Pasajera de un ¿Taxi?

The-Rock

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Esta foto de ‘La Roca taxista’ -que es ‘viral’- siempre me recuerda algo que me sucedió…

Venía para mi casa, acá en Esparza, y tomé uno de los últimos buses desde San José, digamos que el de las 9… Pasadas las 11 de la noche, llegué a la famosa Parada de Buses de La ‘Sin-Bomba’, en Marañonal…

Me bajé del bus, con mi bolso de mano y mi maleta repleta de ropa para lavar, pues, durante toda la semana de trabajo no había lavado nada.

Me dirigí, con aquel sueño y cansancio de la semana y del viaje, hacia un taxi para hacer la entrada hasta mi casa.

Abrí la puerta trasera, puse mi maleta -pesadísima-, así como mi bolso de mano, acomodé mi humanidad, cerré la puerta y le dije al taxista:

-Buenas… ¿Usted me llevaría por favor, adentro, hasta la última calle de La Carpintera, casi  empezando a bajar el río?

El tipo me volteó a ver con esa misma cara de susto de la foto de ‘La Roca’ y parecía no haber escuchado lo que le dije.

-¿Que si me llevaría allá adentro, hasta la última calle?

Ahora me miraba por el retrovisor con una media risilla en la cara.

Estaba a punto de decirle:

-“¿Usted es tonto o se hace?”

Cuando el tipo muy amablemente me dijo:

-Es que yo estoy es esperando a mi mamá.

¿Qué? ¿Aaahh? ¿Qué dijo? ¡Trágame tierra, Dios de mi vida, aquel carro era NEGRO!!!

-Perdón… Disculpe… Es que yo no me fijé bien…

La risilla nerviosa del tipo se hizo más amplia… ¿Acaso se estaba burlando de mí? ¡Ah! ¡Yo que sé…!

Con la vergüenza que me cargaba yo, lo único que deseaba era ‘teletransportarme’ pa’ otro sitio.

Abrí aquella puerta, me bajé del carro, y saqué mis ‘maristates’ en menos que cantaba un gallo… ¡Ay, Harry Potter, ¿por qué de veras no existen las ‘Capas de Invisibilidad’?!!!

Una vez que tuve mis ‘chunches’ abajo, me hice la estúpida… Le di la espalda y llamé a una Base de Taxis… ¡Nada! No había taxis disponibles… Llamé a la otra Base de Taxis… ¡Tampoco había ninguno disponible! Yo necesitaba largarme de ahí, antes de que llegara la “madre esperada” o, de lo contrario, algo me decía que habría no una, sino dos personas con amplias sonrisas en aquel carro negro. Pero, tampoco quería entrar a pie, debido a lo tarde de la hora y al peso de mi maleta.

Y, entonces, en la Parada aledaña, se detuvo un bus… Y una adorable dama de abrigo tejido color de rosa se bajó y caminó directo hacia el carro negro… Bueno… Uno debería creer en los milagros… Pensé que tal vez ‘La Roca’ no le contaría nada a la doñita… Pasaron algunos minutos y no se oía que el carro arrancara… “¡Ayyy, ya, váyanse!!!” –pensaba yo… En eso, escuché que me decían:

-Muchacha, muchacha… ¿Si quiere la llevamos? ¿Para dónde va?

La ‘Dulce Dama de abrigo tejido color de rosa’ ya estaba en conocimiento de causa. ¡Qué chavalo más chismoso! En serio…

-¡Ahh! Muchas gracias, señora, ya viene un taxi por mí…-mentí.

Para no cansar más con el cuento, me tocó esperar más de 15 minutos a que llegara un taxi, con aquella vergüenza que hoy me hace tanta gracia…

Y como yo tengo amigos de otros países, empezando por “Las Europas”, así como “de otras partes y también de Puriscal…” -¡Ayyy, carajo!!!- Les cuento que en Costa Rica todos los taxis son de color rojo y, aunque existen taxis ‘piratas’ que son de cualquier color (o sea, taxis sin permiso de circulación), en Esparza (mi pueblo), particular y extrañamente, no existen taxis piratas. (Bueno… por lo menos, que yo sepa, no los hay…).

P.D. Debo aclarar que ese chavalo del carro negro no se parecía en absoluto a ‘La Roca’ porque, de lo contario, en la de menos hasta le habría aceptado el ‘aventón’ a la “Suegrita con abrigo tejido de color de rosa”, con tal de “refrescarme la vista”… ¡Jajajajajaja!!!! 😉

En esta etapa de mi vida, sigo espantando tristezas, ahora recordando anécdotas…

Marañonal de Esparza, 13 de Julio de 2015.

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Página de SuperLuchas.com

.

Anuncios