La última carta de JUANITO MORA a su Esposa

Don JUAN RAFAEL MORA PORRAS, ex Presidente de la República, fusilado el 30 de Setiembre de 1860, en la Plaza de El Jobo, Puntarenas, junto al General JOSÉ IGNACIO ARANCIBIA LAGOS, residente en Esparza. El General JOSÉ MARÍA CAÑAS sufriría igual pena, dos días después, en el mismo sitio.

Don JUAN RAFAEL MORA PORRAS, ex Presidente de la República, fusilado el 30 de Setiembre de 1860, en la Plaza de El Jobo, Puntarenas, junto al General JOSÉ IGNACIO ARANCIBIA LAGOS, residente en Esparza. El General JOSÉ MARÍA CAÑAS sufriría igual pena, dos días después, en el mismo sitio. (Pintura al óleo de Aquiles Bigot, de 1860).

.

Pocas horas antes de su fusilamiento, don JUAN RAFAEL MORA PORRAS (Juanito) escribió una carta a su Esposa, así como a allegados suyos.

Debido a su significado humano e histórico, el Ing. Luko Hilje Quirós las recopiló y contextualizó,  interpretando algunos aspectos contenidos en ellas. Compartimos con Usted la correspondiente a doña  INÉS AGUILAR CUETO, su Esposa …

.

Por: Ing. Luko Hilje Quirós ( * )

Conmovedora y desgarradora, dicha carta es un irrefutable testimonio del amor por su esposa e hijos, así como del dolor que laceraba su corazón en tan desesperante y angustioso trance. Es decir, representa una lección de hondura humana.

Cabe indicar que hacia el margen izquierdo del tercio inferior de la segunda página, sendas manchas delatan a dos grandes lágrimas que, tras recorrer el rostro de don Juanito, aterrizaron sobre aquel folio para, como una especie de rúbrica, hacernos estremecernos ante tanta crudeza y dolor aún hoy, 150 años después de su ignominioso asesinato.

Por fortuna, las descendientes de don Juanito accedieron a facilitármela, por lo que pude transcribirla con ayuda de una de ellas, cotejando palabra por palabra y toda la puntuación. Asimismo, por fidelidad histórica, para su publicación aquí he mantenido la carta tal cual, con las abundantes faltas de redacción y ortografía de don Juanito. Aunque en esa época algunas palabras se escribían diferente de ahora, por mi familiaridad con numerosos documentos de entonces puedo aseverar que don Juanito tenía serias deficiencias de escritura, sobre todo ortográficas.

Redactada pocas horas antes de ser fusilado, este es el contenido de dicha carta, escrita con buena caligrafía por ambas caras de dos hojas –es decir, cuatro páginas– de papel grande, tamaño oficio, unidas entre sí:

(OBSERVACIÓN DEL BLOG: Se respeta la grafía de la transcripción, que se corresponde con la ORIGINAL).

.

Puntarenas, Setiembre 30 de 1860

Mi siempre idolatrada Inesita

Te dirijo esta despedida en los ultimos momentos de la vida, son terribles; pero nada temo, solo me inquieta la triste situasión en que quedas viuda, pobre, en el destie­rro y cargada de hijos. Te encargo mucho la educasión de mis hijos, prinsipalmente á Alberto que tiene regular talento. (Don Francisco Yglesias que me bió y me pres­tó servisios y consideración, me á ofrisido bajo su palabra de honor cuidar de la educasión de Albertito; asepta pues su oferta).

Cuida de nuestros hijos y ablales siempre de su desgrasiado padre, para que jamás se mesclen en la política, por que ella es un berdugo que destroza á sus servidores. Nada te digo sobre bolber á este país ó quedarte alla, has lo que quieras. Sobre mis intereces, creo que nada debes esperar, pues Aguilar logrará apropiarse del resto que aun nos queda: el tiene hoi mucha influensia y puede hacer que lo blanco sea negro. En los ultimos momentos de mi desgrasiada existensia declaro como cristiano que soy que Aguilar me debe más de 200.000 $ y que creo y que si el cree en Dios y muere como cristiano pagará a mi familia lo que justamente me adeuda.

Consuela á tu pobre madre y pide a Dios misericordio­so, te de balor para resibir este golpe, y quedar con bida para cuidar de nuestros hijos mientras Dios dispone de todos, pues somos mortales. Recordarás que yo tenía mis motivos para tener tanta repugnansia para inbadir este ingrato país y que lo hize instigado por los que me han sacrificado: Dios les perdone como yo les perdono.

Con mi muerte creo que no podrán remediar nada, pues la complicasión que á engendrado la revolución del 14 de Agosto será fecunda en desgrasias para la Repu­blica, y hoy empiesen las escenas de sangre y dolor: Dios quiera que yo esté equivocado, y que con mi sacrifisio todo se acabe y buelvan la pas y el progreso para estos pueblos desgrasiados.

Cañas y José Joaquin no corren peligro, alomenos asi me lo han asegurado.

No puedes figurarte lo indiferente que me es morir, solo siento la muerte por ti y por mis hijos: Dios les protejerá y la patria aunque cruel con migo, talbes, mas tarde no será lo mismo con mis hijos, pues bendrá tiempo en que balgan algo los pocos serbisios que he prestado en casi la mitad de mi bida.

