Los PRÍNCIPES de PRUSIA y SAJONIA-ALTEMBURGO vivieron en San Miguel de Barranca y sus restos descansan en Esparza

Príncipe Alfredo y sus padres la princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo y el príncipe Segismundo de Prusia, en su Finca San Miguel, de Barranca.

Príncipe Alfredo y sus padres la princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo y el príncipe Segismundo de Prusia, en su Finca San Miguel, de Barranca. (Imagen: Isidro Murillo Villarreal)

Los Príncipes de Prusia y Sajonia-Altemburgo vivieron en su Finca “San Miguel”, de Barranca, Puntarenas (Costa Rica). Sus restos se encuentran descansando en el Cementerio de la vecina ciudad de Esparza. Conozca su reseña  biográfica familiar en este artículo escrito, a finales de la década de los años 1970, por nuestro coterráneo y amigo, Sr. Isidro Murillo Villarreal.

Un artículo enriquecido con información complementaria -datos, fotos, vídeos, textos, etc.-, producto de las investigaciones del Folclorista Marco Fco.·. Soto Ramírez,  Director del Proyecto de Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

.

Por: Isidro Murillo Villarreal (*)

EL PRÍNCIPE SEGISMUNDO ANTES DE VENIR A COSTA RICA

Periódico LA NACIÓN, Domingo 11 de Setiembre de 1977.- Su Alteza Real, el príncipe Segismundo de Prusia, nació el 27 de noviembre de 1896, en el Palacio Real de la ciudad de Kiel, en Alemania.

Es hijo del príncipe Enrique de Prusia y de la princesa Irene de Hesse, nieto del emperador alemán Federico III y sobrino del emperador Guillermo II.

Hasta los 17 años su existencia transcurrió normalmente, haciendo vida de estudiante; obtuvo el título de Oficial de Marina en la Escuela Naval de Alemania.

.

* * *  HIMNO  REAL  E  IMPERIAL  PRUSIANO  * * *

(HIMNO  DEL  KAISER)

(Salve a ti, en la Corona de Víctor)

.

.

‘Salve a Ti, en la Corona de Víctor’ (‘Vencedor’) fue desde 1871 hasta 1918 el Himno Nacional no oficial del Imperio Alemán.

Anteriormente, había sido el Himno de Prusia, pero la melodía del himno es en realidad el mismo que el himno británico ‘God Save the Queen’ y, en los Estados Unidos, de la canción patriótica ‘My Country’, ‘Tis of Thee’. Por ambas razones, la canción no fue popular en algunos círculos en Alemania. No sólo no se logró obtener el apoyo de la mayoría de los nacionalistas alemanes, sino que nunca fue reconocido por el sur de los estados alemanes (Ej.: Bavaria, Württemberg).

Después de la Primera Guerra Mundial, el Imperio alemán llegó a su fin y la canción ‘Das Lied der Deutschen’ se convirtió en el Himno Nacional de la República de Weimar… (Fuente: Página del vídeo de este Himno en YouTube).

.

EL PRÍNCIPE EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Una serie de graves sucesos que culminaros con el asesinato del archiduque austríaco, Francisco Fernando y del ultimátum de Austria a Servia en julio de 1914, precipitaron a las naciones del globo en el holocausto de la Primera Guerra Mundial.

El primero de setiembre de 1914, aún antes de haber cumplido 118 años, el príncipe Segismundo entró al servicio de la Armada Alemana (Marina de Guerra). A bordo de varios acorazados, luchó en la defensa de las costas de Flandes, Bélgica.

Durante cuatro años, hasta finales de noviembre de 1918, a bordo de varios submarinos, peleó por su Imperio, especialmente en la guerra del Mediterráneo y del Atlántico.

El peligro era parte de su vida cotidiana. Sin embargo, hay un caso que se le quedó grabado por lo singular y hasta milagroso: el 6 de noviembre de 1917, un submarino francés sorprendió en la superficie de Mar Adriático, al sumergible del príncipe. Los franceses atacaron de inmediato para evitar que la presa se les escapara o tuviera tiempo de defenderse.

El primer torpedo pasó por encima del submarino alemán, entre el cañón de proa y la torre, dejando pintura de la punta explosiva del proyectil en el periscopio y la barandilla, y reventando un cable de acero. Milagrosamente, ese torpedo no explotó.

