Homenaje a Claudia Quirós Vargas (2006)

MSc. Claudia Quirós Vargas

MSc. Claudia Quirós Vargas

.

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

ANTENA SEDE: GUANACASTE

Y  EL

CENTRO DE INVESTIGACIONES HISTÓRICAS DE AMERICA CENTRAL

HOMENAJE A

CLAUDIA QUIRÓS VARGAS

AUDITORIO DE LA SEDE DE GUANACASTE LIBERIA

MIÉRCOLES 15 DE MARZO DEL 2006

CLAUDIA_Homenaje_Guanacaste 2006
.

CLAUDIA QUIRÓS VARGAS

1931 — 2006

Nació en la ciudad de Heredia y desarrolló su vida en la ciudad de Espíritu Santo de Esparza. Ella decía que era legítima garrobera.

Su vida profesional estuvo ligada a la pedagogía y a la historia. Profesora de enseñanza primaria en escuelas de Puntarenas y Esparza, Durante 30 años impartió lecciones en la Escuela de Historia y fue investigadora de CIHAC de la Universidad de Costa Rica.

.

OBTUVO LOS SIGUIENTES GRADOS ACADÉMICOS:

  • Profesorado en Enseñanza Primaria, 1960.
  • Bachillerato en Historia y Geografía, 1972.
  • Licenciatura en Historia, 1976.
  • Maestría en Historia, 1988.
  • Egresada del Doctorado en Historia, 2004

.

TRABAJOS FINALES DE GRADUACIÓN:

“Aspectos socio-económicos de la Ciudad de Espíritu Santo de Esparza y su jurisdicción 1574 – 1848”, Tesis de Licenciatura.

“La Encomienda de Costa Rica y su papel dentro de la estructura socio-económica, 1569 – 1699”, Tesis de Maestría.

.

SU MÁS RECONOCIDO LIBRO ES:

La Era de la Encomienda, Premio Aquileo J. Echeverría, 1990.

Su especialización en Historia Colonial contribuyó a renovar la interpretación de la vida social, política, religiosa y económica de Costa Rica entre los siglos XVI y XIX. En este transitar empezó a caminar por la Ruta del Arreo del pacífico norte costarricense y por la apropiación social de este territorio por parte de sus pobladores en la época colonial. Convirtiéndose así, en la principal estudiosa de la historia local guanacasteca En medio de este viaje legó destacados aportes al rescate de la cultura popular regional.

A su muerte estaba trabajando en la redacción de su Tesis Doctoral en Historia, titulada “Los procesos de formación social y de identidad regional en el Pacífico Norte, orígenes y desarrollo de la sociedad guanacasteca. 1554-1848”.

.

PUBLICACIONES

“Encuentro entre la geología y la historia colonial”. En: Reflexiones, N° 1,1992, pp. 23-26.

“Violencia comunal en el pueblo indígena San Juan Evangelista de Tobosi: juicio criminal por felicidio contra Catalina Pérez, 1781”. En: Reflexiones, N° 57,1997, pp. 13-24.

“Primera Cabalgata de la Guanacastequidad pro reivindicación del camino del arreo”. En: Actualidades del CIHAC, año 3, N° 8,1997.

“Dialéctica entre ciudad – conquistador durante el siglo XVI en Costa Rica”. (Avances de Investigación, N° 34). San José: Universidad de Costa Rica. Cenlro de Investigaciones Históricas, 1987.

“Sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento de la ‘Hacienda de Campo’ en el Pacífico Norte costarricense: primera mitad del siglo XVIII”. En: Anuario de Estudios Centroamericanos, vol. 25, N° 2,1999,

“Comunidades indígenas y la iglesia colonial en Costa Rica: demanda de los pueblos de Curriraba y Aserrí contra su fraile doctrinero (1711)”. San José: UCR, 1985. (Bibliografías y Documentación, N° 6).

“Cofradías indígenas en Nicoya”. En: Revista de Historia, N° 36, 1997.

“Actividades económicas de la provincia de Costa Rica, 1569-1610”. En: Revista de Historia, N° 15,1987.

“Cofradías indígenas del Corregimiento de Nicoya: una contribución al conocimiento de la historia popular”. En: Congreso Centroamericano de Historia. San José: s.e, (1996). Mesa N° 5: Historia Cultural,

“Una reinterpretación del origen de la dominación colonial española en Costa Rica: 1510-1569”. En: Anuario de Estudios Centroamericanos, vol. 15, Fase. 1,1989.

“Desarrollo institucional de Costa Rica: de las sociedades indígenas a la crisis del 30”. En: Murillo, Jaime, comp. 1. ed. San José: Guayacán, 1988.

“Historiografía costarricense durante los siglos XVI y XVII”. En: Revista de Historia, n° especial, 1996.

“Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas; de junio 1948 a noviembre de 1949”. San José: Editorial Costa Rica, 1989.

En colaboración con Margarita Bolaños, “Las tierras comunales indígenas y la política liberal agraria.” Revista de Ciencias Sociales, Edición especial Nº 1, 1980.

“El tributo encomendado de los indígenas del Valle Central: fuente fundamental de explotación colonial, siglo XVI y XVII”. Revista de Ciencias Sociales. Edición Especial Nº 2. Antropología, 1985.

“Consecuencias socioeconómicas de las Reformas Borbónicas en un pueblo de Indios. El caos de Cot. Revista Vínculos del Museo Nacional de Costa Rica. Volumen 7, Nº 7,1981.

“Elementos para comprender la Génesis de los conflictos por la tierra en la región oriental del Valle Central”. Revista de Ciencias Sociales Especial. N.3 Antropología. 1985.

