GÉNESIS y DESARROLLO de la CIUDAD del ESPÍRITU SANTO de ESPARZA

Kiosco del Parque ‘Ignacio Pérez’, Esparza, Puntarenas, Costa Rica. (Foto: Marco Fco.·. Soto Ramírez)

Compilación: Marco Fco.·. Soto Ramírez (Ñor Antenor), Folclorista Esparzano.

El 14 de febrero de 1982, un grupo numeroso de parroquianos, nos dimos cita en la Escuela ‘Arturo Torres Martínez‘, ubicada en la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza, con el propósito de escuchar una charla impartida por la señora Claudia Quirós Vargas, en aquel entonces Licenciada en Historia, quien años después, con su Maestría en Historia -siendo Investigadora y Catedrática de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica- publicara su libro ‘La Era de la Encomienda‘ (Editorial UCR), lo que hizo méritos para ser acreedora al Premio de Historia ‘Aquileo J. Echeverría’ 1990.

En esa ocasión, en medio de una verdadera fiesta cívico-artístico-cultural, se aprovechó para efectuar la grabación del Programa ‘Voces de la Tierra‘ (Radio Nacional), conducido por el joven Alfonso Gätgens Agüero, quien años después se convirtiera en distinguido periodista, quien realizara la introducción de tan interesante charla. En algún momento del evento hizo su intervención el joven Carlos Borge Carvajal, en ese entonces estudiante de Antropología, la cual quedó plasmada en esta transcripción.

Introducción

La Ciudad del Espíritu Santo de Esparza fue fundada en el Valle de Coyoche, en el año 1574.

En el año 1676, tenía población de 100 habitantes, según documentos de la época.

En 1686, los piratas ingleses, al mando de Cook saquearon la ciudad, obligando a sus habitantes a retirarse hacia el interior del país.  Años más tarde, fue nuevamente saqueada por el pirata Morgan y sus bucaneros.

En 1693, el entonces gobernador, don Manuel Bustamante y Rivero, reunió a los habitantes del Valle que se encontraban dispersos y les obligó a construir casas y formar una ciudad en el sitio que hoy ocupa Esparza.

En 1718, don Diego deLa Haya Fernández, Gobernador de nuestro país, en documento para la historia, describió a la ciudad en los siguientes términos:

“Se compone de una iglesia de horcones, paredes de barro, cubierta con teja. Un Convento de San Francisco hecho del mismo material. Catorce casas de familias españolas y algunas gentes sencillas y pobres”.

La jurisdicción de Esparza alcanzaba hasta el territorio que hoy corresponde al cantón de Bagaces (Guanacaste).

En 1789, bajo la Administración de don Tomás Guardia Gutiérrez, se construyó el tramo ferroviario entre Esparza y Puntarenas, lo que indiscutiblemente le daría mucho auge, debido a que los carreteros que antiguamente tenían que llegar hasta Puntarenas, comenzaron a cargar el café en la Estación de Esparza y a recoger la mercadería que iba a San José en el mismo punto.

Fue en la última década de ese siglo que el nombre de Esparza fue cambiado por el de Esparta, con el que se conoció hasta 1974, cuando la Comisión de Nomenclatura de nuestro país creyó oportuno tomar los nombres ancestrales. Influyó en el cambio de nombre de finales del siglo XIX –según se dice- el padre del entonces Presidente de Nicaragua, don Adolfo Díaz, quien nació, precisamente, en Esparza.

La Historia y la leyenda se confunden en Esparza, uno de los pueblos de mayor edad en nuestro país. Es así como han ido surgiendo algunas leyendas como la de “La Campana de Oro”, que hace referencia a una campana robada por el pirata Morgan, o la leyenda de “La Quebrada del Cura”.

 Transcripción del relato de la MSc. Claudia Quirós Vargas (*)

MSc. Claudia Quirós Vargas (1931-2006): Apasionada por la Historia y la Cultura Popular.

El cantón de Esparza es el segundo en importancia, en cuanto al desarrollo histórico de Costa Rica.

Período Precolombino 

A través de la etnohistoria o la arqueología se pueden obtener importantes datos para poder establecer una aproximación referente a la época precolombina. Realmente, en ese sentido es muy poco lo que se ha hecho a nivel general, en Costa Rica y particularmente, en la jurisdicción del cantón de Esparza.

Esta fue una zona de transición entre la cultura mesoamericana y las culturas que vivían en el resto del país, que evidentemente eran de origen sudamericano.  Debe tenerse en cuenta que la jurisdicción de Garabito llegaba hasta esta región.  Por ejemplo, hay algunos restos en la Hacienda Cabezas que son una especie de petroglifos, pero realmente no han sido estudiados.