Cuida de Adelaida y Adelina y que todos pidan a Dios la conformidad nesesaria para resistir este golpe_ Va el último beso para mis hijitos, y tu mi alma pide a Dios por este esposo desgrasiado. Haora boy á ocuparme de lo espiritual, muero como cristiano y confio en Dios que me perdonará mis culpas y que cuidara de ti y de mis hijos.

Mil espreciones á Don Francisco Blanco, que le encar­go el cuidado de mi familia. Saludo a la Señora Montoya y familia y a Doña Nela que cuide de que aprendan á leer los chiquitos, y pidan á Dios por esta victima de pasiones agenas.

Somos mortales y tarde ó temprano se muere, estamos en éste mundo engañoso de paso, y así debemos ber los acontesimientos, ya sean prosperos o adbersos.

Adios, Adios, y Adios á mis hijos_ Tuyo, tuyo hasta el ultimo momento.

Juan R. Mora P.

P.D. Recoge los 3.400 $ que tiene que cobrar Don Francisco Blanco y economiza para que biban”. (sic)

**********************

( * ) FUENTE: Hilje Quirós, Luko. Las horas finales: cartas postreras de Mora y Cañas. Revista Comunicación. Volumen 19, año 31, Edición Especial, 2010.  Instituto Tecnológico de Costa Rica.

____________________

IMAGEN: Wikipedia, La Enciclopedia Libre. Pintura al óleo representando a don Juan Rafael Mora Porras, Presidente de la República de Costa Rica en 1849-1853 y 1853-1859. Realizada en 1860, aproximadamente, por el pintor Aquiles Bigot (París, 1809 – Costa Rica 1884). Obra que se encuentra instalada en la Galería de ex Presidentes de Costa Rica. Asamblea Legislativa.

Anuncios

17 pensamientos en “La última carta de JUANITO MORA a su Esposa

  1. Uno entiende que por el grado de educación que se impartía en esa época, la ortografía no era la mejor, pero al menos hubiesen editado la carta.

  2. Hola, Jorge. Reciba un saludo cordial.

    Sin afán de sentar ‘cátedra ex profeso’ al respecto… Diremos que en el ámbito de las Ciencias Sociales, en lo que a Historia formal respecta, cuando un documento es valioso en su contenido, tanto por el personaje que lo escribió, como por el “momentum” histórico que representa, debe seguirse un determinado procedimiento, obedeciendo a ciertas normas éticas de transcripción documental, tratándose, en este caso, de la denominada “copia literal”; en otras palabras, se copia el texto de manera fiel al original, respetando la grafía o forma de escribir de su autor, procedimiento que -lógicamente- no admite correcciones, agregados, interpretaciones en el texto. Ello, podría hacerse fuera del texto reproducido, a modo de glosa o comentario marginal.

    En todo caso, lo que hoy podría interpretarse como “error ortográfico”, en la época en que se escribió determinado documento, podría no haberlo sido. Debemos tener en cuenta que el ‘lenguaje’se desarrolla como vehiculo natural y dinámico ‘per se’, cuyo único objetivo es permitir al ser humano el ‘darse a entender’ con la colectividad de su entorno. Asimismo, que las denominadas ‘leyes gramaticales’ no nacieron ni han evolucionado conjuntamente con el idioma; sino en el discurrir del tiempo, en un proceso dinámico y perenne, es cuando se han tratado de uniformar criterios ‘regionales’ y ‘globales’, los cuales no son enteramente vinculantes, aunque sí deseables.

    Concluyendo: En la transcripción del documento que ha originado esta comunicación, hemos seguido un tradicional procedimiento ético-científico. Esperamos haber satisfecho su consulta.

    Saludos cordiales.

  3. De hecho a pesar del tema educativo, hay que tomar en cuenta que existían distintos valores lingüísticos acorde a la época. Habría que entrar ya en materia del uso del lenguaje en esos años. 🙂

  4. A pesar de ello, una carta emotiva, que nos deja saber parte de la situación histórica y a la vez una verdad absoluta relacionada con la política.

  5. Q valor el de este hombre enfrentarse de esta forma con quienes lo traicionaron y muy sabio al decirle a sus hijos q no se mesclen en la política . Parte de nuestra historia

  6. Mil gracias por compartir este documento.

    Creo, en mi humilde opinión, que “Juanito Mora” es el Padre de esta Patria que hoy disfrutamos. Siempre he creído, que “Juanito” nunca ocupó el lugar del cual fue y es merecedor en la Historia de este País. Hasta hace poco, el tema “Juan Rafael Mora” está tomando la relevancia que merece, Dios sabrá porqué.

    De igual forma, solicito humildemente su permiso para compartir tan valioso documento.

  7. Increible es inaudito lo mal que pagó la patria al Libertador de Centroamérica. Deberíamos, por lo menos, promover un acto cultural de refrescamiento de la Historia y acordarnos también no sólo de Juan Santamaría sino del primer hombre que tomó la decisión valiente de salir en busca de la victoria: el teniente Pacheco.

    Las escuelas deberían promover más estos valores y ahondar más en los héroes de este país del que actualmente hay deficiencia en la juventud. Mi humilde opinión.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s