Fonseca, Elizabeth y Claudia Quirós. Economia colonial y formación de las estructuras agrarias. Desarrollo Institucional de Costa Rica de las sociedades indígenas a la crisis del 30. Ediciones Guayacán-1987.

“Una reinterpretación del origen de la dominación colonial española en Costa Rica: 1510: 1569. Anuario de Estudios Centroamericanos. Vol 5 fascículo 1. 1989.

Simposio La sociedad colonial en Mesoamérica y el Caribe, Ponencia “El mestizaje durante el siglo XVIII: Consideraciones para comprender la génesis del campesinado del Valle Central”, Editorial Guayacán 1988

“Padrón de Diezmos”. Serie Bibliografía y documentación. CIHAC 1995

“El protocolo del escribano público y de Gobernación, Manuel de Flores y Juárez (1629-1630)”. Revista del Archivo Nacional. N. 1-12, 1992.

“La sismicidad histórica, como nueva alternativa metodológica de investigación”. 1993.

“El diezmo en la Diócesis de Nicaragua y Costa Rica. Sus posibilidades como fuente histórica”. 1993.

“Don José María Garcia, último Cacique del Corregimiento de Nicoya: 1789-1825. Revista Herencia. Universidad de Costa Rica. 1997

“La visita del Oidor Dr Juan Sánchez de Araque a Nicaragua, Nicoya y Costa Rica”, CIHAC. 1996

“La Sociedad dominante y la economía cacaotera de Rivas, factores determinantes para el surgimiento en el pacífico norte costarricense: primera mitad del siglo XVIII”. CIHAC 1998.

Reflexiones en torno a los orígenes de la Guanacastequidad”. 1999.

.

CLAUDIA_Homenaje_002 b

.

.

Anuncios

Diciembre: MES de la ESPARZANEIDAD

E S P A R Z A N E I D A D

Por: Marco Fco.·. Soto Ramírez (*)

APRECIAD@ AMIG@: Inicia el MES de la ESPARZANEIDAD, cuando celebramos un aniversario más de la Fundación de la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza. Hecho acaecido en diciembre de 1574, por don Alonso Anguciana de Gamboa, Gobernador Interino de la Provincia de Costa Rica. Quien para ello trasladó a los habitantes de Aranjuez (poblado distinto al que hoy se conoce con ese nombre), una vez que ganara un proceso criminal por él interpuesto, al negarse esas personas a dejar sus moradas y tierras.

Durante este mes, la Municipalidad de Esparza, en asocio con los principales exponentes -personas, agrupaciones e Instituciones- de las Artes y la Cultura de nuestro cantón, estarán realizando distintas  actividades  en varias comunidades de nuestro ‘Cantón Garrobero‘, especialmente, en el Parque ‘Ignacio Pérez‘,  situado en el centro de la Ciudad Primada del Espíritu Santo de Esparza.

.

La recordada MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (Premio Nacional de Historia "Aquileo J. Echeverría, 1991), fue la gestora de la creación del Mes de la Esparzaneidad.

La recordada MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría”, 1991), fue la gestora de la creación del Mes de la Esparzaneidad.

.

Debemos recordar que la celebración del MES DE LA ESPARZANEIDAD, así como TODO el marco conceptual que lo engloba, se debe a la iniciativa de la Historiadora Esparzana MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS  (1931-2006); Premio Nacional de Historia ‘Aquileo J. Echeverría‘, 1991, Hija Predilecta del Cantón de Esparza (año 2000); autora de múltiples publicaciones en prestigiosas Revistas sobre Historia, asimismo, de varios libros, entre ellos ‘Los Tribunales de probidas y de Sanciones inmediatas’, ‘La Era de la Encomienda’; Catedrática de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica, Investigadora Histórica de renombre Iberoamericano.

Claudia Quirós es la artífice del concepto de GUANASTEQUIDAD, desde su estudio de la época precolombina y colonial en Costa Rica, con énfasis en la bella Provincia de Guanacaste, al cual dedicó muchos años de su vida. Por cierto, en muchas ocasiones, le acompañamos en sus giras de investigación de campo, cuando solía entrevistar a las personas más longevas de esa vasta zona, así como la corroboración de datos que -poco a poco- fueron entretejiendo el panorama de hechos históricos importantes. Asimismo, participamos de sus labores de ubicación de los diversos antiguos puertos fluviales (en ríos) y de mar abierto, cuando el servicio de cabotaje estuvo en su apogeo; asimismo, asistimos a algunos viajes en pro de determinar el trazo del antiguo ‘Camino del Arreo’ que interconectaba las comunidades de Guanacaste entre sí, y con el resto del país.

Su inmenso amor a las raíces históricas, inspiró a la Casa de la Cultura de Cañas y a su Municipalidad para que anualmente se llevara a cabo la denominada CABALGATA DE LA GUANACASTEQUIDAD, donde se recuerda -año con año- la memoria y el aporte realizado por Claudia Quirós a esa provincia, al punto de que hace más de dos años, la Municipalidad de Cañas, develó una PLACA CONMEMORATIVA en su honor, en el Parque de esa Ciudad.

Entonces, nos preguntamos:

¿Por qué en Esparza no se le ha reconocido a la MSc. Claudia Quirós Vargas su trabajo en favor de la Historia y de la Cultura Popular cantonal y nacional (reconocida en otros lares)? Cosa que se ha hecho en otras latitudes, como lo mencionáramos.

¿Por qué no se ha creado un espacio dentro de las celebraciones de la ESPARZANEIDAD donde se resalten sus labores?

¿A qué obedece este OLVIDO? ¿A un involuntario descuido?

