Guanacaste… Tu Magia (Poema)

Guanacastequidad (Imagen tomada de www.investiga.uned.ac.cr)

Guanacastequidad (Imagen tomada de http://www.investiga.uned.ac.cr)

Guanacaste… Tu Magia

Autora: Teresita Madrigal Alfaro (*)

Allá, en la choza querida, que Carmona me brindó,

donde aquel tiempo florido, de mi infancia se quedó

retozando en mi memoria; con el sabor del palmito

y del albo guapinol, recuerdo a mi amada Madre,

muy cerca del gran fogón, el de enormes tinamastes,

soportando aquel ollón, mientras ella en el metate

se afanaba en su labor; muele que muele el maíz

para hacer ricos buñuelos y los tamales de ensueño,

o palmear unas tortillas y darnos el chicasquil.

.

De tus mágicas maderas, Guanacaste, excelsa y bella,

surgen las hermosas notas de la música más tierna,

que remueve sentimientos y los pone en carne viva,

y regresan fresquecitos al fulgor de aquellos días

que gocé con mi familia las delicias de tu edén,

del que un día partiría y que ya no he vuelto a ver.

.

Agitando sus enaguas, que le cosiera Mantlatl

con el más rico algodón y con los hilos de plata,

de la larga cabellera de nuestra luna liberiana

que, noche a noche, al visitarla, ahí en su viejo telar,

solícita le dejara.

.

La princesa Nandayure baila alegre un lindo son

con el Cacique Nambí, noble y fuerte chorotega,

de gran casta y corazón; y degustan, complacidos,

un buen vino de coyol.

.

Y allá, en medio de la pampa, hay un alto guanacaste,

que escucha a un triste cosingo, al oído susurrarle

sus tristezas con dolor, mientras que

las oropéndolas tejen con su maternal fervor

los áureos pendientes que esperan los retoños del amor.

.

El Tempisque en su caudal, lleva guarias nazarenas,

tan bellísimas y nuestras, trenzadas con real ‘glamur’,

y engalanando a mi tierra, lucen todo su esplendor

como reales amatistas que fulguran con su luz,

coronando a nuestra Virgen, Madre del Niño Jesús.

.

En la playa de Tamarindo, paraíso tropical,

las olas lucen radiantes el vuelo de sus corpiños

de blancura celestial, mientras un marlín se bate

con un feroz tiburón, por una linda sirena,

que entona entre los corales una sentida canción.

.

En tus verdes pastizales, las “pelirrojas” zompopas

gozan de un sabroso níspero que les regaló sus hojas,

y le dan gracias a Dios por tener bajo tu suelo

su hogar y su protección, enviada del mismo Cielo.

.

Guanacaste, tú me lates, vibran en mí tus volcanes,

ardientes cual mi “Pasión” y en tus extensas sabanas,

retozó mi alma de niña y mi piel doró tu sol,

y me bañó el Abangares y por todos esos lares,

mi espíritu se paseó y disfrutó tus bondades,

y en mí conservo guardada, Guanacaste de mi alma,

el encanto de tu selva y tu mágica belleza,

orgullo de mi nación.

 .

Teresita Madrigal Alfaro. 08 de Julio de 1990.

Todos los derechos reservados. Si desea copiar este poema, deberá citar a la autora.

.

 ________________________

Teresita Madrigal Alfaro, Poetisa costarricense.

Teresita Madrigal Alfaro, Poetisa costarricense.

(*) Teresita Madrigal Alfaro, Poetisa Costarricense, nativa de San Ramón, Alajuela; colaboradora del Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”, tiene familiares en nuestro cantón esparzano.

IMAGEN: Página de “Investiga: Portal de Investigación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED)”.

 www.investiga.uned.ac.cr.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s