ña Pancha, el cual fue compuesto en 1955 por el profesor Jesús Watson Saborío, Recuerdos Esparzanos bolero compuesto por Rodrigo Zeledón Araya en 1950 aproximadamente y el merengue Luna de Esparza, de la autoría de Laura Rodríguez Vargas, tema que fue compuesto en 1975.

La producción también incluye los temas: Cerrillos de Ricardo Álvarez Rodríguez, el cual en su letra se destaca el ejemplo de un campesino auténtico y Serenateando en Esparza, al ritmo de corrido y el cual fue compuesto por Marcos Soto en 1984 con vivencias imaginarias y en donde se rescata las ya casi desaparecida costumbre de llevar serenata a las muchachas bonitas de la comunidad.

El trabajo discográfico cierra la lista con el tema Mi última ilusión, sentimental bolero compuesto en el año de 1960 por la profesora Etilma Gatgens Gatgens.

Contraportada del CD "ESPARZA MÍA..." del Folclorista y Cantautor MARCOS Fco.·. SOTO

Portada interna del CD "ESPARZA MÍA..." del Folclorista y Cantautor MARCO Fco.·. SOTO

El productor de esta exquisita producción musical, netamente esparzana, desde muy joven, empezó a desarrollar su espíritu investigativo y creativo, y en la actualidad sigue en su lucha por el rescate de la cultura del cantón.

El costo del disco es de 5.000 colones (Cinco mil colones), precio que no incluye gastos de envío. Si usted desea obtener esta excelente producción de Marco Francisco Soto, Profesor, Folclorista Garrobero y Cantautor Esparzano, puede comunicarse al E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

FUENTE: http://www.clients.goopsoft.com/periodicomicanton/secciones/articulo.php?articulo=7

***


El CD “ESPARZA MÍA…” se encuentra a la venta en ESPARZA, en:

1) Distribuidora ARHA (Tel. 2635-5230).

2) Estudio Fotográfico ESPARZA: (Tel. 2635-5952)

Para sus pedidos, comuníquese con el cantautor Marcos Fco.·. Soto R.  al Tel. 8637-1930.

E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

“ESPARZA MÍA…” Un Documento Musical de Importancia en la Voz de Marcos Fco. Soto

Portada del CD "ESPARZA MÍA"... del cantautor Marcos Fco.·: Soto Ramírez

Por: MSc. Claudia Quirós Vargas
Con Prólogo del Prof. Álvaro Pérez Jiménez
Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura del Cantón de Esparza

.

MARCO Fco.·. SOTO: Creatividad e Imaginación

Por: Prof. Álvaro Pérez Jiménez ( * )

Marco Francisco Soto Ramírez, el creador e intérprete de Ñor Antenor Agüero, nació en la Ciudad del Espíritu Santo de Esparza. Desde muy joven empezó a desarrollar su espíritu investigativo, creativo y captador de tradiciones diseminadas en las costumbres, en el habla y, muchas veces, por él rescatadas en nuestra región.

Gran intérprete con sus instrumentos musicales y en su voz, de muchas formas expresivas. Basta oírlo, para sentir que se está en presencia de un buen actor de teatro, de un buen cantor y de un muy buen payador criollo, nato, de nuestras tierras altas (la campiña), lo mismo que de las bajas (la ciudad cuatricentenaria o la costa).

Marco Francisco es indispensable y procurado en las celebraciones popula-res de nuestra región y, desde el año 1980, ya “vive” en el aprecio y en el alma del pueblo bajo el conocido nombre de “Ñor Antenor”, creación suya declarada “Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza” en el año 1989, por la Asociación Cultural Cantonal Esparzana y con el reconocimiento del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes; caso único en todo el país.

Asimismo, a principios de la década de 1990 creó, con el apoyo de la MSc. Claudia Quirós Vargas (Hija Predilecta del Cantón de Esparza y Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría” 1990), los Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo, así como la Bandera de la Provincia de Puntarenas.

En 1993, realiza su primera grabación discográfica titulada “Esparza Mía…”, tratándose de una Antología Musical que abarca el período 1945-1990. En ella, incluye algunos temas musicales de su autoría, a la par de otros de reconocidos compositores locales. Producción que le ha deparado gran cantidad de satisfacciones, al constituirse en casi obligatoria dentro del reperto-rio musical de gran cantidad de grupos de danza folclórica de todo el país, quienes la utilizan para desarrollar sus coreografías.

En la voz de Marco Francisco, temas como ‘Tardes Esparzanas‘ (autoría de Octaviano Solano) y ‘Mi Puntarenas‘ (del autor Alexander Flores) le dieron la vuelta al mundo, al ser escogidas como temas coreográficos durante el Festival Internacional de la Canción OTI, a principios del año 2000.

Conocidas son sus incursiones en los campos de la radiofonía y la televisión culturales, así como su faceta como columnista en la prensa escrita (Periódico “La Voz del Pacífico”).

Referirme a él no es un compromiso. Es una oportunidad para expresar sentimientos de aprecio y de fe a la persona de Marco Francisco Soto Ramírez, por lo de humanidad plena, rica y abundante capacidad imaginativa, por la enorme pluralidad de motivos y asuntos que domina.

¡Qué alegría motiva el surgimiento de valores como él! Qué importante que en nuestras regiones aparezcan estos tipos no comunes, extraños por su inteligencia y capacidad. Vitales por sus aportes a la cultura y a la vida.

( * ) Prof. Álvaro Pérez Jiménez

  • Hijo Predilecto del Cantón de Esparza
  • Director Co-fundador de los Liceos Diurno y Nocturno de Esparza

* * * * * * *

.

MARCO Fco.·. SOTO: Intérprete de Esparza Mía…


Por: MSc. Claudia Quirós Vargas ( * )

Marco Francisco Rojas Ramírez, mejor conocido como MARCOS FCO. SOTO RAMÍREZ, nació en la -más que- cuatricentenaria y apacible Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza, el 5 de julio de 1965, fruto del Hogar confor-mado por los señores Marco Tulio Rojas Soto (Tulio Soto), de grata memoria, y María Elena Ramírez Vargas. Padre de dos hijas: Indira Raquel y Kiara Verónica.

Se ha caracterizado como un personaje muy versátil y polifacético, a pesar de su juventud, destacándose especialmente en el campo de las artes musicales y escénicas, habiendo desempeñado funciones como Profesor de Música en el Liceo Nocturno de Esparza, en el Colegio Privado de Puntare-nas y en la Escuela Rosario Vásquez Monge, de Juanilama de Esparza. Además, dándose a conocer como un excelente ejecutante de guitarra y mandolina y como intérprete -con su magnífica voz- de exquisitas canciones de su autoría y otras de compositores regionales, así como, en general del folclor nacional y latinoamericano.

Como investigador, el Prof. MARCOS FCO. SOTO ha logrado recoger material para producir dos discos, el más reciente, titulado “ESPARZA MÍA…”, utilizado por gran cantidad de agrupaciones de danza folclórica nacionales, que contiene la obra de varios autores regionales; además de las suyas, éstas, muy representativas de la cultura popular del cantón, como “El Mercado de Esparza”, en la que recrea situaciones y personajes urbanos más populares de la ciudad.

Su creatividad y su proyección artística determinaron que el 13 de setiem-bre de 1989, la Asociación Cultural Esparzana, con el beneplácito del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, tomara el acuerdo de declarar el personaje de su creación ÑOR ANTENOR, como el “Personaje Típico-Cultural del Cantón de Esparza” (declaratoria única en su género, a nivel nacional), que recrea a las figuras típicas vivas, con el más acentuado ancestro campesino del Distrito Quinto (San Jerónimo) de Esparza, como son: Manuel Adán, Damián y Fidelón, entre otros. También ha enriquecido el círculo que rodea a ÑOR ANTENOR con la invención e interpretación de nuevas figuras como Yanuaria, Marcelina, Empédocles, Miguelón, el Padrecito Godínez, Cirilo y el Sabio Salomón, entre otros.

En ese mismo año, incursionó en la prensa escrita, a través del extinto Periódico cantonal “La Verdad”, con su columna humorística campesina de crítica social “Echando pa’lante con Ñor Antenor”, la cual se publicó durante algunos años en el Periódico Regional “La Voz del Pacífico”. Actualmente tiene publicaciones sobre la temática de Cultura Popular Es-parzana en la Web: www.puntarenas.com/antenor y www.puntarenas.com/portal (Sección “Artículos”), donde comparte con sus seguidores las peripecias y ocurrencias jocosas de sus personajes.