Esperemos que sí, y que NO sea la mezquindad el motor de tan desventurado VACÍO…

Y esperemos, también, que se subsane este lamentable y GARRAFAL  ERROR  CULTURAL  ESPARZANO…

– HONOR A QUIEN HONOR MERECE –

Si quedase alguna duda de la importante obra investigativa y los valiosos aportes de la MSc. Claudia Quirós Vargas, les invitamos a visitar  la Categoría que lleva su nombre, ubicada en la Columna de la derecha de éste nuestro Blog “ESPARZA MÍA…” Allí se encuentran publicados algunos de sus trabajos, así como las opiniones de colegas suyos y otros.

Enlace de dicha Categoría: https://marcosoto34.wordpress.com/category/historia/msc-claudia-quiros-vargas-historiadora/

.

En las celebraciones del MES  de la ESPARZANEIDAD del año anterior, hizo acto de presencia ÑOR ANTENOR AGÜERO -Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza-, creado e interpretado por MARCO Fco.·. SOTO RAMÍREZ, Cultor Oopular Tradicional y Gestor del Blog "ESPARZA MÍA..." y otras iniciativas de la Red. (Foto cortesía del Lic. Ronny Soto Sosa, Periódico MI CANTÓN).

En las celebraciones del MES de la ESPARZANEIDAD del año anterior, hizo acto de presencia ÑOR ANTENOR AGÜERO -Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza-, creado e interpretado por MARCO Fco.·. SOTO RAMÍREZ, Cultor Oopular Tradicional y Gestor del Blog “ESPARZA MÍA…” y otras iniciativas de la Red. (Foto cortesía del Lic. Ronny Soto Sosa, Periódico MI CANTÓN).

.

Intégrese a las actividades artístico-culturales y deportivas. Queda cordialmente invitad@…

_____________________

(*) Marco Fco.·. Soto Ramírez, Director del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”, Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…” y de otras iniciativas en la Red.

  • Terapeuta Holístico y Maestro de Reiki
  • Cultor Popular Tradicional
  • Narrador Oral
  • Cantante y Compositor Musical
  • Co-creador de nuestro Símbolos Cantonales Esparzanos: la Bandera y el Escudo
  • Co-creador de nuestro Símbolo Provincial: la Bandera de la Provincia de Puntarenas
  • Creador e intérprete de Ñor Antenor, Personaje Típico Cultural del Cantón de Esparza

.

 E-mail: culturapopularesparza@gmail.com

.

Oscuras ACECHANZAS se ciernen sobre la ESPARZANEIDAD

Marco Fco.·. Soto Ramírez, Cultor popular Esparzano

Marco Fco.·. Soto Ramírez, Cultor popular Esparzano

Por: Marco Fco.·. Soto Ramírez (*)

La ESPARZANEIDAD no es un MES de festejos solamente. Obedece al amplísimo concepto de la identidad global de l@s Ciudadan@s del Cantón de Esparza.

La ESPARZANEIDAD no es una mera colección de ‘presentaciones artísticas’ en el parque, organizadas –a veces- sin aplicar ningún criterio de elemental gestión cultural, y  con el simple afán de presentar ‘cosas bonitas’, por salir del compromiso…

Una inmensa mayoría de Coterráne@s desconoce que –hoy por hoy- la ESPARZANEIDAD se encuentra acechada por oscuros y mezquinos intereses personales, politiqueros, entre otros…

El artículo que recién publicáramos en nuestro Blog “ESPARZA MÍA…”, suscrito por nuestro buen Amigo Prof. JONATÁN GONZÁLEZ, bajo el título “El HIMNO de ESPARZA: Asediado por intrigas“, trajo a la luz pública la denuncia de una ‘lucha subterránea‘ por cambiar nuestro HIMNO CANTONAL, generada bajo el alero de la intriga clandestina, realizada por personas que se autoproclaman ‘dirigentes‘, cuyas identidades conocemos muy bien.

Grises personajes que -valiéndose de sus nexos politiqueros en distintas instancias del poder- han buscado ‘robarse el mandado’, tratando de desplazar lo que ya existe, para sustituirlo con alguna obra suya, nomás por el afán de figurar ‘a corto plazo‘. Personas que -de la noche a la mañana- desean salir de su relativo anonimato, dada la evidente mediocridad de sus creaciones artísticas, muchas de ellas producto de la ‘rebusca’ y el plagio -no muy- disimulado de temas ajenos.

¿Ataque conspirativo? Mmmm…

No obstante, de acuerdo con fuentes confiables, pareciera que el asunto -en general- va más allá… Va por el camino de querer opacar la memoria y destruir la obra de la difunta MSc. Claudia Quirós Vargas (Hija Predilecta del Cantón de Esparza 2000; Premio Nacional de Historia ‘Aquileo J. Echeverría‘, 1990; Historiadora de renombre Iberoamericano), verdadera ARTÍFICE de los fundamentos de la ESPARZANEIDAD.

.

MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS, artífice de la ESPARZANEIDAD.

MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS, artífice de la ESPARZANEIDAD.

.

Claudia Quirós, en su calidad de Científica Social, dejó sentadas las bases del concepto de lo que ella concibió como ESPARZANEIDAD, para establecer -a partir de allí- las características que conforman nuestra Identidad Cantonal.

Poseo la suficiente autoridad moral para defender nuestra Identidad Socio-Cultural Esparzana, pues tengo en mi haber 35 años de dedicarme, en cuerpo y alma al cultivo, recreación y difusión de nuestra ESPARZANEIDAD, por medio de mis modestas creaciones teatrales, musicales, escritas, radiofónicas, audiovisuales, etc., desde el año 1977.

