8 Maletas (Poema)

Por: Carl B. Emmons -Carlitos Gringo- (*)

8 Maletas

En esta casa,

que no es mi casa,

vivo de ocho maletas.

~ * ~

Dos de ellas,

cargan más de ochenta kilos

de cocaína espiritual.

~ * ~

Aunque confieso

he maldecido

estos libros

en más de un aeropuerto.

~ ~

Es que facilmente olvido

las noches oscuras

de soledad profunda

en que ellas cargaron mis 99 kilos

de amnesia, mediocridad y poca fe.

~ * ~

Soy esposo irritable

al final de una larga jornada,

pero, a la vez sensato

y, antes de dormir,

el ejemplo de mi padre acato

y a mis libros les pido perdón

—hoja por hoja.

~ * ~

Así, mi día lo comienzo

—confesado—,

despierto, renovado,

encendiendo incienso

por toda y todo aquel

que a la Musa han atrapado

y a su amiga Sophia,

el duende de Lorca,

y —¿por qué no?—

tambien

nuestro blasfemado Espíritu Santo-

~ * ~

Por más que pido

que vengan a mí

con su reino

e inspiración,

se esconden

en estos 80 kilos

que resguarda

en mi habitacion

junto al gordo Buda

y mi decrépito Cristo,

chingo en su crucifijo.

~ * ~

A los dos los envolvíi

en mis calzoncillos,

pues, hasta los dioses

rezan por llegar salvo domicilio.

~ * ~

Pero, en secreto

te cuento,

también quise que hicieran el amor

y que de su acto herético

naciera un nuevo Salvador

que lograse sellar

esta brecha titánica

forjada por creencias arcaicas.

~ * ~

Ya me imagino

los brincos que pegarán los panderetas

por estas letras obscenas—blasfemas,

pero, pregúntale a tu mamá,

que ella te dé la cuenta:

Todos sus errores

ahora son sus mejores recetas.

~ * ~

Mejor sigo hablando

de mi tercer maleta.

Fácil, pues,

ya está vacía,

llena de recuerdos la tenía.

~ * ~

Pero, en la iglesia aprendí a darlo todo:

En un comienzo

nada más que mi tiempo,

luego todos mis sueños

y, por encima, mis diezmos;

y ya, para los 25,

había regalado mi ética y mi instinto,

mi sentido común y todo potencial poético.

~ * ~

En la mesa.

sólo de fuego se hablaba.

Así que idiota el que no confiesa,

difícil argumentar

que la oveja no está presa

si viaja libre por semana,

pero, el domingo siempre regresa,

~ * ~

Ya, de viejo, me hice cabra

y crecí estos dos cachos

con los que corneo y despacho

los que agarran la Fe pa’ su hueveo,

el Arte como mercadeo,

la sala de clase como ring de boxeo

y, si no fuese por nuestra querida madre tierra,

hoy por hoy, te cuenteo

que nací creyente ateo.

~ * ~

Mas, no flojeo,

ni mucho menos olvido

lo que de pendejo he leído.

~ * ~

Tomo Mateo 21 como ejemplo

y me uno a mi Señor

revolcando mesas en el fucking templo,

enamorando con un buen vino

la que se casa,

y el que está frío,

pero vomitando al tibio

y al dormido,

y al que jura ser santo

quitando calzon debajo del manto.

Si yo ya te conte que ando comando

porque no hay más preguntas

y menos espanto.

~ * ~

Recuerdo bien

que de niño me decías loco.

Por más que quise,

igual, me corrió lágrima y moco.

Pero, confieso que el dolor me duró muy poco

y ¿cómo es eso de que a mí me falla el coco?

~ * ~

Si medio mundo he recorrido,

mar a mar he conocido

y tú, aún entretenido,

sin una noche placer,

y yo sin ganas de jamás volver a decir amén.

~ * ~

Voy cerrando cortina

a sus castillos de arena.

Yo construí esta cabaña sobre piedra

y voy abriendo las maletas que me quedan

~ * ~

Dos son de mi amada,

con la que vivo esta vida soñada.

Mujer de poco maquillaje,

pero, incontable kilometraje,

con la que sobre el camino inventamos

un nuevo lenguaje.

Feliz, mi amor, contigo hasta el final de este viaje.

