LAS ARTES

Por: Jonatán González Díaz (*)

Hola, Amig@: Comparto estos pensamientos que escribí sobre algunas manifestaciones artísticas

ORATORIA
Nuestras palabras son la materialización de lo que tenemos en nuestro ser. Cada día nos relacionamos con nuestro entorno con el don tan maravilloso que Dios reservó solo para nosotros, sus hijos predilectos.

Hablamos sobre tantos temas en nuestra vida, desde lo que sentimos, hasta lo que no queremos. Las palabras son nuestra defensa y nuestra espada, nuestro pañuelo y nuestro bastón para caminar, pueden ser nuestra gloria y nuestra ruina, pero sobre todo, son nuestro principal enlace con Dios en la oración.

Todos usamos el habla, aunque no tengamos voz, ya que como los sordos que se comunican con sus manos, también hablamos con nuestras miradas, nuestra sonrisa y hasta con un acto de amor a nuestro prójimo.

DRAMATIZACIÓN
El teatro es un portal a la niñez que nunca muere. Desde que somos pequeños, jugamos a ser un bombero, una princesa en lo alto de una torre, un perrito y hasta una mariposa. Recuerdan esos juegos que iniciaban siempre con un: “Digamos que yo era el señor que vendía frutas…” o: “¡Sí! Y que yo era la dueña del restaurante…”.

Todo esto era tan divertido, que aún los grandes que suben a las tablas, representan papeles fantásticos que contagian de esa alegría o tristeza, a los que están en frente. Esta es una de las artes más bellas, pues miramos en el escenario a personas que juegan a la vida y a la magia de soñar despiertos.

CANTO
Los abuelitos dicen: “El que canta su mal espanta y el que llora su mal empeora”, en su gran sabiduría. Y es que el canto es el puro lenguaje del corazón. Dios nos dio a los pájaros, los cetáceos y los seres humanos la dicha de utilizar nuestras voces para realizar paisajes en el viento. Podemos mediante una canción decir lo que nos gusta, lo que nos preocupa y hasta conquistar un amor.

No importa que no seamos cantantes virtuosos, siempre cantamos cuando nos sentimos felices porque el canto es la sonrisa del alma y el que canta ora dos veces.

DANZA
Los árboles danzan al ritmo de la brisa, las olas del mar bailan un vals con la arena en la costa, las estrellas montan una coreografía con la luna por las noches y los seres humanos, tomados de las manos, danzamos al calor de nuestra alegría.

El movimiento de nuestros pies y nuestras caderas, habla más que un libro, ya que le dice a los que nos rodean que no podemos más con nuestra felicidad y esta se desborda en nuestro entorno de aquí, para allá, expresando lo más puro que llevamos en el corazón e invitándolos a unirse a nuestra danza.

ARTE PLÁSTICO
Cuando pintamos o esculpimos, es cuando tratamos de copiar lo que hace nuestro máximo padre como un niño soñador. Él, pintor perfecto, ha creado los más bellos paisajes y ha modelado obras tan maravillosas como nosotros sus hijos.

Cuando tomamos un pincel o un lápiz en nuestras manos, cuando moldeamos la arcilla entre nuestros dedos, decimos al gran Dios: “Padre, quiero ser como Tú”.
.

***************************************

(*) Autor: Prof. JONATÁN GONZÁLEZ DÍAZ, Cantautor y Docente Esparzano.

E-mail: jonagonzalez@gmail.com

Tel: 8702-1197

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s