Asimismo, estimo poseer autoridad moral para defender -en este lugar- la Obra que en favor de la Cultura Popular Esparzana realizó la MSc. Claudia Quirós Vargas. Esto, por haber sido ‘testigo de excepción’ de lo realizado por ella, y -por otra parte- depositario de su confianza y aprecio, llegando a constituirme -‘de hecho’- en su Asistente Personal, en lo relacionado con sus ‘causas culturales’, durante el período que abarca desde 1987 y la década de los años 1990.

Obra de Claudia Quirós

A la MSc. Claudia Quirós Vargas, se le debe la iniciativa y presentación de las Propuestas para la declaratoria de TODOS los Monumentos de Interés Histórico Arquitectónico del Cantón, la propuesta ante el Concejo Municipal para que el pasillo Tardes Esparzanas, del recordado Prof. Octaviano Solano Parra, se declarara Himno Cantonal.

Así también, fueron suyas las iniciativas y negociaciones ante el Gobierno de la República para que se le ‘devolviese‘ el título de Ciudad Primada a nuestra Ciudad del Espíritu Santo de Esparza, y se estableciera diciembre como el Mes de la Esparzaneidad.

Y recordamos con aprecio el liderazgo de Cavita Quirós -como solíamos llamarle sus amigos- en su participación dentro de la Federación Costarricense de Organismos de Cultura Popular Independientes (FECOCUPI), de la que llegó a ser Presidente, así como la gestión organizativa del Primer Encuentro de la Fraternidad Provincial Puntarenense, que se realizó en Esparza, a principios de la década de los años 1990, entre muchísimos y concretos logros que -la verdad- ha hecho falta promocionar en sus alcances, esto, de parte de la Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura Popular del Cantón de Esparza, que ella fundara y que  administra la Casa de la Cultura Esparzana.

Por cierto, cabe mencionar que Claudia Quirós efectuó un trabajo de investigación acerca de la jurisdicción provincial de Puntarenas en la Península de Nicoya, por el cual ella declinó recibir la justa remuneración; pero sí, solicitó se concediera a la Asociación Cultural una Partida Específica para comprar la propiedad donde se aloja la referida Casa de la Cultura, tal y como se hizo. En otras palabras, la adquisición de la Casa de la Cultura se debió el fruto del trabajo científico profesional de Claudia Quirós y como tal, SIEMPRE deberá estar en manos de la Asociación Cultural la salvaguarda de dicho importante inmueble.

Dirigentes emergentes, Historiadores de fin de semana

Causa risa el ver a tanta gente, ajena anteriormente al tema de la cultura esparzana que -una vez fallecida Claudia Quirós– ha venido a enarbolar falsas banderas, autoproclamándose en ‘historiadores’ de fin de semana, sin tener el conocimiento científico para desarrollar tal labor, siendo meramente ‘compiladores’ de recortes de periódicos, o ‘cogedores de apuntes’ de documentos históricos.

Por otra parte, es válido mencionar que los CULTORES POPULARES somos una especie de ‘detectives de hecho’, en virtud de nuestras serias labores investigativas cotidianas, pues para fundamentar nuestras creaciones y recreaciones de acontecimientos y/o tendencias históricas, vamos haciendo hallazgos de información importante, tanto de la Historia formal, como -principalmente- de la Historia Oral Tradicional (la que se cuenta de voz a oídos). Con el paso del tiempo, en la praxis, nos vamos constituyendo en una especie de ‘periodistas del pueblo’. NO POR ELLO, vamos corriendo a hacerle creer a los demás que somos ‘historiadores’. ¡JAMÁS! Compiladores de diversos aspectos de la memoria colectiva cantonal, -ESO SÍ, y a mucha honra- en los términos honestamente arriba señalados.

Así también, vemos -como divertimento- la aparición de ‘dirigentes culturales’ -también de fin de semana- que simplemente no han aportado ni aportarán nada al acervo artístico cultural de nuestro cantón -por cuanto NO son artistas creativos-, sino únicamente suertudos ‘encantadores’ de las masas populares, que, con su taimado ingenio y su resbalosa verborrea cervantina, le hacen creer a la gente que, sin sus esporádicas y superficiales aportes y/o participaciones, Esparza no camina… Dirigentes que -más que guiar-  confunden a la gente con sus antojadizas ocurrencias…

Guías confusores

A esos sui generis especímenes importados -no sólo por lo foráneo de sus ideas, sino de sus procedencias- se les ve en la TV nacional y se les escucha en la radio, haciendo cacofónicas intervenciones carentes de algún sentido -por lo menos- filosófico que contribuyan en algo a la comprensión o fortalecimiento de nuestra identidad cantonal (ESPARZANEIDAD). Y todos ellos, se valen de su especial cercanía a los medios del poder politiquero de nuestro Cantón para ser tomados en cuenta con rango protagónico y unción pública.

Defendiendo lo nuestro

Desde hace alrededor de dos años, el ataque viene siendo perpetrado contra nuestro bello Himno Cantonal ‘Tardes Esparzanas‘ y la grata memoria de su Compositor, mañana podría ser contra la Declaratoria de uno de los Monumentos de Interés Histórico Arquitectónico, o la Bandera, o el Escudo, etc., de nuestro amado cantón Garrobero.

Los fallecidos, como la MSc. Claudia Quirós y el Prof. Octaviano Solano, NO pueden defenderse desde donde descansan sus restos, pero sus Amigos y Compañeros de luchas, así como sus Parientes y la Asociación Cultural, ESTAMOS MUY VIVOS y AL PIE DEL CAÑÓN EN LA DEFENSA de sus OBRAS NOBLES Y JUSTAS.

AHORA, es cuando debemos estar atentos para velar porque la obra artístico cultural esparzana se encuentre a buen recaudo, lejos de las inconfesables intenciones de unos cuantos advenedizos de turno.