~ * ~

Las 2 que quedan

son de mis hijos,

los que ríen sin saber lo poco que han tenido.

Ellos son de quienes más he aprendido

que lo unico que vale la pena tener

es cama en dónde caer,

hombro en dónde poner

la cabeza cuando hay

un buen libro pa’ leer.

~ * ~

Como en esta casa,

que no es mi casa,

pero, que se siente casa,

con más de ochenta kilos,

bien cargada

de cocaína espiritual.

– 2017 –

 

“Si haces planes para un año, siembra arroz.

Si lo haces por dos lustros, planta árboles.

Si los haces para toda la vida, educa a una persona”. -Proverbio chino

___________________________

CARLITOS, Mentor de AMERIKANOESTUDIOS

CARLITOS, Mentor de INTERNATIONAL ORIGINATEVE

(*) Carl Brengle Emmons Clark es cosmopolita de nacimiento: Sus padres, (Chester y Joy Emmons), de nacionalidad estadounidense, hoy jubilados, fueron Misioneros en las filas del Ejército de Salvación, y lo trajeron al mundo en Costa Rica. Posteriormente, trasladaron su domicilio a Chile, donde vivieron durante 12 años.

A la edad de 18 años, fue a residir a los EE.UU. Allí estudió Antropología y Religiones del Mundo en el Messiah College. En el 2003, se integró a la Banda de Punk Rock “Last Tuesday”, de la discográfica EMI, que le dio la vuelta al mundo con sus presentaciones y grabaciones.

Hoy, es padre de dos niños llamados Owen Jazz IV y Zoeey Zion I, procreados junto al amor de su Vida, coterránea esparzana también, Ilsa Gloriana Alvarado Jiménez.

En el 2011, Carl conoció a Ronald Green bajo una palmera en Los Nances de Esparza. Juntos le dan vida a la organización International Originateve, que busca fomentar prácticas regenerativas de diseño holístico. En Esparza esta rama del proyecto se conoció como Amerikanoestudios.

En el 2014, Carl migró a China donde sigue desarrollando el crecimiento de Originateve mediante el diseño e implementación del Currículum Holístico Pre-escolar: Master Tree Kindergarten”.

.

CONTACTO

Carl Emmons

Director de Currículum e Instrucción

Originateve, China

Página Web: http://originatevechina.blogspot.com/

E-mail: carlemmons@originateve.org

.

Originateve LOGO

 

School Master Tree Kindergarten

School Master Tree Kindergarten

Anuncios

Sin Parpadear (Poema)

 Carlitos en Los Hervideros de Esparza

Por: Carl Emmons -Carlitos Gringo- (*)

Sin Parpadear

 

Son 7 años de mirarte, Flor,

sin parpadear.

Te re-cuerdo bien,

como semilla café.

Hoy mis ojos bailan

en pétalos que no vieron florecer,

concentrados en tu tallo

que no vieron estirar,

de la semilla, maravilla,

que no vieron germinar,

aunque confieso que

son 7 años de mirarte

sin parpadear.

*

De joven re-cuerdo

escapes frecuentes

en altas pendientes

de verde urgente

donde, sin parpadear,

vi en el cielo azul

aparecer y desaparecer

nubes blancas, oscuras,

sangre purpura conmigo,

desconocía su rumbo,

su destino, pero nunca dudé

su andar clandestino.

*

De mi padre

no quité la vista,

salvo bajo un par de lunas

en pasiones promiscuas.

Lo re-cuerdo joven

y su fuerza nunca dudó ,

aunque tiembla hoy un poco,

cerca de entrar al otro mundo.

No sé cómo, pero, confieso

son 34 de mirarlo

sin parpadear.

*

Vi mi familia unida

y la vi marchitar

como flor en primavera

la he visto regresar, acogedora,

invitando el romance del perdón

por el frío invierno

que arrasó sin pena,

sin misericordia,

sin parpadear.

*

Son 7 años de mirarte, Flor,

y aunque los mares

en mis ojos piden descanso,

sigo comprometido,

cautivado, bendecido.

Son 40 que me quedan,

y no pretendo, ni por un segundo,

parpadear.

