¿Será que soy muy ‘Chela Bonilla’?

Bebé llorando (Taringa)

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

¿Será que soy muy ‘Chela Bonilla’?

No, prefiero pensar que soy observadora…

Hace algunos meses, andaba de cita con mi madre, que en paz descansa, en la Clínica de Esparza. Allí pude ver a una pareja muy joven con su bebé, muy lindos los dos. Tal vez tendrían alrededor de 20 años, el bebé parecía tener apenas unos días de nacido, era evidente que eran papás primerizos…

Me llamó mucho la atención porque se ven muchas madres en cita con sus bebés, pero muy pocos padres acompañándoles; además, el joven estaba súper atento llevando, trayendo papeles, ya cargaba al bebé, ya llevaba el bolso… ella parecía un poco indispuesta, eso confirmaba que era muy reciente su parto…

Al rato, los vi llegar a las sillas, frente al Laboratorio, donde extraen las muestras de sangre… Cuando les llamaron, el muchacho entró junto con el bebé… Ella se quedó sentada afuera…

En un par de minutos se oyó llorar al bebé… Aquella joven mamá se levantó como quien tiene un alacrán en donde ya sabemos… Su cara de angustia era total… y el bebé lloraba más fuerte… y ella se acercaba a la puerta, extendía su mano como para tocar, pero, de inmediato, la retiraba…

El bebé ya no lloraba, pero, ella seguía con su mirada clavada en aquella puerta… Volvió a llorar de nuevo aquel bebé y ella se llevaba su mano al corazón y fue cuando se le empezaron a salir las lágrimas… Ella no se retiraba de aquella puerta, se quitaba las lágrimas como queriendo que no se notara que estaba tan asustada por su bebé…

¡Yo morí!!! …Por un momento, hasta me dieron ganas de acercarme y acompañarla en aquellos minutos que, de seguro, ella sintió eran horas…

Cuando aquella puerta se abrió, ya no salió el joven papá, sino una suerte de Supermán mezclado con Ironman y el Batman más pintao… Con una sonrisa de ‘sobreviviente’, sacando pecho, todo orgulloso, con una cara de “¡Lo logré!” que no podía con ella…

¡Ahhh no!!! Júntenme, pues quedé embarrada en el suelo…

Aquella mamá tomó a ese bebé con tanto amor… Lo besaba suavecito y le decía algo que, lamentablemente, no pude escuchar… Esa escena, de principio a fin, era como para filmarla y colgarla con el título “Morííí de amor”…

¡Qué tiempos más rudos y tristes está pasando la humanidad!!! Muerte y odio a granel… Falta de Dios, tanta falta de amor… Por eso, tenemos que abrir los ojos muy bien… Hay muchos milagros ocurriendo a nuestro alrededor, mucho por lo cual maravillarse, y sentir que hay esperanza…

Nuestro ‘día a día’ ofrece muchas escenas maravillosas… Escenas que nos recuerdan que el amor no se fue de viaje… que el amor sigue siendo el motor del Universo… Sigue siendo lo que nos va a salvar…

Que Dios mire con misericordia al hombre y su necedad…

Si leíste todo esto gracias. Te envío un fuerte abrazo… ¡ÁNIMOOO!!! 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Taringa.net

.

Anuncios