Continuamente las personas se encuentran muestras de cerámica, pero, en ninguna ocasión, objetos de jade o de oro. No obstante, en la Hacienda Pan de Azúcar se han encontrado algunas piezas de jade y luego, en el propio lugar donde se asentaba la Ciudad de Santa Catalina de Garabito, en Jesús María.

Realmente, no tengo noticias de que se halla hecho alguna investigación, a no ser de lo que se haya encontrado en Barranca o en FERTICA (Fertilizantes de Centroamérica, S. A.), nada más, pero ya trabajos científicos serios, creo que no.

Período Colonial 

Para hablar de Esparza debemos remontarnos al año de 1568. Si bien es cierto, la conquista de Costa Rica se inició 7 años antes, es en 1568 cuando Perafán de Rivera funda el pueblo o la ciudad de Aranjuez, ciudad española, introduce el ganado vacuno. Además, al año siguiente hace los repartimientos de Encomiendas que vienen a consolidar realmente la conquista de Costa Rica y, de hecho, se inicia la etapa Colonial.

En 1574, Alonso Anguciana de Gamboa, Gobernador Interino de la Provincia de Costa Rica, trasladó, mediante un juicio criminal, a los pobladores de la Ciudad de Aranjuez, por cuanto la gente no quería salir de allí. Con tal traslado fundó un nuevo asentamiento que él llamó la Ciudad del Espíritu Santo.

La ubicación de este sitio no se ha podido establecer con certeza, pero, suponemos que fue muy cerca del Puerto de La Caldera; pudiendo ser en el Valle del Coyoche, en lo que hoy es el Valle de Landecho.

En 1577, sucede un hecho importante. A la llegada de don Diego de Artieda y Chirinos, en calidad de Gobernador de la provincia de Costa Rica, lo primero que hace es habilitar, como puerto principal, el Puerto de La Caldera, aprovechando las condiciones naturales que presenta esa Ensenada. Procediendo con el traslado del asentamiento que había fundado Anguciana de Gamboa hasta este sitio, bautizándole con el nombre de Esparza.

Con Artieda y Chirinos se dan los límites de la Provincia de Costa Rica que van a regir durante toda la Colonia , de manera que la jurisdicción de esta provincia van desde los límites del río Tempisque hasta toda la zona de Chiriquí (Panamá), los que rigieron hasta la época Republicana.

En relación con Esparza, se le asignó el siguiente límite: Desde el río Tempisque y el río Salto hasta el río Grande de Tárcoles. Como puede notarse, parte de lo que hoy es la Provincia de Guanacaste y lo que es Puntarenas perteneció o estuvo dentro de la jurisdicción de Esparza.

Por otro lado, complementando el hecho de que esta era una ciudad española, el aspecto económico era fundamental para mantener fijos a los colonos, con el fin de que permanecieran aquí contentos. De ahí fue que se le repartió encomiendas, como una manera de vivir, de acumular un poquito de dinero, pues esa era la ambición de los primeros conquistadores que vinieron a Centroamérica.

Es importante señalar que, en cuanto al pueblo de Esparza,  tenía dentro de su jurisdicción cuatro pueblos indígenas reducidos: el pueblo de Santa Catalina de Garabito y que se ubicaba donde está actualmente Jesús María. El pueblo de Chome, el pueblo de Abangares y el pueblo de Bagaces. Al decir “reducidos” damos a entender que estaban al servicio de la Corona o, si no, al servicio de los encomenderos.

Este es, más o menos, el aspecto político-administrativo de la Ciudad de Esparza. Desde el punto de vista económico se nota que, desde finales del siglo XVI, la principal actividad que se va a dar en toda esta jurisdicción va a ser el desarrollo de la ganadería. En el siglo XVII es el ganado mular. Ustedes saben la importancia que tuvo la cría de mulas durante este siglo. Y después, en el  siglo XVIII, todas las actividades económicas de esta jurisdicción giraron alrededor de la ganadería vacuna, del ganado de carne, donde un importante comercio de ganado en pie y también de ganado ya sacrificado, así como queso y otros subproductos con Nicaragua y con Panamá. Esto fue lo más importante.

Por otro lado, también en cuanto a lo económico, son las condiciones propias del litoral pacífico que tenía y reúne condiciones naturales para la navegación en esa época, pues no había barcos grandes. Cualquier nave podía acercarse a cualquier parte. De manera que toda la costa del Pacífico, toda la jurisdicción de Esparza tenía puertos que servían de embarcadero, por ejemplo, el Puerto del Palmar, el Puerto de Abangares, el Puerto sobre el río Chomes, el puerto sobre el río La Barranca, etc. Y fundamentalmente esa era la actividad económica.

