Terapia Manicera

Mani (Lourdes Vega Ramirez) 03 marzo 2016

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Uno de los placeres baratos y relajantes que aún queda es escuchar el ‘crack’ que hace la cáscara del maní al pelarlo, cuando lo apretás para luego safar la cascarita y comerlo… ¡Mmmmm!!!! Terminás con tres veces más cáscaras que lo que lográs sacar y comer, pero “Ahí está el detalle” –como dijera Cantinflas. Ir sacando los maníes de sus cáscaras es una inigualable actividad anti-estrés y un ritual ancestral de larga data…

¡Crack!!! ¡Grrrrrrr, salió uno malo!!!

¡Crack!!! ¡Grrrrrrr, salió uno hueco!!!

¡Crack!!! ¡Grrrrrrr, salió uno con mal sabor!!!

Pero… ¡Crack!!! ¡Ooohhh felicidad!!! ¡Unos granos de maní gorditos, deliciosos y crujientes!!!

Lástima que en las piñatas ya no echen maní y, con justa razón, pues, termina casi todo majado en el suelo.

¡Ahhhh!!! Y otra parte del ‘Ritual’ que no puede faltar: Al final de la relajante jornada manicera, revisar el puño de cáscaras para verificar que no haya quedado ningún maní ‘vivo’… Si ya –cuando estás seguro que no queda ninguno– descubrís, de pronto, uno, casi equivale a encontrar un billete de 10 mil colones en la bolsa del pantalón que ignorabas haber olvidado allí…

Esta “Terapia” –casi filosófica– del maní surge de estar más sola que la soledad… ¡Jajajaja!!!! 😀

¿A que alguno ya se antojó de la ‘Terapia de pelar Maní’????  Se las recomiendo. ¡Jajajajajajaja!!! 😀 

¡Nos leeremos en la próxima!!! 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, en sus escasos ratos libres, escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias, para hacer más llevadera y entretenida su cotidianidad y la de sus amistades de las Redes Sociales. 😉

IMAGEN: Cortesía de la Autora.

.

De Buses, Barras y… ¡Panzas!!!

maniquí panzon

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Casi todos los buses de por estos lares, tienen esas ‘barras de control’ en la entrada y la salida, que llevan el conteo de pasajeros, asumo que para cotejarlos con el dinero de los ‘pasajes’, porque los choferes siempre están al pendiente de que nadie se detenga en medio de ellas, para no tener que pagar esas ‘marcas extras’.

El otro día, mientras estaba subiendo la gente… De pronto se escuchó una grabación diciendo algo como -“En la puerta delantera están bloqueando la barra”…

El chofer de inmediato verificó, y había un señor que esperaba para pagar y estaba situado justo en la grada antes de las barras, y levanta sus manos como diciendo…

-“No estoy en medio de ellas, soy inocente”.

En eso, él, el chofer y los pasajeros más ‘vinos’ -entre los que estaba yo, ¡por supuesto! 😉 – nos ‘percatamos’ de que era la prominente panza del señor lo que estaba bloqueando la barra.

La verdad, pues, fue inevitable no querer reír, pero lo más gracioso del asunto no fue la atravesada panza del señor, sino lo que él hiciera luego… Cuando le tocó su turno de pagar, le dijo al chofer en tono jocoso, extendiendo un billete:

-“Páguese mi pasaje y el de mi panza”…

Obviamente, no pudimos evitar reírnos nuevamente, incluyendo al ‘dueño’ de la panza…

Evidentemente, la obesidad es un flagelo y quienes la tenemos no nos enorgullecemos de eso. Sin embargo, la actitud de ese señor me encantó, lo tomó por el lado gracioso y nos hizo reír a varios…

Sólo espero que el chofer no le haya cobrado el pasaje a la panza, que, finalmente, le regaló un rato alegre a él también.

Hace algún tiempo, un amigo me dijo:

-“Es que un hombre sin panza es como un cielo sin estrellas…”  

¿Será??? ¡Jajajajajaja!!!! 😀

¡Hasta la próxima! 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, hasta hace poco, se desempeñó como Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia. Ella escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Facilitada por la autora. Utilizada con fines ilustrativos.

.

