Prueba de Bachillerato: “¿Quién dijo miedo?”

quien-dijo-miedo

Por: Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde (*)

Según información suministrada por el Ministro de Educación al periodista de uno de los periódicos que circulan en nuestro país, este año, el apoyo en la calculadora para realizar las Pruebas de Bachillerato en Matemáticas será mínimo, esto debido a que el Ministerio de Educación Pública (MEP) reducirá más la cantidad de preguntas que se puede resolver con esa herramienta. Además, se informa que para el año 2015, podrían incluir preguntas de desarrollo.

Pese a que no se habla sobre los estudiantes con adecuación significativa y no significativa, considero que es importante y necesario que a esta población si le permitan el uso de la calculadora.

En la edición de abril de 2012 del Periódico MI CANTÓN, escribí sobre el uso de la calculadora, sus ventajas y desventajas, ahora con esta medida tomada por el ministerio de educación, siento que tenía algo de razón sobre lo que escribí en esa oportunidad.

Posiblemente, los jóvenes estudiantes de quinto año, se encuentren preocupados por la noticia, pero en realidad, las matemáticas puede que sean duras, pero basta un poco de tiempo extra de estudio para que dejen de serlo. El estudiante de undécimo año no debe, bajo ninguna circunstancia tenerle “terror” a las matemáticas, debe ser todo lo contrario y con una buena guía del profesor debe manifestar la famosa frase: “¿Quién dijo miedo?”

Con relación a los profesores que imparten décimo y undécimo año, tienen un gran desafío, hacer una enseñanza de calidad, accesible a todos los alumnos que permita su éxito.

Soy consciente que enseñar matemáticas no es tan fácil, una consecuencia directa en la enseñanza que no es satisfactoria y no ayuda a los alumnos a aprender, posiblemente sea porque la enseñanza de las matemáticas es demasiado formal o porque es demasiado abstracta.

La manera tradicional de presentar nuestra clase es útil si todo se hace bien. Los profesores la aplicamos para obtener todo clase de objetivos, no obstante no debe ser la única forma que se utilice para presentar una clase, debemos estar atentos a las preguntas de los alumnos y analizarlas visualmente, debemos recordar que la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas no es un deporte para espectadores por lo tanto debemos utilizar expresiones que nuestros alumnos comprendan de lo que hablamos y no dudar en escribir las palabras o símbolos en el pizarrón para su total entendimiento.

Es importante que cada estudiante de undécimo u otro nivel se haga un auto análisis de su manera de estudiar matemáticas.

Es bueno recordar que si el estudiante falla porque simplemente le da pereza, lamentablemente, si la vagancia influye, no existe método alguno que le ayude. Ahora Sí está sacando buenas calificaciones pero todavía no siente que las matemáticas signifiquen mucho para él, es muy probable que no esté estudiando de una manera efectiva, cuando se estudia con amor el resultado es excelente.

El estudiante debe sentir el apoyo del profesor pero no me refiero a que obtenga una buena calificación sin hacer un esfuerzo. En momentos como ese, en que los estudiantes se enfrentan a una hoja en blanco sin saber qué hacer con ella, es cuando aparecen las sensaciones de hundimiento, cuando se forma en los jóvenes la idea de que ellos no sirven para esto y se inclinan por tirar la toalla.

Sin embargo, con una dirección adecuada, con unos buenos profesores de matemáticas, con unos padres que entiendan el problema de su hijo y con un refuerzo en matemáticas es posible llegar a invertir la situación y obtener resultados satisfactorios en la prueba de bachillerato. Así es que a ponerle “bonito” y “¿Quién dijo miedo?”

IMAGEN: Página de “Imágenes en Línea”.

________________________

Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde

Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde

(*) El Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde, es miembro del Departamento de Matemáticas del Sistema Educativo Sancti Spiritus, ubicado en Los Nances, Esparza.

Anuncios

Hoy: ENCUENTRO NACIONAL de CIMARRONAS en FERIA del AGRICULTOR de ESPARZA

La CIMARRONA "LOS COYOCHES" de Esparza, con su ritmo y sabor, llevará la batuta del ENCUENTRO NACIONAL DE CIMARRONAS, que se tendremos oportunidad de disfrutar en el Plantel de la FERIA DEL AGRICULTOR DE ESPARZA.