A principios de la década de los años 1990, el Prof. MARCOS FCO. SOTO RAMÍREZ, con la orientación de quien suscribe este artículo, creó los Símbolos Cantonales Esparzanos: La Bandera y El Escudo; así como también la Bandera de la Provincia de Puntarenas.

Marco Fco.·. Soto Ramírez ha sido catalogado como “uno de los mejores Secretarios que ha tenido nuestro Concejo Municipal

Habiendo prestado su servicios en la Municipalidad de Esparza, es meritorio destacar que ha sido catalogado como “uno de los mejores Secretarios que ha tenido nuestro Concejo Municipal“; opinión compartida por quienes han conocido de cerca su mística laboral, plasmada en los Libros de Actas y Archivos documentales de dicha Corporación Municipal, así como su especial don de gentes que le han convertido en un personaje muy apreciado por nuestra comunidad.

Cabe mencionar que el Prof. SOTO RAMÍREZ, recibió un justo reconocimiento a su labor de Cultor Popular durante el Festival Folclórico de Verano 2000, efectuado en Tres Ríos por la Asociación de Grupos Independientes de la Cultura Popular (AGICUP).

Todo lo anterior, le ha permitido incursionar con notable éxito en progra-mas televisivos a los cuales ha sido invitado, así como en espacios radiofónicos regionales y nacionales, habiendo destacado en la producción y dirección de su propio programa “Echando pa’ lante con Ñor Antenor”, en la desaparecida Radio Cordillera, luego en Radio Sideral; programa que resultó galardonado como “El Mejor Espacio Regional” en el Concurso Marconi 2001, promovido por la Cámara Nacional de Radio (CANARA).

[Actualización: De 2008 a 2010, laboró en calidad de Productor y Subdirector del Programa “Volando Lengua” (Radio Bahía).

Reconocido “Cuenta-cuentos”, participante en eventos promovidos por el Círculo de Narradores Orales de Costa Rica.
Por ser un talentoso exponente del folclor y la música tradicional de nuestro país y de Latinoamérica y, precisamente por su gran vocación artística pero, sobre todo por su autenticidad y esfuerzo en pro del fortalecimiento de la identidad esparzana, que la Comunidad y la Sra. Leyla Rodríguez de Pacheco, Primera Dama de la República, a través de su Programa “Así Somos”, designaron al Prof. MARCOS FCO. SOTO como el ‘DEDICADO‘ del Primer Festival Garrobero 2003.

Resulta meritorio destacar que el Prof. Soto Ramírez ha sido postulado en dos ocasiones al Premio Nacional de Cultura Popular Tradicional, ello, a principios de las décadas de los años 1990 y 2000, respectivamente.

Es así como la Asociación para el Rescate y Recreación de la Cultura del Cantón de Esparza, se complace por este medio en compartir con el respetable público un pequeño ‘atisbo‘ en la productiva vida del Prof. Marcos Fco. Soto Ramírez, uno de los más apreciados, connotados e importantes artistas y cultores populares representativos de nuestro cantón.

.

La Producción Musical “ESPARZA MÍA…”

“Esparza Mía…” es el resultado de un trabajo de investigación realizado por el Prof. MARCOS FRANCISCO SOTO RAMÍREZ sobre música de cantautores, en su mayoría del cantón de Esparza, cuyo fruto vemos plasmado en la recopilación de 10 canciones, dos de las cuales son de su autoría, que con su interpretación vocal nos presenta en el Disco Compacto que lleva este título, producto de su tenaz esfuerzo personal.

Siendo el primer trabajo de esta índole que se publica en nuestro cantón; además del propósito importante de la recopilación de dicho material, los objetivos fundamentales que ostenta son los de divulgación y contribución con la sensibilización de los jóvenes artistas de la región, para que en sus creaciones se inspiren en su entorno cotidiano, creando y recreando los elementos que realmente conforman nuestra identidad nacional.

Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo técnico-profesional del Prof. Sergio Molina Vindas (Orotina el 6/12/1960), quien posee estudios de composición y piano, cursados en la Universidad de Costa Rica, la Universidad Nacional y la Universidad Autónoma de Centroamérica. Ha sido integrante de las Bandas Municipales de Orotina y San Mateo y de la Banda Nacional de Puntarenas. Su experiencia musical la ha desarrollado en grupos de Rock, Jazz y orquestas de música popular bailable. Arreglista y compositor; desdek1991 posee el Estudio de Grabación MC Producciones, sito en Jesús María de Alajuela, en el cual se dedica a la producción de música de carácter comercial, música para teatro, música cristiana, etc.

El Prof. Molina Vindas, en sus preciosos y modernos arreglos musicales, supo conservar intacto el espíritu primigenio de cada una de las composiciones que hasta la fecha, y a pesar de ser conocidas algunas de ellas en diversos sectores de la región, no habían contado con la oportunidad de recibir un tratamiento especial en lo que a musicalización concierne, lo cual encontramos en este trabajo, llevado a cabo con los adelantos que la actual tecnología musical electrónica permite. Estamos en presencia del resultado del binomio Soto Ramírez-Molina Vindas, siendo, en una palabra: excepcional.

La cuidadosa selección de los temas que contempla este documento musi-cal, destacando su variedad rítmica, constituye en sus letras un recorrido por la geografía de nuestro cantón desde la campiña, pasando por la meseta, hasta el litoral; en canciones que destacan los elementos románticos, ecológicos, artísticos, etc., de la región, representando, por medio de sus compositores, los diferentes sectores populares del cantón.

.

Sinopsis de las Canciones del Álbum Musical ESPARZA MÍA…”

1. TARDES ESPARZANAS (Pasillo) Himno del Cantón de Esparza
Con letra y música de nuestro querido y recordado Maestro de música de la Escuela Arturo Torres, el Prof. Octaviano Solano Parra (q.d.D.g.). Este canto compuesto a principios de la década de los años 1960, aproximadamente, es un poema que sintetiza el sentimiento de veneración y respeto de los Esparzanos por nuestro terruño.

2. MI PUNTARENAS (Cumbia)
Compuesta en 1987. Su compositor, el cantautor Alexánder Flores Agüe-ro (Premio Nacional de Cultura Popular Tradicional 1998), nativo de Miramar de Montes de Oro; confeso enamorado de las bellezas de nuestra región del Pacífico Central, para quien no existen límites en la fraternidad que ostentamos los puntarenenses; aborda en sus creaciones una temática exquisitamente descriptiva de los lugares circundantes y su cotidianidad. Esta cumbia nos mueve a la reflexión: ¿Para qué viajar a otros países, teniendo en nuestra Región las bellezas naturales más increíbles?

3. PLAYAS DE MAJAGUAL (Bolero)
Romántico bolero compuesto por el Lic. Ricardo Carballo Murillo, esparzano de “pura cepa”, insigne maestro, ex diputado y brillante abogado. Esta obra, compuesta en 1945 aproximadamente, rescata parte de los tradicionales paseos que la sociedad esparzana solía realizar a un sector de Mata de Limón, que en aquella época se conocía con el nombre de Playas de Majagual (Majagua: arbusto endémico del litoral Pacífico).

4. EL MERCADO DE ESPARZA (Cumbia)
Compuesta en el año 1985. Su autor e intérprete, el Prof. Marco Francisco Rojas Ramírez (MARCOS FCO. SOTO), describe en forma jocosa la cotidianidad del antiguo Mercado Municipal de Esparza, con toda la gama de personajes que ello supone: trameros, compradores, vendedores de lotería y de rifas, observadores, etc.; destacando la mención de sobrenombres y Refranero Esparzano. El Mercado… punto de fraternal reunión diaria de los personajes populares del cantón.

5. ÑA PANCHA (Tambito)
Compuesta en el año 1955, aproximadamente, con letra y música del querido y respetado Maestro de Música, el Prof. Jesús Watson Saborío (q.d.D.g.); quien fundara hace muchos años el recordado “Coro Santa Cecilia”; ex director fundador de la Escuela Municipal de Música de Esparza que, en justo reconocimiento fue bautizada con su nombre. Esta canción anecdótica, describe una jocosa escena campesina, característica de la región, en la cual se citan elementos humanos esenciales del campesinado, como son los apelativos “Ña Pancha, Ñor Marcelino y el Tuerto Ñor Juan”, en su convivencia con animales domésticos en su ambiente natural.