Esas Encuestas…

  encuesta elefonica

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

¡Uyyy!!! ¡Qué pereza!!! A mi casa llaman para hacer cuanta encuesta existe: Que si las elecciones… que si la pesca… que si tal o cual producto… que si la manga del muerto…

Jamás ganamos en nada, pero en las encuestas siempre salimos ‘premiados’…

Yo, aunque quiero decir que no, muchas veces las contesto, porque si esos prójimos que llaman ganan por encuesta aplicada y todo mundo les dijese que NO, entonces, no ganarían ni “pa’ la masa del perico”… Y siento ‘lastimilla’ por ellos…

Hoy, por dicha, contestó mi Papá… Lo escuché decir:

-¡Aahhhh, no, muchacho!!! ¡Qué va…!!! yo no puedo contestar ninguna pregunta por teléfono… A mí ya mis hijos me han “tarasqueado” por estar contestando cosas por teléfono.

¡Ajáaaaaaa!!! Aprendió la lección después de que nos pegamos un susto con unos estafadores que llamaban a pedir datos… Cosa que, por dicha, no pasó a más…

Y… siguiendo con el cuento… Asumí que, entonces, el ‘Encuestador’ le pidió, ante la negativa de Papá, que le pasara con uno de sus hijos… pues él ya en modo “gruñido” le dijo:

-Ahhh no, muchacho… yo no tengo hijos… bueno… buenas tardes -y colgó…

Yo, de metiche como siempre, le dije:

-Y ¿diay, Papá? Primero le dijo al Encuestador que sus hijos lo ‘tarasquearon’ por dar información por teléfono y, luego, le dijo que no tiene hijos… ¡Lo agarraron de mentiroso!

Me lanzó una mirada fulminante y en su característico ‘modo gruñido’ , sentenció:

-¡Pues mejor!!! Así, de una vez, de seguro apuntó en el papel: “EN ESTE NÚMERO CONTESTA UN VIEJO QUE ES UN MENTIROSO”. Y, así, no llaman más… ¡PLOP…!!! Jajajajajajaja… 😀

Para concluir… Lamento decirles que la palabra ‘tarasquear’ no se encuentra registrada, pero es una de las favoritas de mi papá… Así que pa´ir acorde con los diccionarios, diré:

TARASQUEAR: Dícese de regañar, reprender… utilizado en Marañonal de Esparza por don Samuel Vega Chavarría…. ¡Requete-PLOP!!!!!

¡Hasta la próxima! 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, hasta hace poco, se desempeñó como Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia. Ella escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Página de Dircom. Utilizada con fines ilustrativos.

.

El BAILE de LULÚ

 bailando imagui.com

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Hace poco, tuve la dicha de ir por tierras guanacastecas. ¡Tierras benditas de Dios que yo amo! Recordé una anécdota, ocurrida en Sardinal de Carrillo. Allí, se armaban unos tremendos ‘bailongos’… Nada de ‘fresadas’… ¡Es fiesta de la buena! De la que todo mundo goza. Yo siempre he bailado –como quien dice- ‘apenas pa’l gasto’… apenitas ‘regular’, pero me ha gustado mucho. La verdad sea dicha.

Resulta que, en una de ésas, que fui al bailongo, yo de ‘jaiba’ me puse unos zapatos nuevos… ¡Error, error!!! Si uno va a ir a bailar, debe ponerse los zapatos más cómodos que tenga o se pone los nuevos, pero lleva unos viejos ‘camuflados’ dentro del bolso… a menos que uno sea ‘muy galleta’ pa’ bailar con cualquier tipo de zapatos…

El caso es que, empezando apenas a bailar y ya mis pies ya no valían una peseta… ¡Qué dolor de pies, por amor a Cristo!!!

Estaba en esas lamentaciones, cuando vi venir directo hacia mí a un ‘Chavalo-Mega-Guapísimo’, a quien ya había divisado antes… Y ¿cómo no?, ¡si bailaba divino y estaba más lindo que un milagro!!! 😛

¿Qué jue aquello??? ¿Me iba a sacar a bailar??? ¡Síííííí!!! ¡Ayyy, Tatica Dios, era mi día de suerte!!!

No me había preguntado aquel ‘Adonis’ si quería bailar con él, cuando ya yo me había levantado como ‘cachiflín’… No podía permitir que, ya viéndome de cerquita, se arrepintiera… ¡Ups!!! ¡Qué hijuemialma más lindo!!! ¡Olía delicioso!!! Haga de cuentas… Un morenazo, con un cuerpazo, súper bien vestido y bailando como profesional… ¡Ayyyyy, Mamita!!! y uno ‘ralita pa’l baile’, pero esto no se ve todos los días…

Me dije: “Bueno, Mamita, acomode esas ‘patas’, meta esa panza, levante los hombros, meta la papada, suba la barbilla… ¡Por fin funcionó mi perfume ‘Siete machos’! ¡Dios de mi vida, pero yo voy a majar mil veces a este ‘Papirrín’! ¡Qué vergüenza! No, no, yo no me podía ‘arrugar’ y debía ponerle ganas y echarle candela al asunto…”

