MI ‘PAISAJE SONORO’…

Por: Prof. Jonatán González Díaz (*)

 Es probable que usted alguna vez haya escuchado del término contaminación sónica. Hace algunos años se nos comentaba del exceso de ruido y sus peligros para la salud. Sin embargo, este término hoy en día ha cambiado y ahora hablamos de la ecología acústica, pero la idea sigue siendo la misma, ya que podemos cuidar nuestra salud mental y física al comprender a qué se refiere.

El canadiense Murrray Schafer (compositor y educador) ha desarrollado toda una teoría y aplicación alrededor de este tema. Nos invita en primer lugar a definir cuál es el ecosistema o paisaje sonoro que nos rodea.

¿Cómo podemos hacer esto? Podemos elaborar una lista o un croquis del entorno de nuestra casa, oficina, lugar de trabajo, etc, enumerando los distintos factores de ruido, tales como: una carretera donde pasan automotores, una máquina que hace ruido, el vecino con un volumen excesivo, unos árboles con pájaros, un riachuelo que pasa cerca del lugar y tantos otros factores sonoros que conforman nuestro entorno acústico.

Luego debemos clasificar los sonidos en agradables, desagradables, continuos, cortos, fuertes, suaves, etc, para identificar los que contribuyen a mi buena salud y cuales sería bueno solucionar de alguna manera.

Esto no es una ciencia new age, en la que hay detalles ocultos de por medio. Muy por el contrario, esto es algo totalmente científico, pues las ondas sonoras son energía que se propaga por el aire y producen vibración, elementos que nuestro cuerpo adsorbe y le afecta positiva o negativamente. Es por esto que debemos tener cuidado con el tipo de ondas que nuestro cuerpo recibe y no sobreexponerlo a cantidades de sonido desagradable, fuerte y prolongado, pues los efectos como la sordera o el estrés harán su aparición.

En estos tiempos de modas tecnológicas, es sumamente común observar gente con audífonos en sus orejas, disfrutando de la música de su agrado o cualquier otra cosa que le guste escuchar. Pero el peligro de los volúmenes altos cerca de nuestro aparato auditivo es un peligro que supone que en el futuro las personas escucharán menos que las generaciones anteriores.

No es necesario subir todo el volumen de nuestro reproductor para poder disfrutar de la música. Es más, cuando se sube todo el volumen los sonidos tienden a distorsionarse, lo que la gente llama “a reventar”. Escuchar la música con el volumen a la mitad, garantizará que todos los sonidos de la pieza se escuchen claramente y bien definidos, sin mencionar que estaremos cuidando a futuro nuestro sentido del oído.

Este órgano es muy delicado y así como al mirar de frente al sol nos puede causar ceguera irreversible, las exposiciones a sonidos fuertes como los audífonos nos causan daños en los oídos que son totalmente irrecuperables. Cuando tengo el volumen de mis audífonos tan alto que la gente que está a mi alrededor es capaz de escuchar la música, es una señal de que estoy acabando con un sentido único de mi cuerpo de forma permanente.

La pregunta que hay que hacerse es: ¿Prefiero escuchar por algunos años mi música a todo lo que da el volumen o quiero escuchar mi música y todo lo que me rodea por el resto de mi vida?

Finalmente les invito a hacer a su alrededor un paisaje sonoro agradable. En su casa, lugar de trabajo o recreo, trate de eliminar o bloquear los sonidos perjudiciales y busque la manera de tener un entorno sonoro relajante y acogedor, para que pueda disfrutar de una salud auditiva y mental plena durante toda su vida; de igual manera, si usted llega a la conclusión de que comete acciones que van en detrimento de la salud auditiva de los demás, por ejemplo cuando convertimos nuestra casa en una discoteca, piense que no solo acaba con su propia salud, sino que puede estar provocando daño a su prójimo. Está en nuestras manos.

.

***************************************

(*) Autor: Prof. JONATÁN GONZÁLEZ DÍAZ, Cantautor y Docente Esparzano.

E-mail: jonagonzalez@gmail.com

Página Web: http://www.periodicomicanton.com

Este artículo fue publicado, en Marzo de 2012, en el Periódico MI CANTÓN (de Esparza, Puntarenas).

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s