El submarino del príncipe, en prodigioso alarde de habilidad de su tripulación, logró escabullirse y perderse en el Mar Adriático, luego de un clímax de desesperación, en el que se logró esquivar tres torpedos más, uno de los cuales casi da en el blanco, debido a que tomó un rumbo circular. El príncipe Segismundo aun no se explica cómo está contando el cuento.

La guerra submarina era despiadada: submarino que se dejaba sorprender por otro sumergible, irremisiblemente encontraba su tumba en el fondo del océano, junto con su tripulación.

.

Escudo de Armas del Reino de Prusia (1701)

Escudo de Armas del Reino de Prusia (1701). (Imagen: Internet).

.

CAÍDA DEL IMPERIO ALEMÁN

En 1866, Prusia obtuvo la supremacía sobre Austria, al ganar la guerra que culmino con la Batalla de Sadowa. Todos los estados septentrionales formaron la Confederación Alemana del Norte, con Prusia perdiendo Alsacia y parte de Lorena. Los estados meridionales se integraron en la Confederación antes mencionada, surgiendo así el Segundo Imperio Alemán. Bismarck, el Canciller de hierro, tuvo una participación preponderante en estos hechos.

Al estallar la primera guerra Mundial, Guillermo II, el tío del príncipe Segismundo, era el Káiser del Imperio Alemán.

Los sucesos revolucionarios de octubre de 1918, decidieron la suerte del príncipe Segismundo, luego de noviembre de ese mismo año, renunciando al trono de Príncipe heredero.

Por otra fecha regresó del frente el príncipe Segismundo, luego de que casi perece en un ataque de los ingleses, en el Estrecho de Gibraltar.

Todo se había derrumbado. Había hambre y el caos y la destrucción se habían enseñoreado de la otrora orgullosa Alemania.

.

Los príncipes Segismundo de Prusia y Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo el día de su Boda, 11 de julio de 1919

Los príncipes Segismundo de Prusia y Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo el día de su Boda, 11 de julio de 1919. (Imagen: Internet).

.

DE LAS CENIZAS GERMINA UNA CONMOVEDORA HISTORIA DE AMOR

Alemania había sucumbido en el holocausto de la Primera Guerra Mundial, arrastrando en su caída las testas coronadas de la más alta estirpe.

Al derrumbarse las monarquías, las familias reales heredaron su título como apellido.

Alemania había quedado postrada, destruida. Sin embargo, de sus ruinas, de sus cenizas, brotó una de la más conmovedora historia de amor, de cuantas atesora la humanidad en sus anales y que aún no ha terminado de escribirse.

Debemos de tener en cuenta que, al suprimirse las monarquías, las “razones de estado” ya no existían, a la hora de la celebración de la realeza.

Fue así como el gallardo príncipe Segismundo, en este nuevo orden de cosas, casó con la Princesa de sus sueños, la bellísima Carlota Inés de Sajonia Altemburgo y Duquesa de Sajonia, de 20 años, en el año 1919.

.

Prinzessin Charlotte Agnes von Sachsen-Altenburg

Prinzessin Charlotte Agnes von Sachsen-Altenburg. (Imagen: Internet).

.

Tres años después, en 1922, con la princesa Bárbara de 2 años, deciden buscar la felicidad en tierras desconocidas de América, al otro lado del Atlántico.

La reciedumbre y la fuerza de la voluntad del príncipe Segismundo serían garantía, para la princesa Carlota Inés, de que todo saldría bien.

Habría que apuntar en esta aventura peligros desconocidos y gran cantidad de dificultades. Sin embargo, la princesa marcha con aire de resolución y confiada, al lado de su Príncipe, de quien sabe que no se doblegó ante el enemigo, ni aun cuando recibió por el inalámbrico, a la atura de Sicilia, la noticia de que la flota alemana se había sublevado.

Ya en tierras de América, primero se radicaron en Guatemala, ayudados por una casa comercial de Hamburgo, que tenía plantaciones de café en ese país.

Cuando llegaron a Guatemala, ya ellos dominaban el español con conocimientos que habían adquirido en las Escuelas Berlitz para el estudio de lenguas foráneas. Todos los miembros de esta familia real, además del español y, por supuesto, del alemán, también dominan el inglés y el francés.

La familia real se radicó en Santa Sofía, del Departamento de Escuintla, entre los volcanes Fuego y Acatenango, en donde nació el príncipe Alfredo, el 17 de agosto de 1924.