La CIMARRONA “LOS COYOCHES” de Esparza, con su ritmo y sabor, llevará la batuta del ENCUENTRO NACIONAL DE CIMARRONAS, que se tendremos oportunidad de disfrutar en el Plantel de la FERIA DEL AGRICULTOR DE ESPARZA.

HOY,  Viernes 27 de setiembre, a las 6 p.m., se llevará a cabo el “ENCUENTRO NACIONAL DE CIMARRONAS” en el Plantel de la FERIA DEL AGRICULTOR DE ESPARZA, ubicada frente a las oficinas de la Policía de Tránsito, en Las Tres Marías, Esparza. La Entrada es libre y gratuita.

Esta actividad es organizada por la Academia de Artes Integradas Los Coyoches, y patrocinada por el Centro Agrícola Cantonal de Esparza (CACE). Y se trata de la apertura de la SEMANA CULTURAL “ESPARZAARTES 2013”

En dicho evento contaremos con la participación de SEIS CIMARRONAS, tres de ellas, de nuestra región: Cimarrona Los Coyoches, La Cimarrona de la Escuela Municipal de Música “Rosa de Jesús Watson Saborío” de Esparza y la Cimarrona Los Garroberos de Esparza; así también: la Cimarrona Cheyín de Filadelfia (Guanacaste), la Cimarrona Palmareña y la Cimarrona Juvenil de Alajuela.

.

NO SE PIERDA ESTE ALEGRE EVENTO, lleve a su Familia y se encontrará muchas y muy gratas sorpresas. 

.

Los Coyoches_LOGO

ORGANIZA: Academia de las Artes Integradas “Los Coyoches”

.

Logo_Centro Agrícola Cantonal de Esparza (CACE)

PATROCINAN: El CENTRO AGRÍCOLA CANTONAL DE ESPARZA y GN Eventos

“Porque ir a la FERIA DEL AGRICULTOR DE ESPARZA es una buena costumbre”.

.

Escudo del Cantón de Esparza (Costa Rica)

Escudo del Cantón de Esparza (Costa Rica)

LE INVITA: El Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

SEMANA CULTURAL “ESPARZAARTES 2013”

PROGRAMA ESPARZAARTES 2013

Por: Marco Fco.’. Soto Ramírez (Director del Proyecto de Difusión Cultural  “ESPARZA MÍA…”)

La Academia de Artes Integradas Los Coyoches se ha constituido, por sus propios méritos, en una Entidad Artístico Cultural señera en los tiempos modernos de nuestro cantón.

De una u otra forma, debemos apoyarle en las iniciativas que promueve, ya sea brindándoles colaboración al difundir sus importantes eventos -como muy modestamente lo hacemos en nuestros medios virtuales- o participando en calidad de Público en el desarrollo de sus Espectáculos. Agradecemos su loable labor en pro de nuestra Colectividad Garrobera, Amigos “Coyochanos”.

Les invitamos a disfrutar de la SEMANA CULTURAL “ESPARZAARTES 2013”, organizada por la Academia de Artes Integradas Los Coyoches, a celebrarse del 27 de Setiembre al 04 de Octubre del año en curso.

La INAUGURACIÓN de “ESPARZAARTES 2013” , se realizará este VIERNES 27 de setiembre, a las 6 p.m., con el desarrollo del “ENCUENTRO NACIONAL DE CIMARRONAS” en el Plantel de la FERIA DEL AGRICULTOR DE ESPARZA.

Este ENCUENTRO NACIONAL DE CIMARRONAS es organizada por la Academia de Artes Integradas Los Coyoches, y patrocinada por el Centro Agrícola Cantonal de Esparza (CACE).

Visite la PÁGINA DEL EVENTO en Facebook: https://www.facebook.com/events/568888956480339/?ref=ts&fref=ts

.

NO SE PIERDA LAS ACTIVIDADES DE ESTE ALEGRE EVENTO.

.

Los Coyoches_LOGO

ORGANIZA Academia de las Artes Integradas “Los Coyoches”

.