Las artes manipulatorias de algunos

Una manera de manipular a las personas y convertirlas en simples ‘borregos’ serviles, es destruyendo el recuerdo de sus raíces ancestrales, borrando los hechos culturales (que –per se– derivan de todo el quehacer humano), queriendo opacar y echando en el olvido la memoria de sus Personajes, especialmente de aquellos que mucho aportaron en la construcción de la identidad de un Pueblo. Muchos similares ejemplos existen en la Historia de la Humanidad, y NO va a ser este caso la excepción a la regla.

Recordemos que la politiquería NO RESPETA a nadie ni a nada. Por eso, nuestro país, en general, se encuentra postrado moral y culturalmente en muchos aspectos.

Estemos atentos, ojo avizor, en efectiva defensa de los logros culturales de nuestro Cantón. -ES CUANTO.·.

Marco Fco.·. Soto Ramírez

Cultor Popular Esparzano

Fundador y Administrador del Blog “ESPARZA MÍA…”

*

*   *   *

*

ARTÍCULOS  RELACIONADOS

HISTORIA de ESPARZA, Ciudad Colonial… (Programa “Conociéndonos”, Canal 15-UCR)

.

Documental producido por Canal 15 y la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica
sobre el cantón de Esparza, Puntarenas, Costa Rica, América Central.

Entrevista a la recordada MSc. Claudia Quirós Vargas, connotada Historiadora Costarricense de renombre internacional, oriunda de Esparza, Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría” 1990.

Escuela de Historia, UCR – Encargado de Extensión Docente CIHAC: Juan José Marín.

.

Nace la Cátedra Claudia Quirós (Año 2009)

La recordada MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (Premio Nacional de Historia "Aquileo J. Echeverría, 1991), fue la gestora de la creación del Mes de la Esparzaneidad.

La recordada MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría, 1991), fue la gestora de la creación del Mes de la Esparzaneidad.

CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (In Memoriam)

Autor: Lic. Marcos Hernán Elizondo Vargas (*)

Amigas y amigos todos:

Para mí es un honor venir a cumplir con una solicitud de la Junta Directiva de la Casa de la Cultura. Me uno con regocijo y agrado al deber cívico de rendir tributo de admiración, gratitud y respeto a la persona y a la obra de la máxima historiadora que residió en la ciudad del Espíritu Santo de Esparza en la segunda mitad del Siglo XX y en los primeros años de éste: a doña Claudia Quirós Vargas.

Hace ya más de 3 años, “Cavita” como la llamábamos con cariño, se subió a la barca absurda de Caronte para emprender su viaje hacia la eternidad. Nos dejó enfrentados ante la prueba de la muerte que es, sin duda, la más dramática y sugerente que puede afrontar el ser humano.

Porque podrá borrarse de nuestros recuerdos, el momento en que vimos de niños, apagarse la vida del pajarito cuyos arpegios melodiosos halagaron nuestros oídos, o el del instante en que cayó muerto a nuestros pies, el perro noble que vino a compartir con nosotros, sin regateos ni mezquinas conveniencias, muchas horas de alegría. Pero cuando la muerte nos ofrece la más dolorosa de las experiencias, arrebatándonos a un ser querido, el familiar cercano o la amiga entrañable, las reflexiones acuden presurosas al espíritu conturbado, y por su medio, del ser superficial que hasta ahí éramos, comienza a surgir, como el rayo luminoso entre las tinieblas, un nuevo ser más profundo y angustiado.

Este es el momento creador en el que, con la madurez sicológica adquirida en el tiempo, adviene en nuestro destino la espontánea actitud metafísica, que nos exige responder a aquellas inquietantes preguntas que, hasta ese momento, dormían en todos los pliegues del alma: ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónele vamos?

De Esparza a Heredia y viceversa

Déjenme decirles que doña Claudia vino de la ciudad de Heredia. Allí nació en 1934, por circunstancias de la vida, cuando sus padres, don Fernando Quirós Moraga y doña Gladys Vargas Chavarría, una familia auténticamente garrobera, se había trasladado a la “Ciudad de las Flores”, porque don Fernando, músico y guitarrista, fue llamado a formar parte de la Orquesta Borbón, donde tocó algunos años. A pesar de haber nacido en Heredia, “Cavita” siempre lució en su corazón los colores garroberos.

La Familia Quirós Vargas regresa a Esparta por cuanto don Fernando es nombrado para dirigir la Filarmonía local y entonces, Claudia pudo cursar sus estudios primarios la Escuela Arturo Torres Martínez, en la tierra natal de sus padres.

Hago un paréntesis para señalar que Heredia es una ciudad y una provincia que ha tenido mucha relación con Esparza, desde la época colonial. De Heredia, vinieron los Benavides, una de las familias más emblemáticas y numerosas del pueblo. De Heredia vino a morir en estos lares, don Fadrique Gutiérrez, el político, el escultor, el escritor, el arquitecto que construyó el Fortín de Heredia y cuyos restos descansan hoy olvidados en algún rincón también olvidado de nuestro cementerio.

De Heredia vino a ese mismo camposanto, la extraordinaria obra en granito del escultor Olger Villegas: “La Maternidad” que desde los años 60 del siglo pasado, adorna la tumba de la familia Quirós Vargas.

Por su parte, de la antigua Esparta, llegó a Heredia, después de estudiar en Estados Unidos, uno de nuestros mejores hijos: don Arturo Torres Martínez, nombrado primer Director de la Escuela Normal.

De Heredia vinieron al pueblo muchos educadores a servir en el Liceo de Esparza. De Esparza fueron a Heredia muchos estudiantes a cursar carreras en la Escuela Normal primero y en Universidad Nacional después. Y ahí vamos, aumentando nuestros intercambios educativos y culturales, de uno de los cuales nació el grito retador de: “¡Soque Esparta, que Heredia aguanta!”