A finales de 1927, hace medio siglo, durante la segunda administración de don Cleto González Víquez, esta familia real se vino para Costa Rica, atendiendo recomendaciones de conocidos.

Aquí compraron al texano, descendiente de alemanes, Guillermo Gehreis, la Finca San Miguel, de Barranca, de 100 hectáreas, en la cual viven todavía.

.

Escena de la tarde en que se celebró el solemne funeral de la Reina Madre Luisa de Suecia-Noruega en Roskilde, cerca de Copenhague, Dinamarca, el 28 de Marzo de 1926.<br />En la gráfica, los enviados de la Casa Real de Hohenzollern:<br />El príncipe Segismundo de Prusia (1896-1978), segundo hijo del príncipe Enrique de Prusia, vestido con uniforme alemán de color negro, justo al lado del príncipe Christian de Schaumburg-Lippe (1898-1974), con uniforme de color gris.

Escena de la tarde en que se celebró el solemne funeral de la Reina Madre Luisa de Suecia-Noruega en Roskilde, cerca de Copenhague, Dinamarca, el 28 de Marzo de 1926.
En la gráfica, los enviados de la Casa Real de Hohenzollern:
El príncipe Segismundo de Prusia (1896-1978), segundo hijo del príncipe Enrique de Prusia, vestido con uniforme alemán de color negro, justo al lado del príncipe Christian de Schaumburg-Lippe (1898-1974), con uniforme de color gris. (Imagen: Wikipedia)

.

Don Alejandro Carvajal Mora, en su juventud, cuando trabajaba en la Finca San Miguel de Barranca, en compañía de la princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo y de sus hijos, los príncipes Alfredo y Bárbara.

Don Alejandro Carvajal Mora, en su juventud, cuando trabajaba en la Finca San Miguel de Barranca, en compañía de la princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo y de sus hijos, los príncipes Alfredo y Bárbara. (Imagen: Prof. Alejandro Carvajal Gätgens).

.

UN ESPARZANO EN LA FAMILIA REAL

Los Príncipes Alemanes han tenido por norma llevar una vida austera, exenta de todo signo de ostentación. Sin embargo, se preocuparon por dotar a la finca de una serie de adelantos como, posiblemente, no había otra en aquella época.

En este aspecto, fue providencial el ingreso al servicio de la Familia Real, el 2 de agosto de 1933, a la edad de 18 años y estrenando el título de Bachiller, obtenido en el Colegio Seminario de esta capital, del esparzano Alejandro Carvajal Mora, persona muy hábil para suplir la falta de recursos técnicos, con iniciativa, producto de su fértil imaginación.

El príncipe Segismundo don Alejandro, con los poquísimos elementos a su disposición, y valiéndose al máximo de los recursos del medio, llevaron a cabo varios proyectos en las instalaciones de la finca, que parecían ser un engendro del genio inventivo del novelista francés Julio Verne.

Cuenta don Alejandro que la única casa en muchos kilómetros a la redonda era la del príncipe Segismundo. Aún no existía la carretera Interamericana. La selva llegaba hasta el borde mismo del camino; la flora era muy poblada y la fauna de gran diversidad de ejemplares. El río Barranca era muy caudaloso y estaba infestado de caimanes. El camino de San Miguel a Barranca tenía trechos muy difíciles de transitar, los que había que pasar con el barro a la panza del caballo. La comunicación con San José se hacía por un ferrocarril de vapor, que tenía un ramal de Barranca a Esparza, cuyo pasaje entre estos dos últimos lugares, de ida y regreso, costaba 0,90 céntimos, cuando lo usual, por un día de trabajo era ganarse 2 colones.

.

Casa Principal de la Finca San Miguel, Barranca, Puntarenas, residencia de los Príncipes de Prusia y Sajonia-Altemburgo

Casa Principal de la Finca San Miguel, Barranca, Puntarenas, residencia de los Príncipes de Prusia y Sajonia-Altemburgo. (Imagen: Prof. Alejandro Carvajal Gätgens).

.

LA “FINCA SAN MIGUEL” SE MODERNIZA

El primer alumbrado que tuvo la finca, era producido por lámparas de canfín.

Sin embargo, el Príncipe estaba decidido a modernizar la finca, por lo que construyeron un aserradero movido por vapor, que consistía en una caldera accionada por leña, que hacía funcionar un motor con una sierra.