6. RECUERDOS ESPARZANOS (Bolero)
Compuesto en el año 1950 aproximadamente, por el ilustre científico, Dr. Rodrigo Zeledón Araya, connotado investigador y ex Ministro de Ciencia y Tecnología; quien a lo largo de su vida ha tenido una íntima relación con la comunidad esparzana, debido a que a su abuelo, el poeta José María (Billo) Zeledón Brenes, autor de la letra del Himno Nacional, vivió sus últimos años en la Hacienda La Pastora, en Esparza. Fue en una de esas multicolores tardes esparzanas, ante la ausencia de la amada, cuando compuso este sentimental bolero.

7. LUNA DE ESPARZA (Merengue)
Es la canción de una humilde y apreciada esparzana que desde muy joven se ausentó de su terruño, pero nunca se desarraigó de su ciudad natal: Laura Rodríguez Vargas (q.d.D.g.), quien en 1975 compuso esta pieza. Aunque su remozado ritmo es alegre, el sentido de su letra es nostálgico, al haber sido compuesta lejos de su añorada tierra.

8. CERRILLOS (Bolero)
Compuesta a mediados de la década de los años 1970, por el querido y re-cordado Ricardo Álvarez Rodríguez (q.d.D.g.); cuyas vivencias se des-arrollan en la parte alta del Distrito V (San Jerónimo) de Esparza. En esta obra se plasma el ejemplo de un auténtico campesino, líder de su comunidad, quien además de desarrollar sus faenas agrícolas, llegó a ser un sensible creador del arte, con tan profundos sentimientos, como medio para idealizar a su querido pueblo.

9. SERENATEANDO EN ESPARZA (Corrido)
El Prof. Marco Francisco Rojas Ramírez (MARCOS FCO. SOTO), compuso esta jocosa canción, con vivencias imaginarias, en 1984. En ella se rescata la casi desaparecida costumbre de llevarles serenatas a las muchachas bellas de la comunidad, así como a los buenos amigos.

10. MI ÚLTIMA ILUSIÓN (Bolero)
La Prof. Etilma Gätgens Gätgens, insigne educadora pensionada, nacida en Cerrillos de Esparza, compuso este sentimental bolero al final de la década de 1960. Esta canción, dedicada a un amor de juventud, nos remonta a la época en que la autora debió abandonar su amado pueblo para dedicarse al estudio, en procura de un mejor porvenir. Su inocente, pero emotivo verso, emociona profundamente.

* * * * * * *

De esta forma, hemos vislumbrado en esta sinopsis representativa del tra-bajo del Cantautor Esparzano, el Prof. MARCOS FRANCISCO SOTO RAMÍREZ, una parte de los importantes alcances culturales que el mismo tiene, por propia virtud. Constituye, además, un homenaje a los Autores de las obras, especialmente a los ya desaparecidos.

“Esparza Mía…”, el Primer Volumen Antológico de la Música Popular Esparzana, es una incursión inolvidable por las tierras del romance… Es un desfilar continuo de personajes y paisajes en alucinante poesía que cautiva nuestros sentidos…

* * * * * * *

( * ) MSc. Claudia Quirós Vargas

  • Hija Predilecta del Cantón de Esparza
  • Premio Nacional de Historia “Aquileo J Echeverría”, 1990
  • Presidente de la Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura del Cantón de Esparza

Templo Parroquial de Esparza

“Esparza Mía…” es -sencillamente- mi Esparza …


El CD “ESPARZA MÍA…” se encuentra a la venta en ESPARZA, en:

1) Distribuidora ARHA (Tel. 2635-5230).

2) Estudio Fotográfico ESPARZA: (Tel. 2635-5952)

Para sus pedidos, comuníquese con el cantautor Marcos Fco.·. Soto R.  al Tel. 8637-1930.

E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (1931-2006): Apasionada por la Historia y la Cultura Popular

MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS, Historiadora y promotora de la Cultura Popular Esparzana.

Por: Marco Fco. Soto Ramírez ( * )

Claudia Quirós Vargas nació en Heredia, hija de padres esparzanos, don Fernando Quirós Moraga y doña Gladys Vargas Chavarría. Desarrolló su vida en la Ciudad del Espíritu Santo de Esparza, al punto de considerarse a sí misma como “legítima garrobera”.

Máster en Historia (1988) y Egresada del Doctorado de Historia (2004), Cavita Quirós estuvo profesionalmente ligada a la Pedagogía y a la Historia, en su calidad de Maestra de escuelas primarias de Esparza y Puntarenas; impartiendo lecciones durante 30 años en la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica (UCR), de la cual llegó a constituirse en Catedrática, y fungiendo como Investigadora del Centro de Investigaciones Históricas de América Central (CIHAC) de la UCR. Viajó a los principales Archivos Centroamericanos, así como al Archivo de Indias (España), procurándose documentación de primer orden, con el propósito de elaborar su inestimable trabajo. Su especialización en Historia Colonial, contribuyó con la renovación de la interpretación de la vida social, religiosa y económica de Costa Rica entre los siglos XVI y XIX.

Publicó gran cantidad de artículos en revistas especializadas de Centroamérica; asimismo, publicó varios libros, entre los que destaca “La Era de la Encomienda” (Editorial UCR), por el cual recibió el Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría”, 1990.

Fue Presidenta fundadora de la Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura del Cantón de Esparza. Igualmente, presidió la Federación Costarricense de Organismos de Cultura Popular Independiente (FECOCUPI), habiendo representado dignamente a nuestro país en distintos Seminarios sobre Cultura Popular efectuados en el área centroamericana.

Nuestro cantón le debe a Claudia la declaratoria de “Monumento de Interés Histórico-Arquitectónico” a gran cantidad de importantes edificaciones, entre las que se cuentan: el Parque “Ignacio Pérez Zamora”, el Cementerio, la Casa de la Cultura “Juan Bta. Matamoros Montoya”, la Estación del Ferrocarril al Pacífico, sita en Caldera, los Túneles Ferroviarios de Cambalache y Miraflores. Asimismo, presentó ante el Cuerpo Concejil una moción mediante la cual logró establecerse como Himno del Cantón de Esparza al pasillo “Tardes Esparzanas” del recordado compositor don Octaviano Solano Parra.

Vale mencionar que Claudia Quirós, en co-autoría con el folclorista Marcos Fco. Soto  Ramírez, fue co-creadora de la Bandera y el Escudo del Cantón de Esparza y de la Bandera de la Provincia de Puntarenas, a principio de la década de los años 1990.

Como reconocimiento a su extensa y valiosa obra de toda una vida, en el prólogo de su libro de publicación póstuma, ”Costa Rica en el siglo XV: Descubrimiento, Exploración y Conquista” (coautoría con Juan Carlos Solórzano Fonseca, Editorial UCR), podemos leer las palabras del MSc. Francisco Enríquez  Solano, Director de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica, al referirse al deceso de Claudia Quirós:

“…la mayor pérdida la tiene el país, la de una ciudadana honesta, leal, sincera, trabajadora, solidaria, comprometida y consecuente con lo que creía. Esos valores y otros muchos que la caracterizaban convierten a doña Claudia en un ejemplo cívico en la Costa Rica de hoy”.

Cavita Quirós cruzó el Umbral hacia la Casa del Padre Eterno el 9 de febrero de 2006.

.

*****************************

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestro Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza

.

 E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

ESPARZA: Cuna y Residencia de Grandes Exponentes de las Ciencias, Artes, Letras y más… (Berrinche Artístico-Cultural)

Marcos Fco.·. Soto, el Autor.

Por: Marco Fco.·. Soto Ramírez (*)

Año 2008. ESPARZA HA SIDO Y ES lugar de nacimiento y residencia de grandes exponentes de las Ciencias, las Artes, las Letras y muchísimo más, todo ello, motivo de orgullo y digno de ser imitado y mejorado…

Quienes nos hemos venido dedicando -cada quien a sus propios menesteres vocacionales artístico-culturales- siempre hemos tenido el apoyo incondicional y solidario del público cantonal… Lo cual se agradece en demasía…

Y -como ‘Es de bien nacidos ser agradecidos‘-, he de agradecer las veces que mis sugerencias han sido atendidas en nuestra municipalidad, cuando he ido a compartir alguna idea y/o se me ha solicitado mi opinión personal sobre determinados y afines tópicos, en procura de la realización de una actividad cantonal.