¡Ayyy, señor!!! ¡Cómo bailaba aquel hombre!!!!! Me daba mil vueltas y yo hasta mareada estaba ya…

¡Qué hijuemialmas piezas musicales más largas!!! Ya íbamos por la segunda y yo ya casi andaba arrastrando los pies y a punto de necesitar tanque de oxígeno. 😮

“No afloje la bailada, Mamita –me seguía automotivando- y que no note que ya andás ahogada… Sonría, Mamita… Aflójese, pues parece pan de 5 días…”

A la tercera interminable pieza, el Guapísimo baja totalmente el ritmo y me habla…

-Quiero decirle algo…

(Yo bajé a todos los Santos más Poderosos!!!)

–¿Ajá???

–Es que yo la saqué a bailar porque me dijeron que usted trabaja en Recursos Humanos del Hotel y yo ando buscando trabajo…

-¿Ahhhhhhhh???

¡Por dicha, estaba oscuro para que no viera mi cara! Entre no poder hablar por ahogada y decepcionada del mundo, le dije en automático los requisitos. Esos que decía toooodos los días, por teléfono, en mi oficina y que, obviamente, no esperaba tener que decirlos en un baile. Hasta ahí –digamos- que mi desilusión tendría cura, pero el joven ‘Guapísimo’ me mandó la siguiente estocada (léase con voz de sátiro a la salida del kinder):

-Mita, ayúdeme… Deme el trabajito por la bailadita que le pegué…

¡Gggrrrrrrrrrrrrrr!!!! Y ¿diay? Sí… En ese momento, tuve unas ganas incontenibles de decirle: “Si quiere le pago la birra y el taxi pirata pa’ que lo lleve a la casa por ‘el favor’ de bailar conmigo…”

Inmediatamente, ¡se me ‘desbordaron’ los pies en aquellos zapatos de miexxx!!! Se me salieron las lonjas, la papada… se me cayeron los hombros y pensé una palabreja que insultaba a la madrecita del ‘moscorrofio’ ése… ¡Ahhh!!! Porque –para ser franca- a ése, desde el principio, lo vi feo… :-/ Como les dije, pero, ¡claro!, una es una persona amable y baila con quien le invite… ¡Jajajajajajajajajaja!!! 😀 ¿A quién voy a engañar??? 😉

Afortunadamente, el chavalo en cuestión, se despidió, marchó y JAMÁS lo vi de nuevo. Probablemente, alguien más le ayudó con el ‘trabajito que buscaba’. La verdad, en aquel tiempo y muchos años después, por nada del mundo habría contado este ‘chile’, pero, hoy día, recordándolo, me da risa.

¡Ayyyyy, qué dolor de patas!!!! Debo aceptar que jamás volví a bailar con un chavalo tan requete-recontra-guapo como ése… Pero, con bailarín feo, bailarín viejo, chiquito, grande, con barriga o sin ella, bailando bonito  bailando feo… ¡A MÍ NADIE ME QUITA LO BAILAO!!!!!!!! 😀 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, hasta hace poco, se desempeñó como Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia. Ella escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Página de Imagui. Utilizada con fines ilustrativos.

.

¿Será que soy muy ‘Chela Bonilla’?

Bebé llorando (Taringa)

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

¿Será que soy muy ‘Chela Bonilla’?

No, prefiero pensar que soy observadora…

Hace algunos meses, andaba de cita con mi madre, que en paz descansa, en la Clínica de Esparza. Allí pude ver a una pareja muy joven con su bebé, muy lindos los dos. Tal vez tendrían alrededor de 20 años, el bebé parecía tener apenas unos días de nacido, era evidente que eran papás primerizos…

Me llamó mucho la atención porque se ven muchas madres en cita con sus bebés, pero muy pocos padres acompañándoles; además, el joven estaba súper atento llevando, trayendo papeles, ya cargaba al bebé, ya llevaba el bolso… ella parecía un poco indispuesta, eso confirmaba que era muy reciente su parto…

Al rato, los vi llegar a las sillas, frente al Laboratorio, donde extraen las muestras de sangre… Cuando les llamaron, el muchacho entró junto con el bebé… Ella se quedó sentada afuera…

En un par de minutos se oyó llorar al bebé… Aquella joven mamá se levantó como quien tiene un alacrán en donde ya sabemos… Su cara de angustia era total… y el bebé lloraba más fuerte… y ella se acercaba a la puerta, extendía su mano como para tocar, pero, de inmediato, la retiraba…