Escudo del Cantón de Esparza (Costa Rica)
Escudo del Cantón de Esparza (Costa Rica)

LE INVITA El Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

Álvaro Mauricio Carvajal Suárez: Exitoso Escritor Esparzano

Alvaro Mauricio Carvajal Suarez, escritor esparzano.

Alvaro Mauricio Carvajal Suarez, escritor esparzano.

El joven Álvaro Mauricio Carvajal Suárez, vecino de la comunidad de Humo, Esparza, Puntarenas, desde pequeño se vio atraído hacia el arte de la escritura, esto lo llevo a cursar la carrera de Literatura y Castellano en la Universidad de Costa Rica (UCR), culminando con honores sus estudios superiores.

En la edición 2011 del Certamen Literario , Álvaro Carvajal resultó acreditado como Primer Lugar en la categoría de Cuentos, con su obra “Cuentos Fríos”. Este concurso literario es promovido por la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), con sede en San Isidro del General.

Actualmente, trabaja en nuevas producciones literarias que están a punto de salir publicadas en el mercado de literatura nacional.

En el siguiente enlace, podrán leer la noticia de la premiación:  http://www.perezzeledon.net/4588/ganadores-del-certamen-literario-brunca/

___________________

FUENTE: Isaac Carvajal Suárez, colaborador del Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

La Carretera trajo gran auge económico a partir de 1843

 

Boyeros de Juanilama. Escena captada frente a la esquina noroeste del Parque "Ignacio Pérez Zamora", exactamente donde hoy en día se ubica el Restaurante "Calabria Mía", Esparza, Puntarenas (Costa Rica). IMAGEN: Cortesía del Sr. Víctor Julio Picado Venegas.

Boyeros de Juanilama. Escena captada frente a la esquina noroeste del Parque “Ignacio Pérez Zamora”, exactamente donde hoy en día se ubica el Restaurante “Calabria Mía”, Esparza, Puntarenas (Costa Rica). IMAGEN: Cortesía del Sr. Víctor Julio Picado Venegas.

ESPARTA, 27 de Abril de 1974. El desarrollo básico de Esparta se inició en 1843, cuando el presidente don José María Alfaro construyó la carretera entre San José y Puntarenas. De esto hace 131 años (Nota del Blog: 170 años al 2013).

El movimiento provocado por esa vía tan importante, marca una era de inolvidable desenvolvimiento económico.

Miles de carretas transitaron por ella, transportando café y otros productos del Valle Central al puerto del Pacífico, y otras tantas regresaban con sal, frutos y mercadería importada.

Como demostración de lo apuntado, el principal alimento para bueyes en aquel tiempo, es decir, la caña de azúcar, superó en Esparta (a) todos los cultivos, al extremo de que las autoridades prohibieron en los solares de la ciudad su siembra, por consideración al ornato de la ciudad y al peligro de incendios.

********************************

FUENTE: La República. Suplemento “Cuatricentenario de Esparta”. 27 de abril de 1974.

FOTOGRAFÍA: Cortesía del Sr. Víctor Julio Picado Venegas.

RESTAURACIÓN FOTOGRÁFICA: Marco Fco.·. Soto Ramírez, Director del Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.

Diseños Gráficos G.·.A.·.D.·.U.·.   /   E-mail: dise.graf.GADU@gmail.com

El Libérrimo Figueroa

JOSÉ MARÍA FIGUEROA OREAMUNO, dibujante, comerciante, explorador, historiador y cartógrafo de Costa Rica. (Imagen: Página de la Asamblea Legislativa de Costa Rica).

JOSÉ MARÍA FIGUEROA OREAMUNO, dibujante, comerciante, explorador, historiador y cartógrafo de Costa Rica. (Imagen: Página de la Asamblea Legislativa de Costa Rica).

Por: Dr.  Luko Hilje Quirós (*)

Desde hace varios años, y sin prisa alguna, me he dedicado a recopilar información de carácter genealógico para, algún día, escribir y legar a mi hija un texto con la historia de sus ancestros. Señalo esto, porque en mis búsquedas me he interesado mucho por el apellido Figueroa, que mi suegra porta en segundo lugar.