-2015

___________________________

CARLITOS, Mentor de AMERIKANOESTUDIOS

CARLITOS, Mentor de AMERIKANOESTUDIOS

(*) Carl Brengle Emmons Clark es cosmopolita de nacimiento: Sus padres, (Chester y Joy Emmons), de nacionalidad estadounidense, hoy jubilados, fueron Misioneros en las filas del Ejército de Salvación, y lo trajeron al mundo en Costa Rica. Posteriormente, trasladaron su domicilio a Chile, donde vivieron durante 12 años.

A la edad de 18 años, fue a residir a los EE.UU. Allí estudió Antropología y Religiones del Mundo en el Messiah College. En el 2003, se integró a la Banda de Punk Rock “Last Tuesday”, de la discográfica EMI, que le dio la vuelta al mundo con sus presentaciones y grabaciones.

Hoy, es padre de dos niños llamados Owen Jazz IV y Zoeey Zion I, procreados junto al amor de su Vida, coterránea esparzana también, Ilsa Gloriana Alvarado Jiménez.

En el 2011, Carl conoció a Ronald Green bajo una palmera en Los Nances de Esparza. Juntos le dan vida a la organización International Originateve, que busca fomentar prácticas regenerativas de diseño holístico. En Esparza esta rama del proyecto se conoció como Amerikanoestudios.

En el 2014, Carl migró a China donde sigue desarrollando el crecimiento de Originateve mediante el diseño e implementación del Currículum Holístico Pre-escolar.

.

IMAGEN: Carlitos en Los Hervideros, un sitio con aguas termales que se ubica al Noreste del Distrito de San Jerónimo, Esparza, Puntarenas (Costa Rica).

.

CONTACTO

Carl Emmons

Director de Currículum e Instrucción

Originateve, China

Amerikanoestudios

.

Página Web: http://www.originateve.org

E-mail: carlemmons@originateve.org

.

Originateve LOGO

 

Vamos a ver cómo me va con este Mundial

 

balon futbol 

Por: Carl Brengle Emmons Clark -CARLITOS GRINGO- (*)

Lo cierto del caso es que me ataca la misma congoja que apareció a los 13 durante mis primeras sesiones de masturbación. Aquí detallo mi placer culpable.

Para los que ya estamos en nuestros 30 o más, no es ninguna sorpresa darse cuenta de lo poco que recordamos con el pasar de los años. Sin embargo, precisamente en esta maravillosa realidad de madrigueras, cavadas en nuestras fosas amnésicas, yace esta realidad.

Los brincos de gol calendáricamente programados cada 4 años, los guardo como imágenes de Polaroids que denotan los países en los que he vivido, las fases de mi vida y mis círculos de amigos.

Italia 90. En las aceras, fuera de nuestra casa, en la Coviefi de Antofagasta en Chile, se llevaron a cabo los ritos de iniciación en la religión del fútbol, bajo la meticulosa tutela de mis Escribas, los compas del barrio. Nuestra biblia fueron los álbumes, fanatismo inocente el cual debe vivir todo pre-adolescente. Entre nuestros dioses de temporada, se encontraron Higuito, Campos y Valderrama. El gran debate apologético del momento era si Maradona o Pelé era el mejor jugador del mundo y fue ahí donde comencé a entender la diferencia entre un deportista y una estrella. Con el pasar de los años, la balanza se inclinó hacia el astro-brasileño, estrella dentro y fuera del campo. Este tipo de dudas existenciales me acompañan hasta el día de hoy, cuando me pregunto si seré músico o artista, docente o educador.

Francia 1998. Recuerdo inolvidable de las clases perdidas en el Santiago College. Ya corría mi penúltimo año de colegio, y mis travesuras se habían elevado a un estatus pre-mafioso, o sea, con estilo y táctica como el Zidane del mismo año y no la rata en la que se convirtió 8 años después. Con la famosa fiebre, bien pasados los 40 grados, me las ingenié para no perderme un partido, más bien por el contrario… perderme decenas de lecciones… organizando un acto solidario entre todos los ricachones que iban a ese cole lleno de platudos.

La idea era reunir fondos para comprarles una tele grande y a color a los conserjes, que siempre andaban limpiando nuestra mierda. ¡Lo logré! Y justito antes de la ceremonia inaugural, la instalé para que yo, junto al chino y sus compas, nos encerráramos a ver partidos… por más “Demerit” que tuviese que pagar.