Después, el príncipe prusiano, adquirió un motor diesel de 5 caballos, con generador de corriente continua de 32 voltios. Por medio de este motor, y 32 baterías, quizás, más perfecto de cuantos existían en el país en esa época, por la calidad de la iluminación y por suministrar la energía para las diversas actividades que se realizaban en la finca.

Ya para ese tiempo (1937), se contaba con un apiario de 250 colmenas, se había logrado construir una fábrica de almidón de yuca, y un sistema de ventilación, a base de abanicos. Mientras e motor cargaba las baterías, se aprovechaba extraer la miel, poner a funcionar el aserradero, así como la yuquera y los ventiladores.

En fin, para dejar una idea más clara de la imaginación con que se aprovechaban los recursos del medio, citaremos el caso de una romana (Nota del Blog: artefacto para pesar productos) construida por el señor Carvajal, que consistía simplemente en un brazo de madera montado sobre un rol empotrado en un soporte, también de madera, una pesa hecha con un tarro y cemento y un “plato” de zinc asegurado al brazo de la romana con una cadena. En el brazo tenía las marcas en donde se debía poner la pesa, de acuerdo con la cantidad de libras que se quisieran pesar. Esta romana se improvisó para vender almidón.

Don Alejandro Carvajal recuerda que el príncipe Segismundo es muy cuidadoso. A pesar de su dominio del español, antes de enviar alguna carta, le gustaba que el señor Carvajal la leyera, por si encontraba algún error. Concluye su narración, exponiendo los problemas que tuvo en el Consulado Norteamericano, cuando se le ordenó, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, que no ayudara más a los príncipes alemanes en la venta de sus productos.

Don Alejandro terminó su labor en la finca San Miguel en el año 1951. Actualmente, reside en la ciudad de Esparza, junto a su señora esposa, también de ascendencia alemana, Herlinda Gätgens Ledezma. Tiene la satisfacción de haber logrado que todos sus hijos sean, hoy en día, profesionales de mérito.

.

Prinz Sigismund von Preussen

Prinz Sigismund von Preussen. (Imagen: Internet)

.

COSTA RICA EN GUERRA CONTRA EL EJE

La Segunda Guerra Mundial también afectó a los príncipes alemanes ya radicados en Costa Rica. El 8 de diciembre de 1941, al día siguiente del ataque japonés a Pearl Harbor, nuestro país declaró la guerra a las potencias del eje, aun antes de que los hiciera Estados Unidos.

Relacionados con este acontecimiento, el 2 de julio de 1942, a las 8:10 de la noche, el vapor San Pablo, de la United Fruit Company, fue destrozado en el muelle viejo de Limón, por lo que se supone fueron dos torpedos lanzados por un submarino enemigo.

A ciencia cierta, nunca se ha logrado establecer la causa de las explosiones que volaron las bodegas Nº1 y Nº 2 del San Pablo, y que ocasionaron la muerte de 23 costarricenses que se ocupaban en las labores de descarga.

Lo cierto es que una ola de indignación sacudió al país, culminando con el saqueo de 123 negocios, propiedad de extranjeros, dos días después de este suceso, y la promulgación de un decreto en el que se ratificaba el estado de guerra contra Alemania, Japón e Italia, 7 días después del hundimiento del vapor San Pablo.

Inmediatamente se inició el control de los extranjeros pertenecientes a los países con los cuales estábamos en guerra, para los cual se construyó un campo de concentración en el lugar de la avenida 10 que hoy ocupa el Mercado de Mayoreo. A la mayoría de estos extranjeros se les confiscaron sus bienes.

Al príncipe Segismundo, como militar alemán que era, se le incluyó en la lista negra de los servicios de espionaje de los Estados Unidos y de Inglaterra y se le fijó la casa por cárcel.

La Finca San Miguel también aparecía en ambas listas, como uno de los lugares que había que tener bajo control.

Como la familia real vivía, especialmente, de la venta de miel de sus apiarios, fueron afectados gradualmente por las sustancias tóxicas de las fumigaciones en las plantaciones agrícolas de la región, lo que resultó en la destrucción total de las colmenas.

.

Príncipes Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo, Segismundo y el hijo de ambos, Alfredo, en su casa de su Finca San Miguel de Barranca, Puntarenas, Costa Rica

Príncipes Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo, Segismundo y el hijo de ambos, Alfredo, en su casa de su Finca San Miguel de Barranca, Puntarenas, Costa Rica. (Imagen: Isidro murillo Villarreal).

.