Ella es nieta de don Clodomiro Figueroa Candanedo quien, entre otras cosas, fue jefe político de Esparza, gobernador de Puntarenas, diputado y senador de la República. Nieto de Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda -célebre tirano colombiano-, llegaría desde Chiriquí con Aníbal, su único hermano, para establecerse en Costa Rica. De ellos, cuyos restos reposan en el cementerio de Esparza, se originó una de las estirpes de Figueroa presentes en el país.

Hasta ahora no he detectado conexiones con las otras estirpes, aunque posiblemente las haya en los arcanos del tiempo, en la antigua España. Porque, por ejemplo, uno de estos linajes se originaría con Antonio Figueroa y Álvarez, quien a inicios del siglo XIX llegara desde las Islas Canarias para, con la cartaginesa Ramona Estefanía Oreamuno y Jiménez, fundar una prole de la que dos hijos sobresaldrían en la vida política y cultural de dicho siglo: Eusebio y José María.

Eusebio, cartaginés de nacimiento y casado con Cristina Espinach Bonilla -sus restos reposan en el vistoso mausoleo de dicha familia, en el cementerio de Cartago-, era abogado. Político notable, tuvo una vida pública muy activa y destacada pues, entre otras cosas, fue profesor y rector de la Universidad de Santo Tomás, director de la Gaceta Oficial y de la Imprenta Nacional, primer presidente del Colegio de Abogados de Costa Rica, ministro plenipotenciario en El Salvador e Inglaterra, fiscal, magistrado y presidente de la Corte Suprema de Justicia y, en diferentes períodos, secretario de las carteras de Gobernación y afines, así como de Relaciones Exteriores y afines, y hasta presidente de la República (como interino, en mayo de 1869).

En uno de los episodios más lamentables de nuestra historia, pues conduciría a la fatal desaparición de dos preclaros ciudadanos e intelectuales, moriría el 11 de agosto de 1883 en un duelo de honor ante el reconocido abogado, diplomático e historiador León Fernández Bonilla (sic) (Badilla) -padre del también historiador Ricardo Fernández Guardia-, y a quien debemos la oportuna y certera fundación de los Archivos Nacionales. Como revancha, cuatro años después don León era asesinado por Antonio Figueroa Espinach, hijo de don Eusebio.

Sin alcanzar la notoriedad cívica y política de éste, el destino tenía reservadas sendas menos rectilíneas a su hermano José María, siete años mayor que él, y nacido en 1820 en Alajuela, por una coyuntura familiar; eso me hace dar cierta validez a la jocosa y magistral síntesis que alguna vez hiciera de manera pública el amigo José Néstor Mourelo, a propósito de la diferencia esencial entre nacer piñuela o papero. Porque, hombre intrépido, atrevido, temerario, iconoclasta y transgresor, los pocos que han estudiado su vida han recurrido a términos como díscolo, controversial, excéntrico, loco, creativo y aventurero para tratar de caracterizarlo, con mucho de verdad pero quizás aún insuficientes para valorar a cabalidad su curiosa personalidad y su legado.

José María Figueroa Oreamuno y su Álbum

La verdad es que yo no sabía nada de él, con excepción del famoso “Álbum de Figueroa”, ejemplar único y bajo custodia en los Archivos Nacionales, el cual nunca he intentado siquiera solicitar, pues entiendo que su préstamo está vedado al público. No obstante, hace apenas tres semanas, rebuscando en el polvoriento cajón de una compraventa capitalina, di con una versión sintética de dicho álbum -y por la módica suma de mil colones-, intitulada “El Álbum de Figueroa. Viaje por las páginas del tiempo”, publicada en 2001 en conjunto por el Ministerio de Cultura y los Archivos Nacionales. Impresas en papel cuché, esas casi 60 páginas pletóricas de imágenes selectas, trazadas por Figueroa -mapas, personas, costumbres, rituales y hasta un árbol genealógico- y acompañadas por textos explicativos, son la más palpable evidencia de los riquísimos testimonios de tan prolijo narrador de muchos aspectos ignorados de nuestra patria.

Asimismo, en esos días, buscando información en la hemeroteca de la Biblioteca Nacional para un libro que escribo actualmente, en la Gaceta Oficial de 1884 me topé con debates legislativos acerca de si comprarle o no a Figueroa los mapas que él ofrecía vender al gobierno.

