Serie “PARA NUNCA OLVIDAR”… El BASURERO del VALLE CENTRAL en ESPARZA 03

Vista parcial de la Finca Medina, ubicada en Cabezas de Esparza, donde se pretendió habilitar un 'rellenos sanitario' para disponer los desechos sólidos del Gran Área Metropolitana, en 1993, durante el gobierno del Lic. Rafael Ángel Calderón Fournier.

Vista parcial de la Finca Medina, ubicada en Cabezas de Esparza, donde se pretendió habilitar un ‘rellenos sanitario’ para disponer los desechos sólidos del Gran Área Metropolitana, en 1993, durante el gobierno del Lic. Rafael Ángel Calderón Fournier.

.

El 15 de enero de 1993, el  Lic. Rafael Ángel Calderón, en ese entonces Presidente de la República, sin estudio previo del sitio, impuso la Finca Medina, en Cabezas de Esparza como único lugar de un ‘Relleno Sanitario’ para tratar la basura del Gran Área Metropolitana (GAM), la cual se pretendía transportar diaria e interminablemente en ferrocarril.

Proseguimos con la publicación de la serie de Artículos sobre dicho tema, en este caso,  uno  escrito por el periodista Jairo Villegas S., del Periódico LA NACIÓN.

.

ESTADO PAGARÁ ¢5.000 MILLONES POR ‘RELLENO’ QUE NUNCA UTILIZÓ

“Proyecto para enviar basura por tren a Esparza” – “Tribunal Contencioso ordenó pagar daños por anular contrato”

“Viceministro de Hacienda advierte que ese pago no está presupuestado”

Por: Jairo Villegas S. (*)

San José, 31 de Octubre de 2005. Los ticos tendrán que pagar más de ¢5.000 millones por la anulación de un contrato que formaba parte del proyecto impulsado por la administración Calderón Fournier (1990-1994) para enviar a Esparza la basura del área metropolitana por ferrocarril.

El Tribunal Contencioso Administrativo, sección tercera, resolvió que el Estado deberá indemnizar por ¢5.480 millones (más los intereses calculados a la fecha de cancelación) a los propietarios de la finca donde se pensaba instalar un relleno sanitario.

Ese monto se definió mediante un peritaje y deberá ser girado en favor de las empresas Constructora Hernán Solís (costarricense) y Procesa (mexicana).

Las firmas concursaron en una licitación internacional abierta por la administración Calderón para instalar el relleno. La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) les adjudicó el proyecto en diciembre de 1993.

El Tribunal sentenció al Estado a pagar ¢2.893 millones por los daños ocasionados por la rescisión del contrato.

También ¢1.920 millones por lucro cesante (el relleno estuvo abierto 29 meses sin recibir basura) y $1,3 millones (¢667 millones) por el valor de la finca que las empresas compraron en ese precio a Tulio Murillo Kopper.

Este fallo se emitió en diciembre pasado, pero se notificó en agosto y fue dado a conocer hace 15 días por el diario La República.

Juan José Sobrado, abogado que representa a la Constructora Solís, argumentó que no puede referirse porque el caso aún está en proceso, pues la Procuraduría apelará la sentencia ante la Sala Primera.

Si la resolución queda en firme el Estado tendrá tres meses para pagar. Una vez que lo haga, la finca pasará a posesión estatal.

El viceministro de Hacienda, José Adrián Vargas, indicó que ese pago no está incluido en el presupuesto del 2006.

“Por el momento no hay recursos para pagar porque aún no hay ingresos de nuevas rentas. Se verá en el momento que se presente cómo hacerle frente”, aseguró.

.

Lucha. El proyecto para llevar la basura por tren a un relleno sanitario en Cabezas de Esparza, a 90 kilómetros de la capital, enfrentó gran oposición desde que fue anunciado por la administración Calderón.

La idea surgió ante el fin de la vida útil del botadero de Río Azul.

Los vecinos de Esparza protestaron en las calles y los ayuntamientos metropolitanos criticaron los altos costos que implicaba trasladar los desperdicios por tren.

Mariano Guardia, ministro de Obras Públicas y Transportes en esa administración, sostuvo que el proyecto era exitoso.

“Estoy seguro que si hubiera seguido habría sido una solución permanente al tratamiento de la basura y los juicios no se hubieran dado. Los proyectos no son de un Gobierno sino que deben ser del país y debe haber continuidad”, afirmó.

.

Johnny Araya, alcalde de San José, recordó que los municipios se opusieron pues consideraron poco operativo y muy complicado movilizar la basura por tren. “Fue una solución sólo del Poder Ejecutivo”.

El Gobierno no escuchó las objeciones y firmó el contrato.

.

Montos. Debido al cambio de Gobierno, la ejecución del contrato quedó bajo la responsabilidad de la administración Figueres Olsen (1994-1998), pero esta tenía otros planes: se inclinó por convertir a Río Azul en un relleno sanitario y también cerró los ferrocarriles.