EL PRÍNCIPE ALFREDO EN EL TEATRO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

En el año 1938, a la edad de 14 años, el príncipe Alfredo, hijo menor de la familia real, viajó a Europa con fines educativos; lo sorprendió en el viejo mundo la Segunda Guerra Mundial.

Fijo su residencia en Suiza, país que se mantuvo neutral en esa guerra, en donde estudiaba Agronomía.

Debido a que vivía a 8 kilómetros d las fronteras de Francia y Alemania, vivía la guerra muy de cerca. Guarda recuerdos imborrables del estruendo producido por las oleadas hasta de 1000 aviones de pistón que sobrevolaban os territorios suizos, rumbo a sus objetivos, y el ulular de las alarmas aéreas de Francia y Alemania. Presenció la destrucción de la Central Fluvial de Basilea, la que junto con la represa fue borrada en 20 minutos por aviones ingleses.

A los 18 años regresó a Costa Rica a ayudar a sus padres en los quehaceres de la finca. El príncipe Alfredo es una persona de trato afable y de una cultura muy vasta.

.

La princesa Bárbara de Prusia y Sajonia-Altemburgo fue alumna del Colegio Superior de Señoritas, San José, Costa Rica.

La princesa Bárbara de Prusia y Sajonia-Altemburgo fue alumna del Colegio Superior de Señoritas, San José, Costa Rica.

UNA PRINCESA EN COLEGIO SUPERIOR DE SEÑORITAS

En el año 1934 se matriculó, por primera y única vez en nuestra historia, una princesa en un colegio costarricense. Se trata de la princesa Bárbara de Prusia de Sajonia Altemburgo, hija mayor de los príncipes alemanes residentes en San Miguel de Barranca, quien en el año antes mencionado inició sus estudios de enseñanza media en esa institución.

Sus condiscípulas de la época guardan recuerdos muy gratos de ella. Era esbelta, de modales suaves, y muy cariñosa. En una época de cabellos rizados y recogidos, a ella le caían, sueltos y lacios, como una cascada dorada hasta la cintura, que algunas veces peinaba en dos largas trenzas. Sus ojos eran muy expresivos y de una suave tonalidad azul; tenía la nariz respingada, y unas cuantas graciosas pecas perdidas en sus sonrosadas mejillas.

Era muy aplicada a sus estudios, pero, en los recreos, hacía gala de una fogosidad y alegría contagiosas, lo que le valió la admiración y aprecio de sus compañeras. Su gran amiga era Flor Moreno Ulloa, hija del Dr. (Ricardo) Moreno Cañas.

En el año 1938 partió hacia Alemania, en donde reside actualmente, y en donde casó con el Duque Louis de Mecklemburgo, con quien tiene dos hijas.

.

Príncipe Segismundo de Prusia en su residencia de la Finca San Miguel, Barranca, Puntarenas, Costa Rica

Príncipe Segismundo de Prusia en su residencia de la Finca San Miguel, Barranca, Puntarenas, Costa Rica. (Imagen: Prof. Alejandro Carvajal Gätegens)

.

Princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo, en su estudio, Finca San Miguel de Barranca, Puntarenas, Costa Rica.

Princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo, en su estudio, Finca San Miguel de Barranca, Puntarenas, Costa Rica. (Imagen: Prof. Alejandro Carvajal Gätgens).

.

EPÍLOGO DE UNA VISITA

Rodeados por la naturaleza, cuyos recursos se han empeñado en conservar, con una fabulosa vista del Golfo de Nicoya, y sin salirse de sus normas de austeridad que han caracterizado su modo de vivir, dejamos en su finca de San Miguel de Barranca a esta legendaria familia, de la más alta estirpe real, cuya leyenda es una de las más hermosas de nuestro tiempo. (FINAL del REPORTAJE).

************************

(*) Isidro Murillo Villarreal, Escritor esparzano, radicado en San José. Este reportaje fue publicado en el Periódico LA NACIÓN, edición del Domingo 11 de Setiembre de 1977.

Destacamos nuestro profundo agradecimiento para con el Prof. Alejandro Carvajal Gätgens, quien hace varios años nos facilitó copia fotostática del reportaje aquí transcrito, así como las copias de algunas de las fotografías que aquí han aparecido -tal y como se indica en ellas, y que no aparecen en el reportaje original de nuestro amigo don Isidro Murillo Villarreal.

************************

.

Príncipe Alfredo de Prusia y Sajonia-Altemburgo

Príncipe Alfredo de Prusia y Sajonia-Altenburgo.