Y, para sumar a esas coincidencias, de súbito se anunció la puesta en escena de “Figueroa. Notario de la patria inédita”, de Jorge Arroyo, destacado dramaturgo y profundo estudioso de la vida de dicho personaje, cuya obra recibiera el Premio Nacional de Teatro en 2003.

Amante del teatro -aunque poco conocedor-, sentí gran ilusión por presenciar dicha obra, para ver encarnado al viejo Figueroa, caracterizado por el conocido actor Carlos Alvarado. No obstante, a punto de asistir a la función, me desinflaron el ánimo los juicios de los reputados críticos don Beto Cañas y don Andrés Sáenz quienes, con tecnicismos propios de su oficio, fueron implacables con el montaje, tanto por su contenido como por numerosos aspectos formales. Confieso que casi desistí de ir. Pero, por fortuna, al fin decidí hacerlo, y debo decir que disfruté de una obra que -con algunos actores destacados y convincentes, como Alvarado, Roberto Zeledón, Leonardo Perucci, Miguel Rojas, Marcela Ugalde y Wilberth Salazar, sobre todo- aporta un recorrido elocuente y veraz del tránsito vital del insólito hombre que fue Figueroa.

Como grata sorpresa -por ser yo biólogo y conocedor de sus memorables y perdurables aportes-, emergió la figura del naturalista suizo Henri Pittier, sobriamente representada por Perucci. Desconocía la relación personal e histórica entre estos dos singulares personajes pero -y ahora tengo interés en estudiarla- siendo Pittier el científico que fue, no creo que hubiera dado tanto valor a los hallazgos de Figueroa -como se sugiere en la obra- si no hubieran sido de auténtica valía. Aparte de otras cuestiones, eso me hace poner en duda la tajante afirmación de don Beto Cañas en cuanto a que ni Figueroa ni lo que escribió fueron trascendentales.

Pienso que, en realidad, y a falta de un mejor término en español, Figueroa fue una especie de “outlier” (¿disidente?), vale decir, algo así como ese punto que en un gráfico aparece solito y aislado de toda tendencia principal revelada por un análisis estadístico de datos. Creo que fue un ser humano con un intelecto, sensibilidad y destreza artística privilegiadas, quien vivió en forma libérrima, a contrapelo del entorno anodino y mojigato de entonces. O, en una expresión más popular, un “mal amansado” que “se salió del canasto” para vivir la vida a su manera, reñido con todo formalismo y convencionalismo, y sin temer a las consecuencias de sus actos.

Por ello, el periplo vital de Figueroa amerita valorarse a fondo, para comprender mejor a estos seres excepcionales, y así evitar la intolerancia y la marginación hacia quienes perciben y sienten el mundo diferente de la mayoría. Y, en esa medida, esta obra teatral es más que oportuna y bienvenida, junto con otros esfuerzos que pudieran hacerse -como la deseable publicación de su Álbum- como estímulo para rescatar en toda su vastedad el legado de este inusitado compatriota.

__________________________

(*) Dr. Luko Hilje Quirós. Biólogo. Doctor en Entomología, Profesor Emérito, Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE). Publicado en La Tribuna Democrática, el 15 de julio de 2009.

 

El Cacique GARABITO

El Cacique Garabito. Escultura del Sr. Oscar Bákit Padilla. (Fuente: Wikipedia).

El Cacique Garabito. Escultura del Sr. Oscar Bákit Padilla. (Fuente: Wikipedia).

.

¿GARABITO o COYOCHE? Compartimos con Ustedes este tema controversial que encontramos en la red. Aunque ya habíamos presentado un artículo sobre el Cacique COYOCHE, donde -de acuerdo con las las investigaciones de don Óscar Bákit- tales nombres representarían a dos personajes totalmente distintos.

De ese artículo citamos: “Coyoche fue un rey indígena de Costa Rica en el decenio de 1560, al que a veces se confunde con el rey Garabito, a pesar de que se trata de dos personajes muy diferentes y de que sus respectivos pueblos pertenecían a dos grupos culturales distintos: el de Coyoche al área cultural de Mesoamérica y el de Garabito a la llamada Área intermedia”. (*)

No obstante lo anterior, la siguiente información resulta interesante…

.