Esparza no tuvo una gran importancia en sí como ciudad, a pesar de que era una ciudad española. La importancia estriba en que se va a ubicar desde una perspectiva estratégica para controlar como una especie de complemento va a tener una función complementaria en relación  con la Ciudad de Cartago, en el sentido de establecer un control de la gente que venía del norte, de Nicaragua, etc., y mantener el predominio de la jurisdicción. Y, por supuesto, uno de los hechos que dieron al traste con lo que pudo haber sido el desarrollo más importante, desde luego, fue el saqueo de los piratas que, en tres años consecutivos, 1685-1686 y 1687, vinieron y arrasaron totalmente la ciudad.

La gente de acá, desde luego, no se trasladó al interior, al Valle Central, sino que se trasladó a otros sitios que reunieran condiciones semejantes, y nada mejor que los valles de Bagaces, Abangares y de Cañas. Y allí es donde empieza con más auge el desarrollo de la ganadería. Y, por otro lado, este hecho va a irle quitando, poco a poco, la importancia a la Ciudad de Esparza; porque el grueso de la población se va a trasladar por ese temor tan grande que le tenía  a los piratas ingleses, a los citados valles guanacastecos. Y las autoridades siempre permanecieron aquí, aunque en ocasiones los obligaban el Gobernador para que no se fueran. Pero, ellos, de toda suerte, en 1787 pidieron que se les segregara la mitad de la jurisdicción. O sea, que de gusto de las autoridades de Esparza nació el hecho de que se les quitara la mitad de la jurisdicción. Y, a partir de ese momento, entonces, empieza una segregación de Esparza desde el río Chomes hasta el río Grande de Tárcoles, eso es lo que prevalece durante toda la Colonia.

Economía durante la Colonia

Podemos resumir diciendo que, fundamentalmente fue la ganadería, comercio por el Puerto de La Caldera y, luego, la extracción del tributo de los pueblos indígenas reducidos que mencioné anteriormente. Pero, por supuesto, como sabemos, uno de los fenómenos que se dio en toda América Hispana fue la catástrofe demográfica indígena que empezaron a diezmarse en una forma increíble desde la llegada de los españoles. De manera que en Costa Rica, al igual que en resto de América, la población indígena disminuyó por las enfermedades por las enfermedades que traían los españoles, para las cuales ellos no tenían ninguna inmunidad, por la explotación y por el maltrato también.

De hecho, en Esparza, como lo mencioné, había en su jurisdicción cuatro pueblos indígenas que no eran únicamente un adorno como pueblo, sino que servían como fuente de mano de obra, fuente de trabajo para  que los españoles los explotaran de diferentes formas, especialmente, a través del tributo y a través de los servicios personales.

MSc. Carlos Borge Carvajal

(Intervención Carlos Borge Carvajal –en ese entonces, estudiante de Antropología: “Hay un asunto interesante y es por lo cual en la caracterización étnica de nuestra región no aparecen indios en este momento. Se debió a todo un proceso de etnonocidio, montado en el caballo de la encomienda.  La encomienda es la forma de explotación económica que acaba con los indios en la región. Las últimas familias que quedaron en Santa Catalina de Garabito fueron trasladadas a finales del siglo XVIII hacia otra región. La encomienda es realmente uno de los grandes pecados de la Colonia que hace que no contemos con esa riqueza cultural que tienen otros pueblos en América, al acabar con los indios en nuestra región”).

Prosigue Claudia Quirós Vargas

También es importante agregar que, como Esparzanos, podemos sentirnos orgullosos por cuanto en nuestra jurisdicción hubo en Santa Catalina de Garabito un líder que para muchos de nosotros tal vez fue desconocido y que fue Garabito. Realmente es doloroso darse cuenta que en Ecuador, donde existe un Parque dedicado a los héroes indígenas de América latina esté la efigie de Garabito y que los Esparzanos casi no sabemos nada de él. Realmente es asombrosa la oposición que Garabito le hizo a la Conquista. Fue el único cacique que no pudieron dominar los españoles. Sin embargo, cuando él murió, sus familiares y todo el grupo que integraba su población bastante numerosa.

Por ejemplo si nosotros vemos los documentos de los repartimientos de Perafán de Rivera encontramos que solamente de la jurisdicción de garabito se repartieron casi 3.000 indios. Y para que ya en 1714 no hubiera nada más que unas 3 familias, esto nos da la idea del genocidio que se dio dentro de las poblaciones indígenas.