.

Príncipe Alfredo de Prusia Sajonia-Altenburgo . Imagen: Cortesía del © Sr. Arturo Beéche.

Príncipe Alfredo de Prusia Sajonia-Altenburgo. Imagen: Cortesía del © Sr. Arturo Beéche.

.

FALLECIMIENTO DEL PRÍNCIPE ALFREDO DE PRUSIA Y SAJONIA-ALTENBURGO

De acuerdo con información suministrada amablemente por don Gerardo Lorenzen F., seguidor del Blog “ESPARZA MÍA…”, y muy especialmente de esta publicación,  el príncipe Alfredo de Prusia y Sajonia-Altenburgo falleció el 03 de junio de 2013, y sus restos mortales descansan en el Cementerio de Guadalupe, Goicoechea, San José (Costa Rica).

.

*

*   *   *

*

ACTUALIZACIÓN del 24 de Setiembre de 2014:

Portada del Libro "Mi Amigo el Príncipe. Biografía de Alfredo de Prusia", de la historiadora e investigadora costarricense Marie Stravlo.

Portada del Libro “Mi Amigo el Príncipe. Biografía de Alfredo de Prusia”, de la historiadora e investigadora costarricense Marie Stravlo.

El 30 de agosto de 2014, la historiadora e investigadora  Marie Stravlo, de origen costarricense radicada en Norteamérica, presentó su Libro “Mi amigo el Príncipe. Biografía del príncipe Alfredo de Prusia” (ISBN 978-9930-9520-0-9), el cual puede ser adquirido en Librería Lehmann y por medio de Amazon.com.

.

Les presentamos este artículo al respecto:

.

Nuevo libro cuenta la vida del Príncipe de Prusia que vivió en Costa Rica

Bajo el sello de REA Ediciones, la escritora costarricense-norteamericana Marie Stravlo publica esta biografía de un descendiente directo de la Reina Victoria de Inglaterra.

Por: Natalia Rodríguez Mata (*)

San José, Costa Rica. 28/agosto/2014. La biografía de un miembro de la realeza europea que vivió en Costa Rica desde 1927 y hasta su muerte en el 2013, es la nueva publicación de la escritora costarricense-norteamericana Marie Stravlo (**), bajo el sello REA Ediciones.

La publicación, un libro de lujo de 300 páginas, narra la vida de Su Alteza Real Alfredo de Prusia Sajonia-Altemburgo, descendiente directo de la Reina Victoria de Inglaterra.

Mi amigo el Príncipe. La biografía de Alfredo de Prusia”, está cargada de humanismo, de historia, de la simplicidad que caracterizaba a la familia prusiana que escogió como morada un hermoso cerro llamado San Miguel, en la localidad de Barranca, Puntarenas; pero a la vez nos revela detalles inéditos de uno de los enigmas más grandes y controvertidos de la historia: el caso de la desaparición de los Romanov, la última Familia Imperial de Rusia, que tenía fuertes lazos de consanguineidad con don Alfredo, tanto por parte de padre, como por su madre, prima lejana de Nicolás II.

Al respecto, la publicación brinda pistas sobre los documentos y otras pruebas que existen en Costa Rica y en otras partes del mundo que podrían servir para aclarar el controversial caso de la desaparición de esta familia para siempre. Este conflicto divide hasta el día de hoy las opiniones de científicos, historiadores, casas reales, el gobierno ruso y la Iglesia Ortodoxa de ese país.

Escrito de manera clara y amena, la biografía de Alfredo de Prusia va llevando a los lectores, sutilmente, casi de la mano, a través de los interesantes capítulos para hacernos imaginar castillos, joyas deslumbrantes, ceremonias fastuosas, salones decorados con terciopelo y oro, y así descubrir los innumerables personajes históricos que conforman su árbol genealógico.

De igual manera se hace presente en la obra la descripción de los momentos difíciles que vivió esta familia principesca; la humildad con que vivían en su hermosa casona en la finca San Miguel, desde donde se contemplaba el imponente Golfo de Nicoya. No falta una que otra historia misteriosa, las intrigas palaciegas, los secretos bien guardados y los pleitos que se dan “hasta en las mejores familias”.

Este es el primer volumen de la “Colección Romanov”. Se presentará el próximo sábado 30 de agosto, a las 4 p.m. en las instalaciones de la Antigua Estación al Atlántico, espacio Carmen Naranjo. Por lo pronto estará a la venta en Librerías Lehmann y por Amazon.