El bebé ya no lloraba, pero, ella seguía con su mirada clavada en aquella puerta… Volvió a llorar de nuevo aquel bebé y ella se llevaba su mano al corazón y fue cuando se le empezaron a salir las lágrimas… Ella no se retiraba de aquella puerta, se quitaba las lágrimas como queriendo que no se notara que estaba tan asustada por su bebé…

¡Yo morí!!! …Por un momento, hasta me dieron ganas de acercarme y acompañarla en aquellos minutos que, de seguro, ella sintió eran horas…

Cuando aquella puerta se abrió, ya no salió el joven papá, sino una suerte de Supermán mezclado con Ironman y el Batman más pintao… Con una sonrisa de ‘sobreviviente’, sacando pecho, todo orgulloso, con una cara de “¡Lo logré!” que no podía con ella…

¡Ahhh no!!! Júntenme, pues quedé embarrada en el suelo…

Aquella mamá tomó a ese bebé con tanto amor… Lo besaba suavecito y le decía algo que, lamentablemente, no pude escuchar… Esa escena, de principio a fin, era como para filmarla y colgarla con el título “Morííí de amor”…

¡Qué tiempos más rudos y tristes está pasando la humanidad!!! Muerte y odio a granel… Falta de Dios, tanta falta de amor… Por eso, tenemos que abrir los ojos muy bien… Hay muchos milagros ocurriendo a nuestro alrededor, mucho por lo cual maravillarse, y sentir que hay esperanza…

Nuestro ‘día a día’ ofrece muchas escenas maravillosas… Escenas que nos recuerdan que el amor no se fue de viaje… que el amor sigue siendo el motor del Universo… Sigue siendo lo que nos va a salvar…

Que Dios mire con misericordia al hombre y su necedad…

Si leíste todo esto gracias. Te envío un fuerte abrazo… ¡ÁNIMOOO!!! 😉

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMAGEN: Taringa.net

.

Quien haya viajado en Bus…

 Pasajeros (Imagen: Periódico El Universo)

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Quien haya viajado alguna vez en un bus que salga a las 4:00 de la mañana, de donde sea, debió levantarse a eso de las 3:00 de la mañana, lo que implica que anda ‘trasnochao’

Ahora bien, ‘súmele al cuadro’ que es lunes, que va desde Esparza hacia San José… o sea, que el bus va lleno a más no poder… No importa qué tan temprano llegue uno… Es un sueño lograr asiento… Pues yo, como de andar en buses soy más que experta, sé y te recomiendo que si vas de pie, andate al final… así evitas ‘repellos mañaneros’ y lográs ir un poco más desahogada…

A esas horas suele ir gente con cara de ‘muertos vivientes’, a medio bañar o sin bañar del todo y aromas van y vienen… entre el que anda ‘aliento mañanero’ y el que se puso perfume pa’ disimula ¡Como que tenía!! ¡Te pueden ahogar!!…

Pues, resulta que me agarré a uno de los palos o varillas verticales, aún a esa hora está oscuro… el palo en cuestión estaba justo al lado del asiento de dos señores…

A esa hora y bajo esas condiciones, hay que aceptar aquello de “Sí hay caballeros, lo que no hay son asientos”… nadie te va a dar el asiento; máxime, si hay más gente de pie que sentada…

Los susodichos señores parecían conocerse y tener mucho tiempo de no verse… Su conversación giraba en torno a ponerse al día acerca de sus vidas…

Yo iba en franca lucha entre agarrarme y no dormirme ‘al estilo caballo’, estando de pie, (aunque no lo crean alguna vez me dormí de pie en un bus)…

Eran dos señores ‘viejones’ y el que más hablaba era un ‘bigotón’, cuya cabeza se la coronaba una ‘gorrilla’… Hablaban bajito, mientras casi todo mundo dormía… El bus se encontraba silencioso. Como estaba tan cerca de ellos, escuchaba lo que hablaban…

-Mirá… ¿Vos seguiste manejando camión?

–¡Si, claro! Pero, ya no voy lejos… ¡Qué va! ¡La cosa se puso mala…!!!

-¿Ah, sí?

–Sí. Imagínate que yo iba a casi todo Centroamérica… Es muy cansado, pero se ganaba bien…

-¡Ah, qué bonito!!!

-Pero, ¡qué va…!!! A veces, se encontraba uno con unas condiciones malísimas. Y ¿diay? ¿Qué quedaba? ¡Aguantar, m’hijito!!!