El vertedero en Esparza estuvo abierto por 29 meses sin recibir basura y luego la administración Figueres rescindió el contrato.

Ante un reclamo de las empresas contratadas, el 15 de marzo de 1996 la Sala IV señaló que el Gobierno

“o ejecuta el contrato con el cumplimiento pleno de las obligaciones pactadas, o bien paga los daños y perjuicios”.

.

Se buscó la reacción de Víctor Ojeda, ministro responsable del tema de la basura en el Gobierno de Figueres, pero está fuera del país.

No obstante, el 19 de noviembre de 1997 Ojeda escribió en La Nación:

“La verdad es que la administración Calderón Fournier no había realizado las obras a que estaba comprometido de acuerdo al contrato, pero la empresa sí estaba facultada a cobrar”.

.

Texto del Decreto Ejecutivo Nº 21878 MP-S, publicado en el Diario Oficial La Gaceta Nº 18 del 27 de Enero de 1993, mediante el cual se establecía en lo conducente: "Con el fin de depositar los desechos sólidos producidos en el (sic.) gran área metropolitana se autoriza la construcción de un depósito de basura, en la modalidad de “relleno sanitario”, el cual estará ubicado en la finca inscrita en el Folio Real matrícula Nº 18337-000-Cabezas, distrito 1 Santo Espíritu, cantón 2 Esparza, provincia de Puntarenas.” [...]

Texto del Decreto Ejecutivo Nº 21878 MP-S, publicado en el Diario Oficial La Gaceta Nº 18 del 27 de Enero de 1993, mediante el cual se establecía en lo conducente: “Con el fin de depositar los desechos sólidos producidos en el (sic.) gran área metropolitana se autoriza la construcción de un depósito de basura, en la modalidad de “relleno sanitario”, el cual estará ubicado en la finca inscrita en el Folio Real matrícula Nº 18337-000-Cabezas, distrito 1 Santo Espíritu, cantón 2 Esparza, provincia de Puntarenas.” […]

.

Fallo

Tras el fallo de la Sala IV, la Constructora Hernán Solís llevó el caso al Tribunal Contencioso.

En esa instancia, la Procuraduría General de la República -abogado del Estado- alegó que la empresa no había demostrado los daños y que al momento del reclamo no tenían “las condiciones para procesar ni siquiera un gramo de basura pues no contaba con los permisos ni patente municipal”.

Los jueces Roberto Gutiérrez Freer, Horacio González y Rosmary Chambers impusieron el castigo.

El Tribunal indicó que por tratarse de un asunto ya juzgado por la Sala IV, solo quedaba fijar el monto de la indemnización.

.

VERTEDERO DE TROPIEZOS

Las dificultades

En diciembre de 1993 la administración Calderón Fournier firmó un contrato con la empresa tica Constructora Hernán Solís y la mexicana Procesa para que instalaran un relleno sanitario en Cabezas de Esparza.

Las compañías compraron allí un terreno.

Para que el relleno en Esparza operara, el Gobierno debía expropiar dos fincas con el fin de construir una sección de línea que le permitiera al tren llegar hasta la propiedad seleccionada, lo cual no se pudo lograr.

Además, debía adquirir vagones especiales y edificar centros de acopio de desechos.

En el contrato se estableció que el relleno de Esparza recibiría un mínimo de 1.100 toneladas diarias de basura durante 26 días al mes y por un plazo de 15 años.

La tarifa fijada para tratar los desechos era de ¢1.296 por cada tonelada métrica.

.

PARA OTRAS OBRAS

Monto. El dinero que el Estado deberá pagar, si se confirma la resolución del Tribunal Contencioso Administrativo, podría ser usado para financiar diversos proyectos sociales

Educación. Ese dinero representa más de la mitad de lo que el Ministerio de Educación Pública espera recibir en el 2006 para atender 1.000 necesidades de infraestructura (¢8.000 millones).

Carreteras. El monto equivale a una quinta parte de los fondos que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) recibió este año para arreglar calles (¢27.000 millones) y casi la mitad de lo que recibieron los municipios para ese mismo fin (¢12.000 millones). Hacienda no les giró más por falta de recursos.

Salud. Con el monto de la indemnización, el Estado podría comprar cinco aceleradores lineales para atender a personas que sufren de cáncer. Ahora solo hay uno en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Ambiente. La indemnización es tan solo ¢2.000 millones menor al dinero que recibieron todos los parques nacionales del país para su mantenimiento este año (¢7.000 millones).

.

***********************************

(*) Jairo Villegas S., Periodista del Periódico LA NACIÓN, donde fue publicado este artículo el 31 de Octubre de 2005.

.

FUENTE: http://wvw.nacion.com/ln_ee/2005/octubre/31/pais5.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s