Costa Rica: ¿Un Cementerio de Esperanza?

esperanza muerta

Por: Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde (*)

No es mi costumbre, escribir sobre temas ajenos a la educación, pero dada la situación que enfrenta nuestro país, donde personalmente he podido escuchar a muchos esparzanos y no esparzanos, acerca de la pérdida de la fe y la esperanza hacia nuestros gobernantes.

¿Quién de nosotros no ha escuchado la frase “La esperanza es lo último que se pierde”?

He visto cómo algunas personas se comen 12 uvas en 12 segundos el 31 de diciembre de cada año para tener esperanza con una mejor suerte, sin embargo cada fin de año se repite la escena, y en silencio se escucha “Este año sí…”

En mi larga vida -gracias a Dios- he logrado ver y escuchar a los presidentes del país, junto a su familia, enviando mensaje de navidad con un gran discurso de esperanza, esperanza que se hace grande para los que rodean al presidente, pero se hace chiquita, bajita y terca para los de “abajo”.

Frases normales como “Quería ser Ingeniero pero ya no tengo esperanza”, “Logré sacar mi licenciatura, pero murió mi esperanza para ejercer”, entre muchas otras.

Dicen que la esperanza es lo que mantiene al ser humano para seguir viviendo. Sin embargo, la esperanza en nuestro país está enferma, está grave, está muriendo.

 Me he preguntado sobre las causas de esta situación. ¿Serán, entre otras, la demagogia de muchos políticos?

El siguiente es sólo un ejemplo que pudo haber sucedido: Discurso ante un pueblo o reunión masiva de un candidato a diputado o -por qué no- a la presidencia de nuestro país:

“Compañeros, he analizado detenidamente la situación que prevalece en este cantón, es alarmante el desempleo, me comprometo ante ustedes para que en el transcurso de dos años, este pueblo será todo un ejemplo en nuestro país, gracias, gracias”

Nunca sabremos si ellos mismos creían en esas palabras, pero lo cierto es que los políticos costarricenses suelen realizar promesas que, después de un tiempo, verificamos que no fueron cumplidas. 

El costarricense, no puede vivir sin la esperanza. El ser humano debe tener metas en la vida (sociales, económicas, políticas, familiares, espirituales…) y esas metas deben verse y ser alcanzables.

Todo lo que está sucediendo hoy es para que aprendamos a depender de Dios. Aunque las esperanzas estén perdidas; no temas ante lo que pueda venir. La esperanza no debe morir, debemos revivirla, no debemos convertir a nuestro país en un “Cementerio de Esperanza”.

IMAGEN: Página de “Desmotivaciones.es”.

________________________

Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde

Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde

(*) El Prof. Jorge Luis Quirós Ugalde, es miembro del Departamento de Matemáticas del Sistema Educativo Sancti Spiritus, ubicado en Los Nances, Esparza.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s