Gestación Profesional

Claudia ingresó a la Escuela Normal de Costa Rica donde se graduó de maestra. Impartió clases en la Escuela Arturo Torres, la misma en la que había estudiado, donde fue “una maestra de verdad”.

Posteriormente, fue designada Directora de la Escuela “Francisco J. Orlich” de Chacarita, Puntarenas. Ingresó a la Universidad de Costa Rica para realizar estudios de Licenciatura en Historia.

En 1976, presentó su Tesis de Grado que versó sobre los Aspectos Socieconómicos de la Ciudad del Espíritu Santo y su Jurisdicción entre 1574 y 1848.

Fue nombrada Profesora de Historia de Costa Rica en la Universidad y en 1987, el Centro de Investigaciones Históricas de la Universidad de Costa Rica publicó su obra: Dialéctica entre Ciudad-Conquistador durante el Siglo XVI en Costa Rica.

La Muerte cosecha su partida

Realizó su Maestría mediante una pasantía en Sevilla, España, y no logró obtener su ansiado Doctorado, pues le sobrevino la muerte en forma repentina, dentro de un autobús, en febrero del año 2006, cuando viajaba hacia San José, para entregar unos informes sobre un proyecto de investigación que realizaba sobre la “guanacastequidad”.

Murió, con las “botas puestas” como acertadamente lo manifestara don Francisco Enríquez, Director de la Escuela de Historia de la Universidad de Costa Rica.

A la hora de su partida terrenal “Cavita” fue llorada con lágrimas del corazón, de esas que al caer, cálidas y profusas sobre el sepulcro recién abierto, parece que ablandan y entibian el último de los sueños.

Doña Claudia estaba considerada como una de las mayores exponentes de la Historia Colonial, impulsó proyectos de investigación orientados al estudio y rescate de la cultura popular y se preocupó por llevar a sus alumnos a conocer los lugares que estudiaban, las costumbres de sus gentes y su historia.

Dentro de sus aportes a la comunidad, están su lucha y el logro de declarar como Zona Protectora el Área de Tivives y la gran lucha emprendida junto al pueblo, en enero y febrero de 1993, cuando el Presidente de la República de entonces, el hoy indiciado Rafael Ángel Calderón Fournier, ordenó convertir a Esparza en el basurero de la República.

Además, doña Claudia luchó con denuedo por la creación de la Asociación para el Rescate y Desarrollo de la Cultura de Esparza, de la que fue Presidenta.

En su extraordinario trabajo al mando de la Asociación, logró que un diputado asignara la partida presupuestaria para que la agrupación adquiriera la antigua residencia de don Juan Bautista Matamoros Montoya, para ser utilizada como sede de la organización, como Casa de la Cultura y para diversas actividades cívicas como ésta que hoy realizamos.

También, promovió la firma de los decretos mediante los cuales se declararon incorporados al patrimonio nacional, varios de los inmuebles históricos del cantón, logró que se declarara a Espíritu Santo como “Ciudad Primada” y logró que se designara al mes diciembre como el “Mes de la Esparzaneidad“.

A principios de la década de los años 90, le brindó al profesor Marco Francisco Soto Ramírez, todo el bagaje histórico necesario para crear los símbolos cantonales: el Escudo y la Bandera, así como la Bandera de la Provincia de Puntarenas. Fue declarada como Hija Predilecta del Cantón, por la Municipalidad de Esparza. (Nota del Blog: Esto, gracias a la iniciativa y diligencias de su amigo y compañero de luchas Marco Fco.·. Soto Ramírez, en ese sentido).

En 1991, obtuvo el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría, en la rama de historia, por su obra: La Era de la Encomienda, publicada por la Editorial de la Universidad de Costa Rica. La Editorial Costa Rica le publicó su obra: Los Tribunales de Probidad y de Sanciones Inmediatas.

El 6 de diciembre de 1996, en compañía de Sergio Zúñiga Aguilar y Carlos Eduardo Delgadillo Solano interpuso un Recurso de Inconstitucionalidad contra el artículo 71 de la Ley Forestal para preservar la Zona Protectora de Tivives, el cual fue acogido con lugar y propició la anulación del artículo.

A “doña Cavita“, siempre le fascinó la cultura popular con su gran sentido comunitario, festivo y religioso. Su casa fue y sigue siendo usada para dictar la alocución con que el cura párroco celebra el encuentro de María y Jesús, el Jueves Santo, en la Procesión respectiva.

Pero también estuvo imbuida de la cultura universal que la adquirió en sus numerosas lecturas, en sus diálogos fraternos y en sus innumerables viajes alrededor del mundo, pero sobre todo, en el viaje que para ella fue el más maravilloso de su vida: su encuentro con Sevilla en España.

Todavía la veo, en una foto, rebosante de alegría, delante de una de las monumentales obras con que El Greco perduró su arte a través de los tiempos.

Todavía la escucho, repitiendo el mensaje de amor que palpita en los versos orientales de Khalil Gibrán, en las cuerdas líricas de Darío, el vate de los cisnes o en el dolor gitano del atormentado García Lorca.

Todavía la recuerdo, aludiendo a la fuerza magistral con que Diego Rivera y Clemente Orozco le impregnaron patriotismo a los murales mexicanos, o hablando de la arquitectura indígena sepultada por la arquitectura colonial de influencia española o removiendo la pasión cristiana al referirse a las obras que conocía de la imaginería religiosa o relatando con dolor la historia de las incursiones piratas en América, con un amor y una pasión por lo autóctono, pocas veces conocido.