No obstante esto, las Autoridades Locales, propiamente los Concejos Municipales de turno -desconozco la razón- nunca han sabido o querido implementar un plan sostenible de fomento y desarrollo artístico cultural cantonal que nos permita y/o motive a presentar nuestros trabajos, fortaleciendo así nuestra identidad esparzana (esparzaneidad)…

Y es que los Artistas, si bien es cierto que debemos ganarnos el sustento de nuestras familias, también es cierto que -en aras de nuestra vocación- no es simple y únicamente ‘plata‘ lo que andamos buscando, pues en mi caso, me he ganado la Vida honestamente, por medio del trabajo tesonero, en muchas honrosas y variadas actividades (terapéutica, producción radiofónica y discográfica, comercio, educación, arte, fotografía, diseño gráfico, etc.), en distintos momentos de mi Existencia; y mi ‘motor personal’ ha sido en lo artístico el compartir solidariamente con mi congéneres mi trabajo creativo, en el 95% de las veces de manera gratuita, pues lo he desarrollado para Centros Educativos, Instituciones locales, Municipalidad…

El artista lo que necesita es que se le facilite un lugar para presentarse y compartir con la colectividad el producto creativo ‘parido‘ por su intelecto e iniciativa… Ya solamente eso resulta positivo para promocionar su trabajo…

Me siento muy orgulloso de ser esparzano (espartano-garrobero legítimo), amante de nuestras tradiciones más queridas, positivas y añejas; pero siempre me ha dejado un desagradable sinsabor la desidia institucional de este entrañable Terruño, en éste y otros tópicos…

.

Vista del Festival de la Esparzaneidad, diciembre de 2005

.

Somos muchos, quienes -de una u otra forma-, en mi caso muy humilde y -al no haber más opción- silenciosamente  hemos venido realizando labores que deberían tener iniciativa y/o apoyo gubernamental, quienes -ante la ausencia de este emprendimiento institucional- no nos ha quedado ‘más tren’ que trabajar con las uñas en pro de enaltecer el nombre de nuestro querido cantón, muchas veces fuera de nuestra jurisdicción territorial… A algun@s les parecerá que estamos del todo ausentes de las ‘tablas’ o escenarios esparzanos, pero, eso no es así, sino que aprovechamos las oportunidades que se nos presentan para desarrollar nuestro trabajo y esparcir nuestro mensaje ´garrobero´ en otros lares…

Tengo el anhelo de poder ser -algún día- testigo de excepción de ese esperado cambio positivo de actitud institucional… ¡Valga, para abonarle a ello, este pequeño ‘berrrinche‘ artístico-cultural!  ¡Ja ja ja ja!

Ahora bien, aclaro… No se trata de criticar nada más… En mi caso particular, hace poco más de un mes, presenté a la consideración de uno de los candidatos a la Alcaldía el texto parcial de un Proyecto que vendría a coadyuvar -aplicando los Principios de la moderna Gestión Cultural- en la promoción de los actores del quehacer artístico cultural Esparzano… Causó tal impacto mi propuesta que -de una vez- se incluyó dentro del Plan de Gobierno de su Movimiento Político, el cual -de momento- NO deseo mencionar acá, pues, NO tiene ningún sentido causarle molestias a nadie… Ya veremos qué sucederá con el tiempo…

.

*****************************

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestro Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza
  • Su espacio radiofónico “Echando pa’ lante con Ñor Antenor”  fue galardonado como “La Mejor Producción Regional” en el Certamen Marconi 2001, de la Cámara Nacional de Radio (CANARA).
  • Columnista del Periódico MI CANTÓN (Esparza).

 .

E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

.
*******************

Este artículo fue publicado originalmente en El Portal de Puntarenas.com http://www.puntarenas.com/portal/articles.asp?id=38&page=4


CLAUDIA QUIRÓS VARGAS, su aporte a la Historia Colonial de Costa Rica y Centroamérica

MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS, Historiadora Esparzana de renombre Internacional.

Por: Elizet Payne Iglesias (*)

Revista Historia, ISSN: 1012-9790,  No. 57-58, enero-diciembre 2008. / pp. 9-20

Con una personalidad tenaz y constante, Claudia Quirós Vargas tuvo una larga trayectoria en la vida educativa de este país; tanto a nivel de primaria como de la educación superior, aunque sus aportes en la educación en general no deben desestimarse, en particular en las regiones de su interés investigativo, como lo fueron el Pacífico Central y Norte de Costa Rica.

Nacida en Heredia, pero orgullosa esparzana, desde joven, Claudia Quirós Vargas dio signos de su interés por el conocimiento y la comprensión de la historia y la sociedad. Recorrió tempranamente las viejas poblaciones y puertos coloniales, sus haciendas, ríos y caminos; conoció a su gente con quienes se identificó y llegó a formar parte de ellos. Su precoz compromiso social la llevó a formarse como maestra de educación primaria, en la región de Esparza y Puntarenas. Se graduó en 1960 como maestra, puesto en el que se desempeñó, hasta que fue nombrada directora de una escuela en Chacarita de Puntarenas. Estaba frente a esta responsabilidad cuando decidió entrar a la Universidad de Costa Rica en el Centro Regional de Occidente en San Ramón de Alajuela, ingresando al profesorado en Estudios Sociales y graduándose de Bachiller en Historia y Geografía en 1972.

Su entrada a la disciplina de la Historia se efectuó en un momento clave en la vida académica del país y de la Universidad de Costa Rica en particular, ya que se perfilaban cambios notables en los estudios históricos, gracias al aporte de destacados académicos nacionales y extranjeros recién llegados al país; entre ellos, los más reconocidos fueron Ciro Cardoso y Héctor Pérez Brignoli. De sus maestros surge su particular adhesión a la investigación económica y social −muy fuerte en sus primeros años− bajo la influencia de la Escuela de los Anales y del Materialismo Histórico.

En la Universidad de Costa Rica, obtuvo la Licenciatura en Historia en 1976 y la Maestría en Historia en 1987. Se egresó del doctorado en Historia en el año 2000 en la misma universidad y en el año 2001 realizó su pasantía doctoral en el Archivo General de Indias en Sevilla, España. Realizó investigaciones documentales en el Archivo Nacional de Costa Rica, Archivo de la Curia Metropolitana de San José, el Archivo General de Centroamérica, Archivo Diocesano de León, Archivo General de Indias y en un sinnúmero de bibliotecas nacionales y extranjeras. A partir de 1985 formó parte del Equipo de Historia Antigua y Colonial del Centro de Investigaciones Históricas de América Central (CIHAC) y fue miembro hasta su muerte en el 2006, del Consejo Científico de dicho Centro.

Sirvió como docente por muchos años de los cursos de Historia de la Cultura, Historia de las Instituciones de Costa Rica, Historia Colonial de Centroamérica con énfasis en Costa Rica, Historia Contemporánea de América Latina, Etnohistoria de los pueblos de indios de Costa Rica, Paleografía y Neografía latinoamericanas, Seminario de Realidad Nacional, Seminario de Temas Contemporáneos, Seminario de Centroamérica, Seminario de Graduación y Seminario de Cultura Popular.

En la Escuela de Historia y sobre todo en el Equipo de Etnohistoria y Colonialismo del Centro de Investigaciones Históricas de América Central, aún no hemos superado su ausencia. Todavía solemos acudir a su memoria, a sus documentos y a sus textos, para argumentar o documentar, algunas de nuestras preocupaciones y disquisiciones sobre la historia del país. También lo hacemos recurrentemente en nuestras clases de Historia Colonial de Centroamérica y Costa Rica, y Neografía Hispanoamericana con el fin de exponerles a los estudiantes los debates, investigaciones y problemas que presenta esta especialidad. Su cubículo, número 602, aún nos recuerda las prolongadas conversaciones que mantenían los estudiantes y los colegas con doña Claudia.

La maestra, investigadora y activista

En su labor como docente, investigadora y activista, Claudia Quirós Vargas pudo dilucidar la importancia de conocer el pasado para interpretar el presente o, al contrario, encontró que la comprensión del presente podía favorecer el conocimiento del pasado. Uno de los ejemplos más recientes ha sido su participación como activista en movimientos ecológicos y sociales, en los que dio su aporte desde el punto de vista documental e his­tórico-crítico. Sus trabajos más recientes revelan que la problemática ambiental era parte de su agenda investigativa.

