Viajando pa’ Marbella de Santa Cruz…

Imagen utilizada con fines ilustrativos. Fuente: Blog Historias del Tren, España.

Pasajeros… Imagen utilizada con fines ilustrativos. Fuente: Blog Historias del Tren, España.

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

♪♫♪♫ “Hablando de mujeres y traiciones” ♪♪♫♫

¡Ahhh, no! Ésa es “Mujeres Divinas” y ésta es otra de mis anécdotas que me ha dado por escribir… Cada loco con su loquera…

Cuando mi hermana Esther vivía en Marbella de Santa Cruz, Guanacaste, me fui p’allá a darme un vueltín… de los que en aquellas épocas eran casi siempre y pa’ todos lados…

Había que tomar un bus rural… muuuuuuuuuuuuyyy rural… ¡Ayyy! ¿Por qué la mayoría de mis anécdotas son en buses?? ¿Qué? ¿No podría haberme tratado mejor la vida con… mientras viajaba en mi BMW… o en uno de mis tantos viajes en avión…? ¡Ahhh, no…! ¡Viajando en bus per saecula saeculorum!!!… ¡Jajajajajajajaja!

El caso es que, como buen bus de pueblo, tenía capacidad como para 45 personas e iban como 80… Aquello era un verdadero caos: cajas con gallinas… paquetes… maletas, sacos… etc…

Yo ‘le puse bonito’para ver si en aquel caos lograba un campito… En eso, vi que había uno al lado de un parroquiano que llevaba un saco lleno de-no-sé-qué… tal vez víveres…

Resulta que el saco de este prójimo iba justo en donde, el que se sentara, debía, en buena teoría, poner sus piernas…

Me acerqué al único asiento disponible, y muy amablemente le dije:

-“Señor, por favor, ¿podría correr su saco para sentarme??”

Me miró y, con toda la falta de cortesía, me respondió:

-“¡NO!”

¡Uyyyyy! ¡Qué pedazo de… 1… 2… 3…! Y ¿qué hacía yo?… ¿Quejarme con la gerencia? ¿Con el chofer,  quien no podía ni con su vida, menos con aquel gentío? Era de pie en aquel caos o sentada de medio lado con las piernas en el pasillo… ¡Ni modo! Me senté con mis rodillas pegadas al saco y de ‘medio ganchete’…

Arrancó aquella ‘cazadora’… ¡Que Dios nos agarre confesados!!! ¡Qué ‘colerón’! Tras de todo y lo incómoda que iba… ¡Encima ese ‘ingüelible parroquiano’ me iba mirando! Le devolví la mirada y -muy digna- le hice la peor cara posible… Me miró a la cabeza y se echó lo que -de reojo- me pareció una risilla… ¡Uyyy, que rabia!!!

Quería decirle:

-“¿Qué? ¿Tengo monos en la cabeza???”

¡Ahhh, no! ¡Esto ya es guerra declarada!!… Curva a mi favor: rodillazo amable al saco… Frenazo: rodillazo cortés al saco… Curva en contra: el parroquiano hala su saco… Pasa gente por el pasillo: rodillazo gentil de ‘pasa raya’ al saco…

Ya bastante avanzado el viaje, se hizo el milagro… Ya no hay gente de pie y, al lado del parroquiano, el saco y yo… Dos espacios vacíos… ¡Esto es la Gloria!!!

Le miré nuevamente, con mi peor cara, pensando: 

-“¡Adiós viejo cae-mal… dejá de verme la cabeza!!!

Y, ¡claro!, el saco de inmediato fue colocado cómodamente en donde no hacia ni cinco segundos estaba mi retaguardia…

Bueno, a respirar profundo… Mochila al lado… Busqué mi espejito y a ver qué tan chueca andaba mi cara… Ahora… a ver este mechero…

¡¡¡Dios de mi vida!!!! Nada en el mundo me habría preparado para ver lo que estaba en mi cabeza: ¡¡¡UNA CUCARACHA MUERTA!!!!  ¡Y no era chiquitica!!! ¡Era grande! ¡Uyyy!!! ¡Uyyy!!! ¡Ayyy, no, no!!! No voy a gritar… No voy a gritar…

Me pasó como una corriente eléctrica por todo el cuerpo… ¡Guácala!!! ¡Guácala!!! La tiré al suelo, como quien se quita una brasa encendida, y le puse el zapato encima, porque -aunque era evidente que estaba muerta- por si acaso… ¡Ya!!! ¡Ya!!! Era tan sólo una simple cucaracha… Y, ¿desde dónde caería hasta mi cabeza??? ¿Desde cuándo???

¡Mjm, ‘parroquiano ingüelible’! ¡Claro!!! ¡Cuán divertido le resultó ver la cucaracha en mi cabeza y burlarse!!!

Mínimo se pensó:

-“¿Qué le pasa a ésta? ¿Haciéndose la muy delicada, y llevando una cucaracha en la jupa”.

Como dice Doña Merry: 

-“¡Ay, qué chichón”…

Para concluir, les diré que esta prójima se hizo la dormida hasta tener plena seguridad de que mi querido saco y su dueño se habían bajado…

¿Cómo recuperás tu dignidad en la vida después de pasear una cucaracha muerta en la cabeza????

¡¡¡Jajajajajajajaja! ¡¡¡PLOP!!!!  😉

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

.

IMAGEN: Imagen utilizada con fines ilustrativos. Fuente: Blog Historias del Tren, España.

ENLACE: www.historiastren.blogspot.com

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s