Con ella, que fue una excelente anfitriona, hablé muchas veces de la Historia General de Costa Rica y de la Historia particular de Esparza, que era su vocación. Le profesé afecto y la admiré por su temple profesional, su amor al pasado, su respeto a todas las culturas y a todas las creencias. La admiré como educadora, como ciudadana y como historiadora.

Tuve la oportunidad de constatar la rectitud de su juicio, la pulcritud de su palabra y la ponderación de su temperamento. Poco aficionada a la política, y decepcionada de ella, al final de su vida, para no cambiar de principios, “Cavita” cambió de partido. Y se sintió muy feliz, por ello.

Doña Claudia despertó cada mañana contemplando ante sí el impulso progresivo del mundo de la técnica. Ahí comprendió que en el discurrir de la historia, no suelen repetirse los acontecimientos, porque todo cambia. Por eso, desde su partida, Esparza y nosotros hemos cambiado también.

__________________________

(*) Lic. Marcos Hernán Elizondo Vargas es Miembro del Colegio de Profesionales en Ciencias Políticas de Costa Rica.

Este texto pertenece al discurso pronunciado por el Lic. Marcos Hernán Elizondo Vargas en el acto de Inauguración de la Cátedra “Claudia Quirós Vargas”, en la Casa de la Cultura “Juan Bautista Matamoros”. Esparza, 22 de mayo de 2009.

Texto facilitado por la Prof. Sonia Quirós Vargas, hermana de la Msc. Claudia Quirós, y miembro de la Junta Directiva de la Asociación para el Rescate y Desarrollo del Cantón de Esparza.

Encuentro entre la Geología y la Historia Colonial

Como parte de las celebraciones del MES DE LA ESPARZANEIDAD, publicamos este interesante artículo escrito por la recordada Historiadora Costarricense MSc. CLAUDIA QUIROS VARGAS, artífice de esta efeméride ‘garrobera’, como un homenaje a su grata memoria.

Por: Claudia Quirós Vargas (*)

MSc. Claudia Quirós Vargas (1931-2006), Historiadora Esparzana

Desde finales del siglo pasado ha venido desarrollándose el interés por la historia de la sismicidad, particularmente en aquellos sitios de nuestro planeta, que además de caracterizarse por una intensa, antigua y frecuente sismicidad, cuentan con evidencias históricas acerca de la ocurrencia de estos fenómenos naturales. Lo anterior ha permitido, en el caso de Europa, la elaboración de Catálogos Sismológicos, con el registro de eventos sísmicos que se remontan a épocas antiguas.

Más recientemente, en los países europeos que se caracterizan por una constante ocurrencia sísmica, como España, Portugal e Italia, se han realizado esfuerzos orientados a la construcción de una metodología para abordar con mayor propiedad investigaciones sobre historia de la sismicidad.

También los países de nuestro continente, expuestos desde la antigüedad al fenómeno sísmico, se involucraron en este tipo de preocupaciones. En México, Chile, Perú, se han realizado importantes trabajos en el campo de la historia de la sismicidad; igualmente en América Central, particularmente en Costa Rica, donde la Escuela de Historia de la Universidad Nacional viene realizando trabajos sobre la historia sísmica de nuestro país.

Por otro lado, la Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica, desde hace cuatro años, se ha involucrado en proyectos de investigación de este tipo, abarcando el área centroamericana comprendida entre Chiapas y el Darién.

Obviamente, el objetivo de estas investigaciones es el de obtener interpretaciones confiables y renovadas, que permitan establecer conclusiones sobre la recurrencia, origen y los procesos generadores de aquellos eventos sísmicos de mayor impacto en la región, a efecto de señalar el riesgo de los elementos vulnerables y tomar medidas orientadas a la Mitigación y Prevención en la formulación de programas sobre Amenaza Sísmica. Con estos objetivos se ha elaborado un Catálogo Sísmico de Centro América; posteriormente el máster Walter Montero, director de la Escuela Centroamericana de Geología, concluyó un Catálogo Sísmico de Costa Rica, que abarca el periodo comprendido entre los años 1608 y 1910.

Sin duda este trabajo significa un avance importante de la ciencia geológica en Costa Rica, en el sentido de que geólogos nacionales se acercaron a la Historia Patria, y con gran responsabilidad abordaron el estudio de los fondos documentales depositados en los Archivos Nacionales y en la Curia Metropolitana. Fruto culminante de este notable esfuerzo es el libro, en prensa, sobre sismicidad colonial de Costa Rica, preparado por el máster Montero con la colaboración del geólogo Geovanni Peraldo.

En el marco, tanto de la coyuntura social, que con carácter de catástrofe origina la ocurrencia de terremotos, como el de la consecuente búsqueda de soluciones a dichos problemas sociales, se produjo un necesario encuentro entre la Historia y la Geología. La Historia y los historiadores aportaron los instrumentos necesarios para un enfoque retrospectivo, no tradicional, de la sismología, abriéndose una importante brecha y una gama de posibilidades a los científicos interesados por el estudio de los terremotos y los problemas sociales que éstos originan. Este novedoso enfoque de la sismología, dependiendo del área y del período que se investigan, implica la utilización de evidencias no tradicionales para la Geología, como son: fondos documentales, códices, pergaminos, gacetas, periódicos, crónicas, testimonios orales, etc.

De este modo surgió la Sismicidad Histórica, como nueva alternativa metodológica de investigación y con el objetivo final de contribuir a mitigar y/o prevenir el impacto social de los eventos sísmicos. No obstante, hay que destacar que además de este objetivo pragmático, la Sismicidad Histórica como disciplina, es el resultado de un encuentro entre geólogos e historiadores, mostrándonos que es posible trascender la interdisciplinariedad sólo entre ciencias afines, para avanzar hacia la reciprocidad y el beneficio académico mutuo entre las Ciencias Sociales y las Ciencias Naturales, en provecho de una útil, actual y renovadora metodología.

