Óscar López y la discriminación positiva

Vista parcial de la "Concentración a Ciegas por la Dignidad", efectuada el Domingo 02 de Febrero de 2013, en las afueras del Parque de Diversiones, San José, como protesta pacífica ante la discriminacion sufrida por nuestro Amigo, coterráneo y colaborador de nuestro Blog, el Prof. Jonatán González Díaz y su apreciada Familia. Año 2013.

Vista parcial de la “Concentración a Ciegas por la Dignidad”, efectuada el Domingo 02 de Febrero de 2013, en las afueras del Parque de Diversiones, San José, como protesta pacífica ante la discriminacion sufrida por nuestro Amigo, coterráneo y colaborador de nuestro Blog, el Prof. Jonatán González Díaz (ejecutando el ‘bajo’ o ‘sausófono’)  y su apreciada Familia. Imagen del Año 2013 (Autora: Prof. Ángela Carballo).

Por: Jonatán González Díaz (*)

Hace tres años, aproximadamente, visité el Parque de Diversiones con mi esposa e hija. Como soy una persona con discapacidad visual total, me regalaron el pase especial y a mi esposa como mi acompañante. También pagamos el pase especial de mi hija, de tres años en ese momento.

Cualquiera diría “¡Qué bueno es no pagar!” Pues, resulta que, como entré en calidad de ‘persona con discapacidad’, para las personas del parque yo no soy un ‘adulto responsable’ que pudiera hacerme cargo de mi hija, ni siquiera para subirme con ella en un trencito infantil. No obstante, la realidad es que yo soy su padre y todos los días me encargo de cuidarla, alimentarla y protegerla, como lo hace cualquier padre. 

Paradójicamente, tampoco mi esposa podía acompañar a nuestra hija y subirse con ella a las ‘atracciones’ del Parque, pues su pase especial era única y exclusivamente ‘para cuidarme a mí, y no a la niña’. En síntesis, la familia con algún cónyuge con discapacidad, definitivamente no podía visitar el parque. Preferiría mil veces pagar mi pase especial y poder ser un padre como cualquiera, en un ideal de inclusión, ya que por aceptar la regalía, quedé disminuido como persona (**).

Desafortunado proyecto de ley 

Ahora, aparece este señor diputado Óscar López, autoimpuesto y supuesto representante de la población con discapacidad, pretendiendo -fiel a su practica de sacar el mayor provecho a su discapacidad- llevar al Plenario Legislativo el proyecto de ley para que las personas con discapacidad no paguemos pasajes de transporte público. Prácticas como ésta se aplican en algunos países y se le ha denominado “discriminación positiva”. Se trata de una buena intención para facilitar algo que termina discriminando más y convirtiendo personas con discapacidad en parásitas.

¿Por qué discriminaría esta ley?

Esta ley vendría a causar discriminación por el hecho de sugerir que una persona con discapacidad no podría ser capaz de conseguir un empleo para pagar su boleto. Podríamos decir, pues, que cualquier desempleado sin discapacidad debería tener el mismo derecho y esto no es así. En ese caso, sería mucho mejor impulsar iniciativas para incentivar el empleo para personas con discapacidad, a fin de mejorar su poder adquisitivo.

¿Por qué vendría a crear parásitos?

En otros países, donde esto se aplicó una ley similar a la promovida por el diputado López, tomándose de lo de los pasajes y otros servicios, también se empezó a afectar a las personas con discapacidad con muchas otras cosas, tales como negándoles empleos, restringiéndoles productos de crédito, impedirles responsabilidades legales, etc. Todo esto, porque la persona con discapacidad se convirtió en una especie de ‘niño mimado’ que hay que ponerle todo en la boca, que es mejor que no salga de casa, que es mejor que no trabaje, a quien el Estado le podría dar una ‘pensioncita de hambre’ para que no sea una carga laboral para nadie.

Usted NO nos representa

No, señor López, usted -una vez más- no nos representa. No queremos limosna, no queremos regalos, deseamos inclusión y equidad. Queremos empleo para pagar nuestras obligaciones y servicios. Si yo le pago al autobusero, tengo el derecho a exigir calidad en el servicio. Si pago el pase especial tengo derecho a usar el Parque de Diversiones en plenitud. Si puedo ser una persona como cualquiera otra, en realidad, podré decir que la inclusión fue lograda.

Hay personas que sí necesitan una ayuda de transporte, niños y niñas que acuden a centros de enseñanza especial de bajos recursos o personas con discapacidad que necesitan trasladarse a centros hospitalarios con verdaderas dificultades. Esto no puede ser parejo, muchos no necesitamos entrar a todas partes sin pagar. Así que, señor López, no nos quiera montar gratis a todos en su autobús. Muchos ciegos no andamos por ahí bamboleando el bastón, mostrándolo en cámaras para hacernos una imagen, menos nos escondemos detrás de él para evadir responsabilidades.

.

(**) Lea  la crónica titulada “El Prof. Jonatán González, Profesional No Vidente, y su Familia sufrieron discriminación en el Parque de Diversiones”en el siguiente ENLACE: https://marcosoto34.wordpress.com/2013/02/04/el-prof-jonatan-gonzalez-profesional-no-vidente-y-su-familia-sufrieron-discriminacion-en-el-parque-de-diversiones/

.

***************************************

Prof. Jonatán González Díaz

Prof. Jonatán González Díaz

(*) Prof. Jonatán González Díaz, Cantautor y Docente Esparzano.

E-mail: jonagonzalez@gmail.com

.

Anuncios