Otro asunto notable en su discurrir histórico es que en cada uno de sus libros, artículos y ponencias, Claudia Quirós Vargas persistió en evidenciar la injusticia social que afectaba a los sectores menos favorecidos. De manera que para ella, era igualmente válido denunciar esta situación, ya sea en el siglo XVI, XVII o en el presente. Si se estudian sus escritos, estos comentarios aparecían en la introducción o bien en la conclusión de sus trabajos. Al respecto, resulta memorable la dedicatoria que hizo de su libro La era de la encomienda, en el que destacaba: “A los indígenas costarricenses, protagonistas fundamentales de nuestra historia colectiva”. (1) Un libro que a su vez entregó al “pueblo costarricense”. Precisamente, en 1990, con este libro, obtuvo el Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría”, el cual fue producto de su tesis de Maestría, La encomienda en Costa Rica y su papel en la estructura socioeconómica colonial, 1569-1699. (2)

También incursionó y participó activamente en los debates sobre los orígenes de la identidad nacional, la que, según ella, fue el resultado de los diversos grupos étnicos, pero fue ante todo fiel defensora de las raíces indígenas como constructoras de la sociedad costarricense. Su búsqueda constante la llevó a aplicar la interdisciplinaridad. Prueba de ello fue su aproximación a la geología, la arqueología y la antropología. En el caso de la geología, sus investigaciones con el geólogo Geovanny Peraldo y sus trabajos con las antropólogas María Eugenia Bozzoli y Margarita Bolaños. Así lo afirmaba cuando escribió que:

[…] la interdisciplinariedad me ha proveído de novedosas propuestas y estrategias de investigación para arribar a una nueva forma de entender la Historia y el mundo. En primer término se destaca la posibilidad de utilizar además de las fuentes documentales, los trabajos sobre arqueología, la historia oral y el trabajo de campo”. (3)

Por lo tanto, no cabe duda que fue esta experiencia interdisciplinaria la que la acercó al trabajo de campo y a la historia oral. Fue doña Claudia una persona inquieta que, no conforme con la mera erudición, procuró la búsqueda constante de nuevas alternativas de investigación y de participación, como ella misma lo señaló. A pesar de estar aferrada al documento en sus primeros años, su época de madurez nos presenta a una Claudia Quirós Vargas un tanto alejada de la vida académica y más preocupada por la historia de las comu­nidades, caminos, puertos; pero detrás de ellos lo que buscaba era la historia de la gente.

Su aporte desde lo empírico y documental

Su primer acercamiento a la investigación histórica la lleva al Archivo Nacional de Costa Rica en 1974, año en que inicia su tesis de Licenciatura en Historia con un tema que conmemoraba los 400 años de la fundación de la ciudad de Espíritu Santo de Esparza. A partir de allí, su relación con el documento será fundamental e inseparable, por lo que inicia con rigor metodológico su acercamiento “técnico y crítico al documento” con el uso de la Paleografía y la Neografía hispanoamericanas.

En sus cursos de Paleografía y Neografía latinoamericanas, los estudiantes entraban en relación con sus primeras lecturas documentales, como las cartas de Juan Vázquez de Coronado, los padrones de pueblos de indios, los testamentos de la elite de Cartago, y hasta descripciones de enfermedades y de partos. La enseñanza no sólo estuvo en la lectura y transcripción adecuada de los documentos, sino en la exigencia y rigurosidad de conocer y elaborar una lectura crítica de la fuente; a lo que se suma su constante insistencia en el cuidado y respeto por los documentos. Pocos años más tarde, en 1996, ella reconocía la importancia de dicha documentación al asegurar que: el “documento indiano” es la base para ahondar en el conocimiento de la Época Colonial. (4) Por lo que se deduce que para ella el documento solo tiene sentido y cobra vida cuando se lee, se transcribe y se interpreta en su contexto.

Prueba de su dominio del acerbo documental fueron sus tesis de licenciatura y maestría, así como un buen número de artículos. Su habilidad como paleógrafa no ha sido superada; durante muchos años se dedicó a transcribir el primer tomo de los Protocolos Coloniales de Cartago, que datan de 1607. Aunque el documento se transcribió en su totalidad, solo han sido publicados algunos fragmentos de esta fuente tan importante.

Su legado desde la investigación

Como investigadora, sus primeros pasos inician con una crítica a la historiografía colonial tradicional, centrada hasta ese momento en biografías del grupo dominante, instituciones o aspectos jurídico-políticos, como gobernaciones, cabildos, pobladores y jurisdicciones territoriales. De manera que dio un giro notable al estudio de la historia económica y social regional de la Época Colonial, al profundizar en los orígenes de la ganadería en el Pacífico Central del país. Después de superados estos temas incursionó en el análisis de la encomienda como institución económico-social, poniendo especial énfasis en los principales sujetos involucrados: indígenas, encomenderos, comerciantes y ganaderos, criollos y españoles. Por lo tanto, con los aportes ofrecidos en los mencionados cam­pos, Claudia Quirós Vargas decide ahondar en la historia económica y social de la época colonial, durante los siglos XVI y XVII: “…sin renunciar a la perspectiva global”. (6)

Como se ha anotado, su punto de partida fue la tesis de Licenciatura en Historia, Aspectos socioeconómicos de la ciudad del Espíritu Santo de Esparza y su jurisdicción (1574-1848), (7) población a la que llamó con orgullo, “Ciudad Primada de Espíritu Santo de Esparza”. Puede afirmarse que este estudio es el que marca el camino de sus futuras investigaciones sobre la historia económica colonial, más específicamente, la historia regional y la historia de la hacienda ganadera. Otra directriz que marca su interés es que debido a la celebración ya mencionada “…como esparzana tiene la obligación de indagar en la historia de su ciudad y de restaurar el nombre de la ciudad”. (8)

Este texto constituye sin duda el primer trabajo serio sobre la historia económica y social de la región de Esparza, lo que marca un punto de partida poco explotado para el resto del país. Por diversas razones este trabajo no pudo ser publicado en su totalidad; pero muchas de las hipótesis ahí expuestas aparecen en futuros artículos, sobrepasando el ámbito regional.

Entre los años 1974-1976 Claudia Quirós Vargas llegó a convencerse de la importancia de estudiar la Época Colonial la que, señala, es la menos investigada de la historia de Costa Rica, particularmente el siglo XVII, que constituye el periodo menos conocido debido a la limitación de las fuentes y sobre todo a la dificultad de su lectura. Encontró que, en el siglo XVI, Esparza debió su fundación a sus condiciones regionales, y en particular a su ubicación en el Pacífico Central: “No hay duda que este nuevo asentamiento se hizo en función del puerto de La Caldera, porque la nueva ciudad fue la sede de funcionarios y autoridades encargadas de controlar la actividad portuaria, en cuanto a ‘registro’ y ‘despacho’ de naves, cálculo y cobro de impuestos”. (9)

Otro aspecto relevante fue el estudio de los “títulos de propiedad”, los que, en el caso de Esparza, señaló que el 97% de todas las tierras con título se destinaron a las actividades ganaderas, por lo cual surgió la economía ganadera en la región: “De manera que este apogeo de la ganadería, convirtió a nuestra región en la proveedora de carne, queso, cueros, etc. de toda la provincia y algunas poblaciones de Nicaragua como Rivas, León y Granada”. (10)

Una línea de investigación encontrada en esta tesis de licenciatura fue la conexión del valle de Bagaces y Esparza, con propietarios y ganaderos de la Villa de Nicaragua —Rivas—. Posteriormente, estas ideas las expuso en su artículo “La sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento de la ‘hacienda de campo’ en el Pacífico norte de Costa Rica: primera mitad del siglo XVIII”, publicada en Estudios Sociales Centroamericanos, en 1999. (11)

Superado el trabajo regional sobre Esparza y su jurisdicción, su labor se dirigió a mejorar los ya mencionados obstáculos que constituía el siglo XVII para la correcta comprensión de la economía y la sociedad colonial. Momento en el que plantea su tesis de maestría en Historia La encomienda en Costa Rica y su papel dentro de la estructura socioeconómica colonial: 1569-1699, que más adelante se publicó como libro: La era de la encomienda.

Este trabajo constituye el estudio más completo de la época de la encomienda a nivel de la historiografía centroamericana. Es un análisis con perspectiva global de la primera configuración colonial de Costa Rica, surgida en el contexto de la crisis de la población indígena y el consecuente deterioro de la encomienda en Centroamérica. El año 1569 marca el inicio de la institución de la encomienda en la provincia de Costa Rica y finaliza en 1695, momento en que se cita por última vez a un encomendero.