Corea del Sur 2002. ¡Imposible olvidar el cambio de horario!! Que montón de madrugadas nos pegamos yo y la manada de inmigrantes en Messiah College, quienes no teníamos para dónde jalar en vacaciones de verano. Enjaranados hasta el hocico, nada más nos tocaba inscribirnos en los planes solidarios de la institución, para empezar a pagar nuestra deuda universitaria, desde ese momento, ¡con trabajo de verano! Para todos en común, los salarios eran inimaginablemente incomparables a cualquier paga realizada en nuestros países de nacimiento. Además, era trabajo de gringo, o sea, bien pagado y al suave.

Épica fue la noche de tacos para celebrar el encuentro de Méjico y EE.UU., cuando todos íbamos, como deportados en amargura, pidiéndole a los Charros nuestra vindicación. Aunque fueron los Alemanes los que nos otorgaron el consuelo… ¡La fiesta de tacos que nos pegamos esa noche, no se quita de las fosas de la memoria!

Cómo olvidar 2006. Ya para esos años, había dejado atrás la idea de volver a Chile por mis estudios de la U y por el sueño de Rock and Roll. Aunque no había visto un solo partido ni hablado del tema, ni mucho menos haber tocado un balón desde el mundial pasado, apenas se acercaban los meses, empezó a calentar otra vez.

No me imaginé el problema con el que me toparía. Lo programé todo a la perfección. Después de todo, era a mi linda Costa Rica a quien le tocaba abrir el mundial frente al monstruo alemán. En aquel entonces, mi amor filial por Tiquicia era distante, una nostalgia sin hogar. Jamás hubiera pensado que tan sólo un año después estaría conociendo al amor de mi vida y creando una nueva vida junto a ella en el país donde perdí el ombligo.

Pero bueno, nos tocaba un largo viaje ese día y, como a los muchachos de Last Tuesday les cuadraban los “malles”, programé nuestra salida desde temprano con una parada de 90 minutos de descanso en un gran Shopping Center -no se adónde putas – pero frente a un Sportsbar.

Me despedí y fui buscando fútbol, con la fiebre al máximo. Entré al bar, pedí cerveza, pedí el partido y el gringo bartender hijo’e puta me dijo:

-¿Partido de qué?

-¡Qué gringo más hijo’e puta!! Todo el mundo de fiesta y vos con repeticiones de baseball y hockey en cada canal.

Me perdí el partido, pero me gané una gran historia.

Ya para el 2010… una gran parte de mi conciencia había empezado a cambiar. Empecé a entender conceptos como “elefantes blancos”. Cómo olvidar cuando me cayó la peseta y dije: “¡Puña, sí! ¿Para qué tanta parafernalia? ¿Para qué tanto estadio? Sin saberlo, veía cómo me entraba la fiebre, y mis convicciones se iban por la ventana, sin siquiera darme cuenta, sin esa culpa que te agarra cuando te disculpás de un grupo para masturbarte en soledad. Seguro fue algo, más bien, como la inocencia de mis hijos cuando se tocan las bolas entre sí y se sueltan carcajadas. Del mundial, recuerdo muy poco; de la devastación económica que este tipo de eventos causa, lo recuerdo todo.

Y, por eso, digo “Vamos a ver cómo me va con este 2014”. Ya la fiebre no es la misma, aunque confieso no se me ha ido por completo. Festejo, nostalgia y unión de muchos amigos esparcidos por todo el mundo; pero, el dolor de lo que están sufriendo muchos brasileños frente a la gastadera desproporcionada, me da asco. Voy a ver los partidos y voy a comentarlos… pero me siento de luto. Con tanta parafernalia y tanta conciencia la inocencia que viví a los 9 años en las aceras de la Coviefi en Chile, se ha perdido.

Espero que las canchas se llenen de Pelés y que las graderías de gente dispuesta a dar los mismos $6000 dólares, tiquetes y entradas para los niños de la calle en los años por venir. Espero ser parte del cambio, y no fomentar este sistema obsoleto.

Cariños a todos. ¡Viva el futbol de una cultura diferente!

_________________________________

(*) Carl Brengle Emmons Clark (CARLITOS GRINGO), Mentor de la Academia Auténtica y Holística AMERIKANOESTUDIOS, actualmente residiendo y laborando en la República Popular de China.

LOGO Amerikaoestudios