Por: Miguel Salguero (*)

Cuando los españoles llegaron a Costa Rica nuestro país estaba regido por el sistema de cacicazgos; es decir, un cacique gobernando a un grupo de indios; estos constituían una tribu. Lo primero que intentaron hacer los españoles conquistadores fue conseguir el sometimiento de los caciques, cosa que lograron en muchos casos. Sin embargo, un cacique muy poderoso por la extensión de sus dominios dentro y fuera del Valle Central, se reveló contra los españoles y a lo largo de muchos años se constituyo en el principal obstáculo para la conquista definitiva de Costa Rica.

Este poderoso cacique, jefe de los huetares (también puede escribirse “güetares”) pasó a la historia con el nombre de Garabito -algunos lo escriben “Garavito”-. Dentro de sus dominios, estaba San Mateo, llamado en tiempo de la Conquista Valle del Coyoche (del tarahúmar coyochi, lugar de coyotes) por lo que se menciona en ocasiones a Garabito como ”Rey del Coyoche”. Pero los dominios de Garabito iban desde las tierras del actual San José hasta la costa del Pacífico y se extendían quizás a la vertiente del Atlántico, donde gobernaban una zona los indios Botos, enemigos del Rey Huetar.

Dentro de los dominios de Garabito estaban las tribus de los Tices y los Catapas, cuyo territorio se extendía por los lugares conocidos hoy como Grecia y Alajuela. Otros pueblos sometidos a Garabito eran los de Abacara, Chucasque, Cobobici, Cobux, Yurustí (nombre de un cacique), Barva, y otros. Como se ve, Garabito era un gran jefe, por lo cual no parece correcto a algunos historiadores la versión de que su nombre fuera tomado del Capitán español; porque no es verosímil que un jefe poderoso y rebelde adoptarse el nombre del enemigo. Lo más probable, señala don Carlos Gagini, es que Garabito sea del tarahúmar garabee o garabi, superlativo de gara, bueno tal vez el mejor. En efecto, Garabito fue el mejor.

El lugar exacto donde residía Garabito a la llegada de los españoles no se ha determinado; podría ser el actual San Ramón, porque un documento antiguo cita que “el río Grande viene de Garabito”; o que en la amplitud y libertad de sus dominios, se ubicara en diferentes sitios. Como Garabito le hacía la guerra a los Botos del Atlántico (región de San Carlos), lo probable es que viviera cerca de esta región. La esposa de Garabito, Biriteca, era muy amada por su señor; dicen las crónicas que esta india fue mujer muy bella; los españoles recurrieron en cierta ocasión a su captura, para someter al Rey Huetar, sin embargo, antes de esto ocurriendo muchos hechos violentos.

En lo que llamaban los españoles “La Provincia de Garabito” se llevaron a cabo numerosos encuentros entre los conquistadores y los hombres del Cacique Garabito. En el año 1560 fue nombrado Juan de Caballón, joven abogado español, residente en Guatemala, para llevar a cabo la conquista de Costa Rica. Se asoció con el padre Juan de Estrada Rávago; y en 1561, con 90 soldados y muchos caballos, vacas, cerdos, cabras y bastimento, llegó hasta las cercanías del actual río Ciruelas, en donde pobló la ciudad de Garcimuñoz, en los llanos de Turrúcares, y luego fundó la Villa de los Reyes, en Santo Domingo (Orotina actual) y el puerto de Landecho, en Tivives.

Juan de Cavallón trató de someter al Cacique Garabito y lo consiguió mediante el uso de la fuerza; el Rey Huetar fue hecho prisionero, pero logró escapar con astucia ya que fingió estar sometido al dominio del español y este le quitó la vigilancia. Entre, tanto, la campaña para conquistar Costa Rica en forma definitiva siguió adelante, y fue así como Garabito, ya de nuevo al frente de una tropa de indios de más de 2000, se entero que llegaban refuerzos para los españoles y atacó por sorpresa, con lo cual logró derrotar a un contingente que venía desde Nicaragua. Enterado de este descalabro español, Juan de Cavallón ordenó a su capitán Ignacio Cota marchar con gente armada al Valle del Coyoche con el fin de someter a Garabito.