El texto tiene un invaluable aporte desde los puntos de vista económico y social, mencionaremos los más importantes. En primer lugar, la interpretación de la conquista de Costa Rica como un proceso regional centroamericano, distinguiendo entre la penetración hispana en Nicoya en la década de 1520, y la que se presentó 40 años después con la incursión de los conquistadores al Valle Central. Este proceso, lo denominó “la invención de Costa Rica y Nicoya”. De ahí que propuso la necesidad de ahondar en los estudios regionales de Centroamérica con el fin de que: “… trascienda los estrechos límites políticos contemporáneos, para emplear la perspectiva regional que adquiera mayor sentido histórico”. (12)

En segundo lugar, la autora muestra que el motor que propició la conquista del Valle Central de Costa Rica y su jurisdicción, fue la búsqueda de mano de obra indígena y cuyo resultado más importante fue la encomienda en sus dos variantes: la encomienda de servicio personal y la encomienda de tributo en especie.

En tercer lugar, en La era de la encomienda, argumenta que, al contrario de lo que se ha sostenido, el mestizaje no fue un fenómeno tan temprano en la Costa Rica colonial, sino más bien tardío, del siglo XVII. (13)

El trabajo está realizado desde la perspectiva de la historia total, ya que la autora ofrece mayor atención a la encomienda desde el punto de vista de la explotación indígena, en particular, la sometida al sistema tributario. Aunque también toma en cuenta otras formas de explotación de la mano de obra como fueron los indios alquilones, los naboríos o laboríos y los negros esclavos; tal y como lo señala seguidamente: “El indio como tributario, estuvo sometido a una diversidad de relaciones de explotación, que en lo fundamental iban orientadas a extraer productos autóctonos o a apropiarse de la mano de obra directa”. (14)

La encomienda en Costa Rica fue una institución efectiva y exitosa pero debe comprenderse en su momento y en su espacio. Esta se circunscribe en el contexto de la dramática disminución de la población tributaria y la desintegración de las comunidades, tanto en el resto del Reino de Guatemala, como en la propia Costa Rica, y en la provincia de Costa Rica perduró hasta finales del siglo XVII. A la crisis demográfica que marca el inicio de la encomienda, se suma el colapso comercial del siglo XVII en las colonias españolas, aspecto escasamente tratado en este trabajo. Las dos situaciones mencionadas fueron los principales factores que desencadenaron los conflictos entre la Corona, la Iglesia, los encomenderos y colonos, debido al reparto de la población sobreviviente, que dio pie a su vez, a la penetración de las autoridades y grupos principales en las zonas de refugio indígenas como Talamanca y las llanuras del norte.

Al mismo tiempo, Claudia Quirós Vargas pretendió elaborar una cronología del sis­tema tributario impuesto en Costa Rica; fuese este en especie, en trabajo personal o bien en dinero. Esta cronología se constituye en un punto polémico porque supone que, en la segunda mitad del siglo XVII, predominaba el tributo en servicio personal. En cambio, otros autores argumentan a favor del tributo en especie a lo largo de todo el siglo XVII. (15) En los dos casos es importante sostener que ambas formas de encomienda coexistieron en el siglo en cuestión, a pesar de que en otros ámbitos coloniales esta institución ya había desaparecido desde el siglo XVI.

En los últimos capítulos de La era de la encomienda, Claudia Quirós Vargas se dedica a mostrar la existencia de contradicciones internas entre la elite provincial, en vista del dominio sobre ciertos productos, precios y mercados. En relación con la ganadería y las propiedades del Pacífico Central y Norte de Costa Rica, hizo algunas propuestas acerca de la relación entre la elite colonial con el resto de los grupos sociales. Como ejemplo de ello, sugiere que los orígenes del campesino del Valle Central, se dieron en los primeros años del siglo XVII,(16) como resultado de la colonización agrícola en el Valle Central occidental, en medio de un proceso de diferenciación existente en el interior de los grupos. Este ha sido un aspecto sumamente importante para comprender la configuración de la sociedad colonial y la génesis de un campesinado mestizo, surgido en una sociedad desigual, pero libre.

Un buen extracto de sus principales ideas lo encontramos en un artículo publicado, en colaboración con Elizabeth Fonseca, denominado “Economía colonial y formación de las estructuras agrarias”,(17) en el que las investigadoras analizan las instituciones económicas y políticas de origen colonial y su relación con los grupos sociales y étnicos surgidos en la época.

Su artículo “Las actividades económicas de la provincia de Costa Rica, 1569-1610”,(18) constituye una de las primeras incursiones al estudio del capital que dio origen a las actividades económicas de la elite de Cartago. Por lo que concluye que este capital se consolidó sobre la base del tributo en especie y su consecuente comercialización en manos de unos pocos encomenderos. De ahí que afirma: “El tributo en especie y su comercialización constituyen la fuerza motriz de la economía colonial”.(19) Desde esta perspectiva es evidente que, tanto la comercialización del tributo en especie, como la exportación de mulas hacia Panamá, constituyeron la base material para el ascenso de un sector social dominante constituido por un círculo reducido de familias “encomenderas”. Así mismo, encuentra que fue el Valle Central de Costa Rica el primer polo dinámico de la economía provincial.(20)

Esta autora procuró también el diálogo interdisciplinario que gestó con otras áreas de la docencia y la investigación, lo que derivó en aportes significativos. Entre ellos, su estudio sobre la sismicidad histórica en Centroamérica, proyecto realizado por la Escue­la Centroamericana de Geología y el Instituto Panamericano de Geografía e Historia, producto del cual publicó un artículo en la revista Reflexiones: “Un encuentro entre la geología y la historia colonial”.(21) Entre sus objetivos estaba buscar la recurrencia, origen y procesos generadores de los eventos sísmicos de mayor impacto en la región, tomar medidas preventivas, así como elaborar un Catálogo Sísmico de Centroamérica y un Catálogo Sísmico de Costa Rica (1608-1910).

Este proyecto, según sus propias palabras, representa un acercamiento de los historiadores con los geólogos: “La Historia y los historiadores aportaron los instrumentos necesarios para un enfoque retrospectivo, no tradicional, de la sismología, abriéndose una importante brecha y una gama de posibilidades a los científicos interesados por el estudio de los terremotos y los problemas sociales que estos originan”.(22) La geología usa las evidencias no tradicionales, en este caso, los fondos documentales, códices, pergaminos, gacetas, periódicos, crónicas, testimonios orales, etc. Con la sismicidad histórica surgió una nueva alternativa de investigación que vinculaba la investigación con el compromiso social, porque aseguraba que era la sociedad la “…protagonista del drama que genera cada terremoto o cada evento sísmico”.(23)

La interpretación de una historiadora que ha llegado a su madurez académica, es notable en sus artículos de finales de los años 1990 y principios del siglo XXI. Entre ellos, el significativo análisis de “Las cofradías indígenas en Nicoya”,24 en el que destaca la importancia de las cofradías desde el punto de vista económico y religioso. En este artículo devela su preocupación por investigar la ganadería en la Época Colonial, problemática que ya había elaborado en 1976. La ganadería en las cofradías indígenas de Nicoya:

 […] tuvo éxito a pesar de la matanza indiscriminada de vacas y terneros para obtener sebo. Contradictoriamente, las cofradías indígenas, por medio de arrendamientos a parti­culares de ganado mixto de las propias cofradías, contribuyeron al desarrollo de la ganadería, elemento fundamental en la contribución de la guanacastequidad que ha persistido hasta el presente”.(25)

Otros temas estudiados por ella y enmarcados dentro del sistema de explotación de la encomienda, fueron los que se refieren a la violencia comunal. En su artículo “La violencia comunal en el pueblo indígena San Juan Evangelista de Tobosi: juicio criminal por ‘filicidio’ contra Catalina Pérez 1781”,(26) denuncia las injusticias cometidas en contra de las comunidades indígenas por parte de las autoridades españolas. También la situación refleja el deterioro de las comunidades y la desintegración familiar, siempre dentro del contexto de la sobreexplotación de la mano de obra por parte de los encomenderos, comerciantes, ganaderos y propietarios. Para analizar dicho suceso recurre a la psicología social y al término “violencia estructural”. Llama la atención de que, hace una relación entre la violencia que vive la Costa Rica actual con la del pasado. En ambas no había más que grupos excluidos, sometidos a la violencia “estructural”.

Desde la Historia Regional, Claudia Quirós Vargas llevó a cabo las primeras publicaciones sobre la relación entre la economía ganadera de Nicaragua y de Nicoya. En especial su trabajo “La sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento de la ‘hacienda de campo’ en el Pacífico Norte costarricense: primera mitad del siglo XVIII”, publicado en 1999.(27) En este sentido la autora se sale de lo estrictamente local y regional para buscar explicaciones fuera de lo que hoy son los límites convencionales y políticos entre ambos países.