_____________________

(*) Natalia Rodríguez Mata, es periodista de Red Cultura, Costa Rica.

(**) La autora Marie Stravlo es una escritora costarricense-norteamericana radicada en Dallas, Texas, USA. Ha publicado “The Lost Romanov Icon and the enigma of Anastasia” (Thames River, 2012) y “Estoy Viva. Memorias inéditas de la última Romanov” (Planeta, 2012).

Marie Stravlo ha participado en  foros sobre la realeza y escrito varios artículos de prensa sobre el caso Anastasia; también participó en un documental de la famosa serie “L’ombre d’un doute” (La Sombra de la duda), producido y transmitido por Canal 3 de Francia, sobre el misterio Romanov.

.

La Historiadora Marie Stravlo, autora del libro “Mi amigo el Príncipe. La biografía de Alfredo de Prusia”, captada mientras firmaba autògrafos. San José 30 de agosto de 2014.

La Historiadora Marie Stravlo, autora del libro “Mi amigo el Príncipe. La biografía de Alfredo de Prusia”, captada mientras firmaba autògrafos. San José 30 de agosto de 2014.

.

ENLACE del ARTÍCULO: http://redcultura.com/php/Articulos1301.htm

*

*   *   *

*

VÍDEO “Prince Alfred of Prussia – Presentation of his Bio”

.

.

Les invitamos a visitar la Página Facebook Sociedad de Amigos de los Príncipes de Prusia que vivieron en Costa Rica. Allí encontrarán muchos detalles, en su mayoría inéditos, sobre esta ilustre familia de la realeza alemana que vivió muchos años en Costa Rica.

Le invitamos a visitar la Página de la Sociedad de Amigos de los Príncipes de Prusia en Facebook:

ENLACE: https://www.facebook.com/pages/Sociedad-de-amigos-de-Los-Principes-de-Prusia-que-vivieron-en-Costa-Rica/174398102746335

*

*   *   *

*

RECOPILACION INFORMATIVA y RESTAURACIÓN FOTOGRÁFICA:

Marco Fco.·. Soto Ramírez

Cultor Popular Tradicional,

Fundador y Director del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

Diseños Gráficos G.·.A.·.D.·.U.·.

E-mail: dise.graf.GADU@gmail.com

.

************************

FOTOGRAFÍAS:

– Sr. Isidro Murillo Villarreal.

– Prof. Alejandro Carvajal Gätgens.

– Sr. Arturo Beéche.

– Sra. Marie Stravlo.

– Página de la “Sociedad de Amigos de los Príncipes de Prusia que vivieron en Costa Rica” (Facebook).

– Periódico LA NACIÓN.

– Wikipedia, la Enciclopedia Libre.

– Varias Páginas de Genealogía y otras, en INTERNET (de las cuales reservamos sus Derechos correspondientes).

*

*   *   *

*

A N E X O S

.

Tumba de los Príncipes SEGISMUNDO DE PRUSIA y CARLOTA INÉS DE SAJONIA-ALTEMBURGO, en el Cementerio principal de Esparza.

Tumba de los Príncipes SEGISMUNDO DE PRUSIA y CARLOTA INÉS DE SAJONIA-ALTEMBURGO, en el Cementerio principal de Esparza.

.

El Eterno Descanso en Esparza

Los restos mortales de

Sigismund Prinz von Preussen

(Segismundo Príncipe de Prusia)

– August Wilhelm Viktor Karl Heinrich Sigismund Prinz von Preußen –

Nacido en Kiel, Alemania, el 27 de noviembre de 1896,

fallecido en Puntarenas, el 14 de noviembre de 1978.

y de su amada Esposa

Charlotte Agnes Prinzessin von Sachsen-Altenburg

(Carlota Inés Princesa de Sajonia-Altemburgo)

– Charlotte Agnes Ernestine August Bathildis Marie Therese Adolfine von Sachsen (Saxe)-Altenburg –

Nacida en Potsdam, Brandenburg, Alemania, el 04 de marzo de 1899,

fallecida en Hemmelmark Ved Eckernförde, Alemania, el 16 de febrero de 1989.

Descansan en el Cementerio principal de la

Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza, Puntarenas (Costa Rica)

.

*

*   *   *

*

.

