Apuntes sobre La Roca de Carballo (I Entrega)

El paso de una locomotora y su convoy por la vía que estuvo habilitada al pie de la famosa Roca de Carballo, Caldera, Esparza, y que incluía en su ruta al Túnel Miraflores. Año 1923. (Imagen: Julio Jiménez).

El paso de una locomotora y su convoy por la vía que estuvo habilitada al pie de la famosa Roca de Carballo, Caldera, Esparza, y que incluía en su ruta al Túnel Miraflores. Año 1923. (Imagen aportada por: Julio Jiménez).

 Por: Gio Castaldini (*)

Para quienes nos interesa la Historia del Ferrocarril en Costa Rica, este enorme acantilado de piedra en descomposición, ubicado en el extremo norte de la Bahía de Caldera, en Esparza, comienza a mencionarse en la historia del Ferrocarril al Pacífico a partir de 1904, año en que se toma la decisión de desviar la trocha del ferrocarril hacia Puntarenas.

Originalmente, se había designado el Puerto de Tivives, antes llamado “Landecho”, como punto de llegada del Ferrocarril al Pacífico. Así fue dictaminado por una comisión de ingenieros en 1896, aunque previamente otra comisión había recomendado que el punto de llegada fuera el Puerto de Puntarenas, pero siguiendo la una ruta paralela a la del Camino de Carretas, es decir, partiendo desde Esparza hasta San José, pues ya desde 1880 existía línea férrea entre Puntarenas y Esparza.

Durante la primera administración de Rafael Yglesias Castro (1898-1902) se oficializó la construcción del Ferrocarril al Pacífico con el propósito de ser un medio de compensación para minimizar la enorme influencia y dependencia que se tenía, hasta entonces, del Ferrocarril al Atlántico, cuyo capital era propiedad de ingleses y norteamericanos.

Mucho se ha hablado acerca de la enorme “casualidad” de que el ferrocarril fuera dirigido hacia Tivives teniendo forzosamente que atravesar la enorme Hacienda ‘Coyolar’, en el Valle del Río Tárcoles y que, coincidentemente, en aquel entonces, era propiedad del Presidente Rafael Yglesias Castro.

Lo cierto del caso es que, en febrero de 1903, cuando el primer ferrocarril llegó al pueblo de Santo Domingo de San Mateo (hoy Orotina), el rumbo de la trocha ferroviaria era ya seguro hacia Tivives, pues, gracias a la pronta acción del prócer de Orotina, don Primo Vargas Valverde, quien junto con otros hacendados donó los terrenos para la trocha entre Concepción y lo que hoy se conoce como Mastate de Orotina, se logró vencer un intento más por desviar la línea hacia Puntarenas, partiendo del sector de Concepción hacia San Mateo y de ahí hacia Esparza.

.

Próxima Entrega: ¿Se detiene la vía al Pacífico? ¿Será Tivives o Puntarenas?

_______________________

Sr. Gio Castaldini

Sr. Gio Castaldini

(*) Sr. Gio Castaldini, Especialista en la Historia del Ferrocarril en Costa Rica y en Iberoamérica, Colaborador del Proyecto de Investigación, Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA” .

Imagen: Cortesía del Sr. Julio Jiménez.

Anuncios