Desde este punto de vista, conviene destacar que esta comunidad de intereses académicos no es exclusiva entre geólogos e historiadores, dado que en investigaciones sobre Sismicidad Histórica, deben intervenir además geógrafos, antropólogos, sociólogos, trabajadores sociales, etc. Este trabajo interdisciplinario y colectivo, cuyo aspecto fundamental, además del enriquecimiento de las expectativas de cada profesional participante, es la convergencia de intereses y objetivos, es importantísimo respecto a nuestro compromiso con la sociedad.

Esta flexibilidad, junto con las posibilidades que sugiere la Sismicidad Histórica como actividad académica, ha determinado su trascendencia. A partir de este renovado enfoque, los geólogos y sismólogos no se limitan a registrar fríamente cada evento sísmico, su origen, área epicentral, intensidad, etc., como si se tratara de un fenómeno aislado de la sociedad; precisamente aquí radica la importancia que tiene la Sismicidad Histórica para el científico social, al insertar a la sociedad como protagonista del drama que genera cada terremoto o cada evento sísmico.

Concretando, puede afirmarse que de este encuentro entre Historia y Técnica (Ciencias Sociales y Ciencias Naturales), resulta una revisión más amplia y más aproximada a los hechos; así la información contenida en una fuente original, desde el punto de vista de la historia sísmica, puede alterar significativamente lo que era una verdad indiscutible, o aportar datos sobre eventos sísmicos desconocidos. De este modo, la Historia deviene en una ciencia fundamental, en el contexto de los estudios interdisciplinarios, porque introduce el componente “pasado” en una época que privilegia el presente y el futuro.

Dado nuestro interés, tanto en el campo de la docencia sobre cursos de Neografía, Paleografía e Historia Colonial de Centro América, como en proyectos de investigación sobre ternas coloniales, La Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica nos tornó en cuenta para participar en un proyecto sobre Sismicidad Histórica Colonial de Centro América.

Precisamente en enero del año en curso, por gestiones de dicha Escuela ante el Instituto Panamericano de Geografía e Historia, junto con el geólogo Geovanni Peraldo, se nos concedió una beca para que durante dos meses realizáramos una investigación en el Archivo General de Indias (Sevilla, España), sobre sismicidad colonial de Centro América. En el curso de esta excelente experiencia constatamos que el historiador investigador de la época colonial, integrado a proyectos sobre Sismicidad

Histórica, es el especialista indicado para localizar, leer, transcribir e interpretar el discurso del documento indiano. De este modo, discursos históricos alusivos a terremotos y escritos en 1516, cobraron vigencia en 1992, como es el caso del primer terremoto ocurrido en Centroamérica colonial, específicamente en la Península de Azuero, Panamá, y reportado en el informe de la expedición de Gaspar de Espinoza a Castilla de Oro (A.9.1, Sección Patronato, Nº26, R.7).

En mi calidad de Historiadora, el aspecto fundamental de esta experiencia fue la posibilidad de evocar por medio del discurso histórico escrito, a algunos sectores de la sociedad colonial, que en diferentes periodos, protagonizaron la coyuntura social que se genera con la ocurrencia de catástrofes naturales; los cuales nos informan acerca de la pérdida de vidas humanas, eclosión de volcanes, avalanchas, nubes de ceniza, deterioro económico y social, desaparición o traslado de pueblos y ciudades.

Por ejemplo, la explosión del Volcán de Agua, que en 1541 arrasó la primera ciudad de Guatemala, fundada en el valle de Almolonga; la extinción del pueblo indígena de Mombacho en 1570, el traslado de las ciudades de León y la Antigua Guatemala, etc. Lo más relevante en este sentido es que algunos elementos de dicho discurso histórico, se han empleado en beneficio de las sociedades contemporáneas de la región centroamericana, en programas sobre Amenaza Sísmica, como objetivo fundamental de la Sismicidad Histórica.

Para finalizar estos comentarios, consideramos pertinente señalar la conveniencia de aunar esfuerzos nacionales y regionales, a efecto de:

1) Incrementar los proyectos sobre Sismicidad Histórica, que involucren a profesionales de cada país, de diferentes especialidades: geólogos, sismólogos, historiadores, antropólogos, sociólogos, geógrafos, etc.

2) Crear las condiciones necesarias para establecer un núcleo de documentación e información histórica, sobre sismicidad de Centro América, el cual debe estar a disposición de la comunidad científica nacional, regional e internacional.

3) Disponibilidad de fondos para la ágil difusión de los resultados obtenidos en cada proyecto, y para financiar talleres, seminarios, congresos, etc., sobre Sismicidad Histórica de Centro América.

La realización de estas propuestas coadyuvará a superar la falta de comunicación e intercambio entre los profesionales de la región. Esta convergencia de esfuerzos e intereses será más efectiva para la búsqueda de soluciones a un problema que es común y cotidiano en Centro América, la ocurrencia sísmica.

.

* * * * * * *

(*) MSc. CLAUDIA QUIRÓS VARGAS (1931-2006)

  • Investigadora, Docente, Catedrática de la Escuela de Historia Y Geografía de la Universidad de Costa Rica
  • Premio Nacional de Historia “Aquileo J. Echeverría” 1990
  • Hija Predilecta del Cantón de Esparza (2000)
  • Presidente de la Asociación para el Rescate y Desarrollo del Cantón de Esparza.

.

FUENTE:

http://www.reflexiones.fcs.ucr.ac.cr/documentos/1/encuentro_entre.pdf