Superando el ámbito colonial, pero demostrando su preocupación por construir una historia comprometida con el país y con sectores populares, publicó el libro Los Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas –de junio 1948 a noviembre de 1949–,(28) en el que manifiesta su obra social: “En mi opinión, ser historiadora implica para mí un compromiso con la sociedad y sus problemas, ya que, además de reconstruir el pasado para comprender el presente, mi mayor responsabilidad es contribuir al establecimiento de una sociedad más justa”.(29) El libro es una denuncia a la corrupción que se presentó internamente en los propios Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas, después de la Guerra Civil de 1948.

Uno de sus últimos trabajos lo realizó junto con Carmela Velásquez y la autora de esta reseña, sobre las redes familiares vascas en Costa Rica.(30) En este trabajo su papel fue analizar la función del capital vasco en la constitución de las principales haciendas del Pacífico de Costa Rica como Miravalles, Tenorio, Paso Hondo, Las Cañas, Maderos Negros, San Francisco Higuerón y Chome, entre otras. El trabajo fue realizado con el Dr. Jean Phillipe Priotti y se presentó en el Première Reencontré avec le Mexique Histoire, Littérature et Cultura, Boulogne-sur-mer, Francia.(31)

Con su proyecto de tesis doctoral Los procesos de formación social y de identidad regional en el Pacífico Norte, orígenes y desarrollo de la sociedad guanacasteca: 1554-1848, Claudia Quirós Vargas asumió nuevamente el reto de continuar investigando acerca de la hacienda ganadera, concentrándose esta vez en la provincia de Guanacaste. En la propuesta señala la importancia que las elites de Granada y Rivas tuvieron en la consolidación de la ganadería y la sociedad guanacasteca. Procura darle coherencia al surgimiento de la hacienda ganadera, con base en la influencia nicaragüense, razón por la cual en Guanacaste la hacienda tuvo un origen más tardío si se compara con la del país vecino. Se pregunta ¿Por qué surgió tardíamente?, ¿Cómo se dio el proceso de apropiación de tierras?, ¿Cuál fue el papel de la elite rivense en el acaparamiento de tierras en el Pacífico Norte de Costa Rica y Nicoya?

Con su particular empeño dejó escritos los cinco capítulos de su tesis doctoral y varios trabajos de investigación. Entre los más interesantes están los que llevó a cabo con el Dr. Víctor Hugo Acuña en sus seminarios doctorales: “Braulio Carrillo: entre la conformación del Estado costarricense y el protonacionalismo gubernamental: 1835-1842” y “La lógica de la anexión del partido de Nicoya al Estado costarricense”. Sus interesantes preguntas y problemas investigativos los mostró también en el seminario del Dr. Carlos Granados Chaverri en los que realizó: “La configuración territorial de la provincia de Guanacaste: 1524-1840” y “El puerto de Puntarenas: ¿Un islote de arenas en 1840?

En suma, doña Claudia ha logrado desentrañar el papel de las redes sociales en Costa Rica colonial y su relación con otras elites centroamericanas, especialmente las que procedían de Nicaragua. Estas redes regionales fueron las que trasladaron a este territorio la tradición arquitectónica de la “hacienda de campo”, tan frecuente en Nicaragua.

Su obra póstuma salió en colaboración con el colega Juan Carlos Solórzano, Costa Rica en el siglo XVI. Descubrimiento, exploración y conquista,(32) en donde su participación consistió en el análisis de la conquista, la invención de Nicoya y su papel en la dominación del Valle Central de Costa Rica. Esta obra es la culminación del trabajo que por muchos años ambos autores habían realizado. El libro venía siendo preparado por los autores desde hace muchos años, pero tenía una “especie de destino extraño”: es presentado como un obituario en homenaje a doña Claudia que fue escrito por el director de la Escuela de Historia, Francisco Enríquez Solano, sin embargo, en nuestra opinión debería contener dos obituarios: el que merece nuestro querido y recordado colega Paulino González Villalobos, fallecido hace muchos años y a quien iría dedicado este libro, ya que en el equipo nos referíamos a este texto como “el libro de Paulino”, si no se nos hubiera presentado la lamentable y repentina pérdida de doña Claudia.

Finalmente, el gran complemento de su trabajo empírico fue su labor de campo; buscando caminos, ciudades y puertos. También rescatando el papel de la gente y de las comunidades en la creación y en la recuperación de su propia historia. Las mejores pruebas de su contribución a la historia de las comunidades fueron la tradición de la cabalgata de Cañas, los homenajes que año tras año se llevan a cabo en memoria del líder campesino Gil Tablada y la recuperación material e inmaterial del Camino del Arreo.

Con este último se ha ido construyendo una importante memoria local y regional, digna de pervivir y de llevar su nombre en homenaje. Para ella, dicho camino es “…uno de los elementos culturales que en mayor grado ha contribuido a forjar la identidad guanacasteca”,(33) argumento con el cual propuso un proyecto de investigación para declararlo patrimonio histórico-cultural de los costarricenses. A raíz de esta propuesta se realizó la Primera Cabalgata de la guanacastequidad, el domingo 11 de mayo de 1997,34 actividad que se ha convertido en una tradición importante en la ciudad de Cañas y de las haciendas localizadas en las cercanías, en el año 2007 se celebraron los 10 años.

Ella fue Claudia Quirós Vargas, maestra, historiadora, activista y amiga. Con su ejemplo nos enseñó cómo traspasar veredas y barreras, caminos de polvo y lodo, calores agobiantes, vados peligrosos; pero a su vez, nos enseñó a sonreír ante el vuelo de una mariposa, el olor de una flor silvestre en el Camino del Arreo o una mula reposando al mediodía bajo un árbol de Guanacaste. Así lo señaló años atrás:

De esta forma he logrado vivir y disfrutar la Historia, en la medida que esta nueva estrategia [se refiere al trabajo de campo], implicó compartir la fatigosa pero necesaria labor en archivo u oficina, con el trabajo de campo, tanto para las entrevistas como para el reconocimiento de sitios y lugares”.(35)

Con todo lo indicado anteriormente, Claudia Quirós Vargas es la personificación de la universitaria por excelencia. En su prolífico quehacer a lo largo de sus años en la Universidad de Costa Rica, confluyen los máximos principios de esta institución; la docencia, la investigación y la acción social. A estos hacíamos referencia una mañana de abril de 2007, con un grupo de historiadores, cuando la colega Mariana Campos nos recordaba que tales propósitos universitarios los cumplió a cabalidad Claudia Quirós Vargas. Como docente formó varias generaciones de estudiantes entre los que impregnó su amplio sentido crítico a favor de las causas sociales y ecológicas, por lo que explotó el campo de la acción social. También como docente e investigadora supo ganarse un sitio como autoridad en los diversos campos del quehacer académico y social.

De manera que, no podemos reducir a doña Claudia a ser catalogada como una mera especialista en la Historia Colonial de Costa Rica. Es más que eso, ella representó mucho más de lo que aquí hemos intentado esbozar, por lo que si hemos hecho omisión de algún aspecto de su recorrido personal y académico, sea esto comprensible.

.

Bibliografía

Fonseca, Elizabeth y Quirós Claudia, Economía colonial y formación de las estructuras agrarias (San José, Costa Rica: Cátedra de Historia de las Instituciones de Costa Rica, Universidad de Costa Rica, 1993).

Quirós Vargas, Claudia, Aspectos socioeconómicos de la ciudad de Espíritu Santo de Esparza y su jurisdicción (1574-1848) (Tesis de licenciatura en Historia, Universidad de Costa Rica, 1976).

Quirós Vargas, Claudia, “Consecuencias socioeconómicas de las Reformas Borbónicas en un pueblo de indios: el caso de Cot”, Vínculos (Costa Rica) 7, n. 7 (1981).

Quirós Vargas, Claudia, “Dialéctica entre ciudad-conquistador durante el siglo XVI en Costa Rica”, Avances de investigación, No. 34, (Centro de Investigaciones Históricas, UCR, 1987).

Quirós Vargas, Claudia, El diezmo en la Diócesis de Nicaragua y Costa Rica. Sus posibilidades como fuente histórica, (sin publicar) (s.f.).