Garabito había abandonado Coyoche y emprendió la marcha hacia el Landecho, el puerto por donde suponía que llegarían refuerzos para los españoles, Ignacio Cota interrogó a las mujeres únicas, personas que encontró en el pueblo de Garabito, y por la fuerza interrogó entre otras a Biriteca, la esposa de Garabito, y así pudo seguirle las huellas al cacique y su gente. Después de varios días, los españoles dieron alcance a Garabito y se entablo un combate, el cual, por contar con mejores armas ganaron los españoles pues los indios luchaban con arcos y flechas. Garabito se retiró de nuevo a las montañas.

En vista del fracaso de su misión, el capitán Cota le propuso a su jefe Juan de Cavallón el ardid de capturar a Biriteca la esposa de Garabito, con el fin de que este se rindiera ya que era de esperar tal acción pues el cacique amaba a su mujer, para tal fin encomendaron al Capitán Antonio Pereyra, un hombre alto, nervudo, que marchara al lugar donde Cota había interrogado a Biriteca. Logró consumar sus designios al capitán Pereyra, pues sorprendió en una cacería a Biriteca y la trajo a Garcimuñoz. Sin embargo, como pasaba el tiempo y el poderoso Rey Huetar no se presentaba a negociar por su esposa, Cavallón envió una expedición a buscarlo. Hubo un encuentro entre indios y españoles y estos lograron capturar un jefe que les dijo era Garabito, jubilosos lo trajeron a Garcimuñoz, pero resulto ser un subalterno del cacique que se prestó al ardid.

En Garcimuñoz los españoles mantuvieron prisionera a Biriteca, lo que no produjo ningún tipo de encuentro entre el Rey Huetar y los españoles. Sin embargo, enterado el indígena de otra expedición ordenada por el jefe español en su contra, decidió atacar la propia Garcimuñoz. Garabito era un jefe no solamente poderoso por el gran territorio y los muchos indios que dominaba, sino por su astucia y valentía. Cuando atacó Garcimuñoz, los españoles se sorprendieron y el Jefe Cavallón solamente logro ubicar sus tropas para repeler el ataque desde mejores posiciones, lo que permitió a Garabito liberar a su amada Biriteca. Después de este episodio, Juan de Cavallón no salió en persecución del caudillo indio pues preparaba viaje a Guatemala, a informar a la Audiencia del resultado de su empresa de conquista.

De nuevo en sus dominios, Garabito logró la captura de un soldado español, el cual, luego de someterlo a interrogatorios y de amenazarlo con ajusticiarlo, o sea la misma suerte que corrió ante Cavallón el indio impostor, le dijo al Cacique que el capitán preparaba viaje a Guatemala. Garabito decidió atacar a Cavallón durante su travesía por el territorio que dominaba el cacique, así lo hizo, ya que mediante una emboscada atacó a los españoles con la fiereza que le era característica. Sin embargo, los soldados españoles se defendieron con valentía, inclusive algunos aseguran que Cavallón y Garabito pelearon cuerpo a cuerpo; sin embargo, los españoles lograron salir del trance y marcharon a Guatemala. Hubo algunas bajas de los dos bandos: Garabito de nuevo se refugió en sus montañas.

Un nuevo capitán español, don Juan Vázquez de Coronado, Alcalde Mayor de Nicaragua, recibió la misión de continuar con la conquista de Costa Rica. Vino acompañado de 80 hombres, y se encontró con una sublevación general de los indios sometidos por Cavallón. Pero Vázquez, hombre de buen corazón, logró dominar a la mayor parte de los caciques levantiscos, solamente el Rey Huetar Garabito no hizo las pases con los españoles. Por este motivo el conquistador dio la orden de guerra sin tregua contra Garabito, el cual estaba en sus escondites, probablemente por la zona norte, el San Ramón actual, donde en la época moderna se han descubierto tumbas con numerosas evidencias de la cultura Huetar en la región.