Pero, Garabito, se opuso, le hizo guerra a don Juan de Cavallón, a don Juan Vásquez de Coronado. Y es el único cacique de esta zona que logró enfrentarse con éxito –podríamos decir- en la medida en que no  lograron ni siquiera conocerlo. Aparte de él también merece que mencionemos a los indios de Talamanca, a quienes jamás pudieron reducirlos hasta el presente.

Período de Independencia

En la época independiente sigue lo mismo y cuando ya se dio el Ciclo Minero en lo Montes del Aguacate, el Cabildo de Esparza también insistió para que se le quitara un poco de la jurisdicción que tenía por la región de San Mateo, entonces se le quitó todo lo que es San Mateo y quedamos, entonces, entre los límites del río Jesús María y el ríoLa Barranca. Como ustedes pueden ver, fue realmente segregando zonas muy importantes y fue reduciendo su jurisdicción en una forma muy marcada hasta quedar en los límites que tenemos actualmente.

Período Republicano  

Ya en la Época Republicana, a partir de 1852, se fundó el cantón de Esparza y se le segregó todo lo que es la región de Puntarenas, pasando esta a formar un cantón aparte: el cantón central. Puntarenas llegó a constituirse en Provincia a principios del siglo XX y Esparza como cantón dependiendo de Puntarenas con los límites definitivos, que son los que tiene actualmente, entre el río Barranca y el río Jesús María.

También se hizo la división actual de 5 distritos:

  1. Espíritu Santo
  2. San Juan
  3. Macacona
  4.  San Rafael
  5. San Jerónimo

Es importante señalar que, a pesar de la reducción geográfica, Esparza retiene dentro de sus límites 3 climas: el litoral, donde se encuentra el Puerto de La Caldera, luego tenemos la parte donde se asienta la ciudad, que es una región con un clima de meseta donde se cultivan cereales, ganadería, etc.; y más hacia el norte, encontramos el distrito de San Jerónimo, con localidades como Cerrillos y Peñas Blancas, con un clima bastante frescos, donde se cultiva el café.

Le comentaba a algunos de mis alumnos que en Esparza podemos tomar café cultivado en el cantón, comer una tortilla con maíz cultivado aquí mismo, y comernos un pescado, sin salir de nuestra jurisdicción para obtener esos productos.

El problema económico fundamental de Esparza es el hecho de que la ganadería ha desplazado a la agricultura. Paradójicamente, somos un cantón supuestamente dedicado a la agricultura como actividad fundamental. Pero, encontramos que de la tierra disponible para la agricultura hay 12 mil hectáreas dedicadas a la ganadería y únicamente 600 desdichadas a la agricultura. De tal manera, que esto pone en evidencia el problema socioeconómico tan grande que tenemos en ese sentido, agravado con la falta de fuentes de trabajo.

Mientras exista este tipo de estructura económica, considero que el cantón de Esparza va a continuar con sus problemas socioeconómicos. Creo que todos los Esparzanos debemos buscar la manera de solucionar este problema de diversificar la agricultura, de preocuparnos por la agroindustria como una de las expectativas que pueden ayudarnos a resolver el problema socioeconómico que viven todos los cantones de Costa Rica que se encuentran marginados del proceso de desarrollo socioeconómico. (Fin de la transcripción del Programa Radiofónico)

.

**************************************

( * ) MSc. Claudia Quirós Vargas (1931-2006)

  • Investigadora, Docente, Catedrática de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica (UCR)
  • Hija Predilecta del Cantón de Esparza
  • Premio Nacional de Historia “Aquileo J Echeverría”, 1991
  • Presidente Fundadora de la Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura del Cantón de Esparza
  • Presidente Fundadora de la Federación Costarricense de organismos de Cultuta Popular Independientes (FECOCUPI)

.

________________________

FUENTE: Programa “Voces de la Tierra, Radio Nacional de Costa Rica, del Sistema Nacional de Radio y Televisión de Costa Rica (SINART). Edición Nº 42. Esparza, domingo 14 de febrero de 1982.

* * * * * * *

FOTOGRAFÍAS:

►Kiosco del Parque ‘Ignacio Pérez‘: Marco Fco.·. Soto Ramírez (Folclorista Esparzano)

►MSc. Carlos Borge Carvajal, cortesía suya.

►MSC. Claudia Quirós Vargas, cortesía de  su hermana, la Folclorista Prof. Sonia Ligia Quirós Vargas.   Restauración fotográfica: Marco Fco.·. Soto Ramírez. E-mail: dise.graf GADU@gmail.com)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s