 Album Fotográfico 

de los PRÍNCIPES de

PRUSIA y SAJONIA-ALTEMBURGO 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*

*   *   *

*

Para comprender el entorno de la Primera Guerra Mundial

KAISER  WILHELM  II  (Guillermo II)

–  Ultimo Emperador Alemán  –

(Tío del Príncipe Segismundo de Prusia)

.

*

* * *

*

Imágenes en vídeo del Kaiser Guillermo II

.

GUILLERMO II, bautizado con el nombre completo Federico Guillermo Víctor Alberto de Prusia -nacido el 27 de enero 1859 en Berlín, † 04 de junio 1941 en Doorn, Utrecht Ridge, hoy en día, Países Bajos-, perteneció a la dinastía de los Hohenzollern, y fue desde 1888 hasta 1918 el último Emperador alemán y Rey de Prusia.

Guillermo era el nieto del primer Kaiser (Emperador) Guillermo I, e hijo de Federico III. Federico fue emperador en 1888, murió después de sólo 99 días en el cargo, de cáncer de garganta, por lo que Guillermo llegó a convertirse en Kaiser a la edad de 29 años.

Según la interpretación de los historiadores de hoy en día, en su concepción tradicional del imperio, Guillermo contaba con una comprensión insuficiente de los requisitos que debía tener una monarquía constitucional moderna. No fue sino hasta en octubre de 1918, bajo la presión de la Primera Guerra Mundial, cuando Guillermo estuvo de acuerdo con las reformas constitucionales, según las cuales el Canciller necesitaba la confianza del Reichstag.

El 9 de noviembre de 1918, el canciller Max von Baden anunció la abdicación de Guillermo II y de su hijo, el príncipe heredero. Guillermo  estaba detenido en la sede alemana de Spa, Bélgica, desde el 29 de Octubre . Debido a que las potencias del eje exigieron su extradición calificándolo como ‘criminal de guerra’, se fue directamente desde allí hasta cerca de los Países Bajos. Después de dos días de duda, la reina Guillermina le concedió asilo y se negó a permitir su extradición. Guillermo permaneció hasta su muerte en Doorn.

FUENTE: Traducción libre del Alemán, de la descripción del vídeo Kaiser Guillermo II.

Enlace: http://www.youtube.com/watch?v=3rcuTP6PKus (Vídeo de 2 horas, en idioma Alemán)

*

*   *   *

*

Estalla la Primera Guerra Mundial, alianzas (1914)

*

*   *   *

*

La Tecnología utilizada durante la Primera Guerra Mundial

Documental del canal de historia sobre las principales armas y maquinaria usadas en la Primera Guerra Mundial

*

*   *   *

*

La Primera Guerra Mundial en colores

(Primero de una Serie de 6 Capítulos)

.

DESCRIPCIÓN: Hasta la actualidad, la Primera Guerra Mundial siempre se había visto como algo que sucedió en blanco y negro, pero no era real.

Usando imágenes de archivo inéditas de Rusia, Alemania, Francia, Italia, Estados Unidos y el Museo Imperial de Guerra británico, esta serie se ha coloreado usando la última tecnología por ordenador, devolviendo por primera vez el color a la Primera Guerra Mundial, tal y como la experimentaron quienes lucharon y quienes sobrevivieron. Se necesitaron 5 meses y 490 técnicos para colorear los archivos de blanco y negro, prácticamente inéditos.

Fue durante la Primera Guerra Mundial que se desarrolló el avión de combate, se introdujo el gas venenoso, se inventaron el tanque y los lanzallamas, y se extendió el uso de la ametralladora y de la artillería pesada, lo que produjo una destrucción masiva.

Esta serie aporta una perspectiva única de los sucesos que ocurrieron entre 1914 y 1918 y que contempló cómo 65 millones de hombres tomaron las armas para luchar el uno contra el otro, llevando el mundo al caos. Esta es la guía definitiva de la Primera Guerra Mundial como nunca se ha visto.

*

*   *  *

*

Comienza la Dictadura Nacional Socialista de Hitler en Alemania (1933)

 

*

*   *  *

*

Los Príncipes de Prusia que vivieron en Costa Rica

.

DESCRIPCIÓN: Un emocionante recorrido por la vida del Príncipe Segismundo de Prusia y la Princesa Carlota Inés de Sajonia-Altemburgo, con información NUNCA ANTES revelada. (“Sociedad de Amigos de los Príncipes de Prusia que vivieron en Costa Rica” – Facebook)

Anuncios