Don Juan Vázquez de Coronado, a pesar de sus esfuerzos y de una conducta poco severa -si la relacionamos con la de otros conquistadores- hacia los indios, decidió terminar con la rebeldía de la provincia de Garabito, la más numerosa del territorio de Costa Rica. Para poder capturar al Rey Huetar, los españoles instruyeron un proceso, en el cual el jefe indio rebelde fue condenado a muerte. Garabito fue condenado en ausencia y sin defensa, hechos que le dieron al proceso las características de una total injusticia. Sin embargo, el Alcalde Mayor dio por buena la causa y envío a dos subalternos suyos, el capitán Francisco de Marmolejo y el maestro de Campo Juan del Valle, quienes con una tropa bien armada, salieron a perseguir al rey indómito Garabito.

Muchos años de lucha y sacrificio, además del peso propio de la edad, cargaba sobre sus espaldas el rey Garabito. No obstante logro mantenerse a distancia de los españoles del Valle y Marmolejo; y no solo esto, sino que cuando el hábil estratega indígena lo creyó conveniente, ataco a sus perseguidores y les propino una nueva derrota, ya que cayeron en el combate varios españoles; los jefes, instruidos al respecto por Vázquez de Coronado para no perder muchos soldados, optaron por escapar hacia Garcimuñoz. Mientras tanto, el Alcalde Mayor, quien fue nombrado por el Rey años después, adelantando a Costa Rica, estaba muy interesado en continuar su conquista y entonces decidió hacer su expedición a las tierras de los Quepos y los Coutos; dejó al mando en Garcimuñoz al Capitán Antonio Pereyra.

En el año 1563 una tropa al mando del capitán Antonio Pereyra marchó nuevamente hacia los dominios del Rey Huetar, a fin de aprehenderle de ser posible. Garabito se dio cuenta, y como ya estaba viejo y no quería más encuentros, uso la táctica que en ocasión anterior había utilizado con el propio Vásquez de Coronado: un sustituto. En efecto, otro indio se ofreció a suplantarle, y se puso el penacho del jefe. Los españoles no conocían a Garabito, razón por la cual cayeron en el ardid. Pero la Cacica de los Botos -entre los indios también había mujeres jefes- se prestó para identificar a Garabito, con lo cual se descubrió la mentira. El capitán Pereyra se disgusto muchísimo y ordenó nuevos intentos para capturar al viejo cacique, pero no lo consiguió.

Los años pasaron, la conquista de Costa Rica siguió adelante y Garabito, viejo y cansado, continuó rebelde, pero ya sin voluntad ni hombres suficientes para causarle molestias a los españoles. Con los años y durante la gobernación de Alonso Anguciana, Garabito se instaló, calladamente en el valle del Coyoche, también llamado Valle de La Cruz por los españoles. Sin embargo, alguien se dio cuenta y corrió a contárselo al Gobernador, quien de inmediato ordeno que le llevarán al viejo e indómito cacique ante su presencia. Garabito no opuso resistencia, llegó y se sometió a los españoles, incluso fue bautizado. Luego se regreso a Coyoche, en donde vivió hasta su muerte. En este lugar hubo una población numerosa, pero al paso de los años, y por ser un lugar insano según las crónicas prácticamente desapareció el pueblo. Sin embargo, aún perdura el nombre del Rey Huetar, en el mismo sitio, que los españoles llamaron Santa Catalina de Garabito, y la leyenda ronda la muerte de los vecinos quienes señalan “el lugar donde vivió Garabito”. Así termino su vida el más indómito cacique de nuestras tierras, el Cacique Garabito.

(*) NOTA de la publicación del Blog “Cuasran”: Documento escrito por Miguel Salguero Zúñiga, basado en informaciones de “Los Aborígenes de Costa Rica” de Carlos Gagini, “Historia de Costa Rica” de Carlos Alfaro, “Garabito, el Rey indómito” de Juan Ramón Gutiérrez, “Cartilla Histórica de Costa Rica” de Ricardo Fernández Guardia: y en la tradición oral.

_______________________________________

(*) FUENTE del ARTÍCULO

Blog “Cuasran”, a cuyos Gestores agradecemos tan interesante y valiosa publicación,  realizada el 08 de Marzo de 2008.

ENLACE:  http://cuasran.blogspot.com/2008/04/cacique-garabito.html

____________________________________________

(*) Le invitamos a leer un artículo relacionado:

“El Cacique COYOCHE”

en el siguiente ENLACE

https://marcosoto34.wordpress.com/2011/09/25/el-cacique-coyoche