Quirós Vargas, Claudia, “El mestizaje durante el siglo XVIII: Consideraciones para comprender la génesis del campesinado del Valle Central”, en: Costa Rica colonial (San José, Costa Rica: Editorial Guayacán, 1986): 61-78.

Quirós Vargas, Claudia, “El protocolo del escribano público y de gobernación, Manuel de Flores y Juárez (1629-1630), Revista del Archivo Nacional (Costa Rica) 1-12 (1992).

Quirós Vargas, Claudia, “El tributo encomendado de los indígenas del Valle Central: fuente fun­damental de explotación colonial. Siglos XVI y XVII”, Revista de Ciencias Sociales, Edición Especial (Costa Rica) 2 (1985).

Quirós Vargas, Claudia, La encomienda en Costa Rica y su papel dentro de la estructura socioeconómica colonial: 1569-1699 (Tesis de posgrado en Historia, Universidad de Costa Rica, 1987).

Quirós Vargas, Claudia, La era de la encomienda (San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica, 1990).

Quirós Vargas, Claudia, “La historiografía costarricense durante los siglos XVI y XVII”, Revista de Historia, (Costa Rica) Número especial (1996): 27-32.

Quirós Vargas, Claudia, “La sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento de la ‘hacienda de campo’ en el Pacífico norte costarricense: primera mitad del siglo XVIII”, Estudios Sociales Centroamericanos, 25, n. 2 (1999): 49-71.

Quirós Vargas, Claudia, “Las actividades económicas de la provincia de Costa Rica, 1569-1610”, Revista de Historia (Costa Rica) 15 (enero-junio 1987): 45.

Quirós Vargas, Claudia, “Las cofradías indígenas en Nicoya”, Revista de Historia (Costa Rica) 36 (julio-diciembre, 1997): 37-77.

Quirós Vargas, Claudia y Bolaños Margarita, “Las tierras comunales indígenas y la política liberal agraria. El caso de Cot: 1812-1890”, Revista de Ciencias Sociales (Costa Rica), Edición Especial, 1 (1984).

Quirós Vargas, Claudia, Los Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas: de junio de 1948 a noviembre de 1949 (San José, Costa Rica: Editorial Costa Rica, 1989).

Quirós Vargas, Claudia, Padrón de diezmos, Serie Bibliografía y documentación (CIHAC, Universidad de Costa Rica, 1995).

Quirós Vargas, Claudia, “Primera cabalgata de la guanacastequidad pro reivindicación del Camino del Arreo”, Actualidades del CIHAC (Costa Rica), año 3, n.8 (1997): 4.

Quirós Vargas, Claudia, “Un encuentro entre la Geología y la Historia colonial”, Reflexiones (Costa Rica) 1 (agosto, 1992): 23-26.

Quirós Vargas, Claudia y Bolaños Margarita, “Una reinterpretación del origen de la dominación colonial española en Costa Rica: 1510-1569”, Anuario de Estudios Sociales Centroamericanos (Costa Rica) 15, Fascículo1 (1989): 29-47.

Quirós Vargas, Claudia, “Violencia comunal en el pueblo indígena San Juan Evangelista de Tobosi: juicio criminal por filicidio contra Catalina Pérez, 1781”, Reflexiones (Costa Rica) 57 (1997): 13-24.

Quirós Vargas, Claudia, Velásquez Carmela y Payne Elizet, “Los vascos en la provincia de Costa Rica. Análisis de su posición social, económica y mentalidad colectiva. Siglos XVII y XVIII”, Revista del Archivo Nacional (Costa Rica) 1-2 (enero-diciembre 2004): 117-139.

.

Notas:

1. Claudia Quirós Vargas, La era de la encomienda (San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica, 1990).

2. Claudia Quirós Vargas, La encomienda en Costa Rica y su papel en la estructura socioeconómica colonial, 1569-1699 (Tesis de Maestría en Historia, Universidad de Costa Rica, 1987).

3. Claudia Quirós Vargas, La era de la encomienda

4. Claudia Quirós Vargas, “La historiografía costarricense durante los siglos XVI y XVII”, Revista de Historia (Costa Rica) Número Especial (1996): 27.

5. Archivo Nacional de Costa Rica, Protocolo de Cartago, N. 803 y Revista del Archivo Nacional (Costa Rica) (enero-diciembre, 1992): 67-132.

6. Claudia Quirós Vargas, La era de la encomienda

7. Claudia Quirós Vargas, Aspectos socioeconómicos de la ciudad de Espíritu Santo de Esparza y su jurisdicción (1576-1848) (Tesis de Licenciatura en Historia, Universidad de Costa Rica 1976).

8. Ibid.

9. Ibid., 345.

10. Ibid.20 Revista Historia, ISSN: 1012-9790, No. 57-58, enero-diciembre 2008. / pp. 9-20

11. Claudia Quirós Vargas, “La sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento de la ‘hacienda de campo’ en el Pacífico norte costarricense: primera mitad del siglo XVIII”, Estudios Sociales Centroamericanos, 25, 2 (1999): 49-71.

12. Ibid., 249.

13. Ibid., 249-252.

14. Ibid., 131.

15. Cf. Luis Fernando Sibaja, “La encomienda de tributo en el Valle Central de Costa Rica (1569-1683)” en: Costa Rica colonial: tres ensayos (Costa Rica: Programa Centroamericano de Ciencias Sociales del CSUCA, 1984).

16. Quirós Vargas, La era de la encomienda…, 274.

17. Elizabeth Fonseca y Claudia Quirós, “Economía colonial y formación de las estructuras agrarias”, Cátedra de Historia de las Instituciones de Costa Rica (San José Costa Rica, Universidad de Costa Rica, 1994).

18. Claudia Quirós Vargas, “Las actividades económicas de la provincia de Costa Rica. 1569-1610”, Revista de Historia (Costa Rica) 15 (enero-junio, 1987): 45.

19. Ibid., 47.

20. Ibid.

21. Claudia Quirós Vargas, “Un encuentro entre la geología y la historia colonial”, Reflexiones (Costa Rica) 1 (agosto, 1992): 23-26.

22. Ibid., 25.

23. Ibid.

24. Claudia Quirós Vargas, “Las cofradías indígenas en Nicoya”, Revista de Historia (Costa Rica) 36 (julio-diciembre, 1997): 37-77.

25. Ibid.

26. Quirós Vargas, “La violencia comunal en el pueblo indígena San Juan Evangelista de Tobosi: juicio criminal por ‘fili­cidio’ contra Catalina Pérez, 1781”, Reflexiones (Costa Rica) 57 (abril, 1997): 13-24.

27. Claudia Quirós Vargas, La sociedad dominante, 49-71.

28. Claudia Quirós Vargas, Los Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas (de junio de 1948 a noviembre de 1949) (San José, Costa Rica: Editorial Costa Rica, 1989).

29. Ibid., 14.

30. Claudia Quirós Vargas, Carmela Velásquez y Elizet Payne, “Los vascos en la provincia de Costa Rica. Análisis de su posición social, económica y mentalidad colectiva. Siglos XVII y XVIII”, Revista del Archivo Nacional (Costa Rica) 1-2 (enero-diciembre, 2004): 11-139.

31. Première Reencontré avec le Mexique Histoire, Littérature et Cultura, Boulogne-sur-mer, Francia, (noviembre, 2000).

32. Juan Carlos Solórzano Fonseca y Claudia Quirós, Costa Rica en el siglo XVI. Descubrimiento, exploración y conquista (San José, Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica, 2006).

33. Claudia Quirós Vargas, “Primera cabalgata de la guanacastequidad, pro reivindicación del Camino del Arreo”, Actualidades del CIHAC, Universidad de Costa Rica, año 3, n. 8 (1997):1-2.

34. Ibid., 3.

35. Quirós Vargas, La historiografía…

.

* * * * * * *

(*) Elizet Payne Iglesias. Doctora en Historia por la Universidad de Costa Rica, profesora de la Escuela de Historia e investigadora del Centro de Investigaciones Históricas de América Central, de la Universidad de Costa Rica (CIHAC). Correo electrónico: epaynei@yahoo.com.mx

FUENTE: Revista Historia, ISSN: 1012-9790, No. 57-58, enero-diciembre 2008. / pp. 9-20

http://www.latindex.ucr.ac.cr/hst003/hst003-01.pdf

Fotografía: Cortesía de la Folclorista Prof. Sonia Ligia Quirós Vargas. Restauración: Marco Fco.·. Soto Ramírez, Cultor Popular Tradicional, Gestor del Blog “ESPARZA MÍA…”