–¡Ah, qué tirada!!!

-Te voy a contar un chile que me pasó… Allá, en un pueblo de Guatemala, lejísimos de la ciudad, había que esperar -a veces durante laaargas horas- para entregar la carga y, fíjate vos, que ahí sólo hay escusados de hueco… Pero ¡vieras que gente más rara: Los hacen viendo hacia la calle y ¿acaso les ponen puerta…?

-Y ¿diay? ¿Qué es eso? ¿Sin puerta y viendo pa’ la calle?? ¡Ave María!!!

–Sí, fíjate vos… Yo, ¡qué va! Ni a palos usaba esos ‘hijuepuchicas escusados’. Pero, vieras que una vez llegué -como decir- a esta hora, ‘clareando’… Pues, como no había nadie y yo estaba necesitando ir ‘a dar del cuerpo’… ¡Me metí a uno de esos…!!! Mirá vos, no me había terminado de sentar, cuando empezó a pasar gente y gente y más gente…

-¿De veras? ¡No jodás!!!

–Sí, iba un montón de gente a trabajar, y yo sentado en el trono, con los pantalones en el suelo… ¡No hombre!!! Y hubiera sido sólo eso…

Fíjate que los cabrones pasaban todos y me volvían a ver y me decían: “-Buenos días, señor!!!”, “-Buenos días, señor!, ¿cómo está???”

Ganas me dieron de contestarles: “-¡Pues, cag%&ndo!!!”

¡Hubieras visto qué hijuep#$$%as más educaos, los desgraciaos…!!! ¡Qué ‘colorazo’ me fui a pegar tan lejos!!!!!

Ambos señores se quedaron en silencio, como asimilando las imágenes que evocaba ese trance tan amargo…

En ese justo momento, no pude contenerme y me eché una SEMERENDA CARCAJADA… ¡¡¡Dios de mi vida!!! “-¡Tragame tierra!!!”

Ninguno de los dos se estaba riendo, voltearon a verme, ellos y quien sabe cuánta gente más… ¡Qué vergüenza!!! Yo, mejor no miré a nadie… Me hice ‘chiquitica‘…

Pues, justo el bigotón del ‘colorazo en el trono’ se dirigió a mí:

-Vieras, muchacha, lo que me costó pararme de aquel hijuep$%&a escusado… Pues, seguía pasando gente y todos saludando… Yo ya no sabía si decirles “-Buenos días” o ponerme a llorar… ¡Jajajajajaja!!!! 😀

Pues, pa’ no cansarlos más con el cuento… La charla terminó siendo de tres, y a mí el bigotón me cedió su campo…

No crean… A veces, reírse de las ‘desgracias’ ajenas, le puede generar a uno muy buenos resultados… ¡Jajaajajaja!!! 😀

Empecemos este día con buen humor… ¡Jajajajaja!!!! 😀

¡¡¡¡Muy buenos días a tod@s!!!!!!!!!! 😉

.

Buenos días (Imagen: Lourdes Vega Ramirez)

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

.

.

.

.

IMÁGENES:

1) De pasajeros en un autobús: Periódico El Universo, utilizada con fines ilustrativos.

2) Piedra sonriente: Lourdes Vega Ramírez.

.

Mi antojo de ‘Flor de Itabo’

Mmm... Deliciosos gallitos de Flor de Itabo: Uno para Vos, otro para Mamita y otro para mí... (IMAGEN: Lourdes Vega Ramírez).

Mmm… Deliciosos gallitos de Flor de Itabo: Uno para Vos, otro para Mamita y otro para mí… (IMAGEN: Lourdes Vega Ramírez).

Por: Lourdes Vega Ramírez (*)

Ahhhh… Recuerdo el momento en que capté con esa imagen… Fue cuando me quité un antojo tremendo que tenía de comer ¡¡¡FLOR DE ITABO!!!!

Ese delicioso platillo lo hizo Mamá -de grata y muy presente memoria-…

“-Entre más “amarguita” la Flor de Itabo… ¡¡¡Mucho mejor!!!” – solía decir mi Mamá.

Y es que, en aquel entonces, ese antojo pude quitármelo gracias a mi vecina, Ángela Gätgens, quien me la había regalado (estoy segura que ella es -como mínimo- prima hermana de la Divina Providencia)…

.

"-Dele, Mamita, que usted también está bien antojada..." (IMAGEN: Lourdes Vega Ramírez).

“-Dele, Mamita, que usted también está bien antojada…” (IMAGEN: Lourdes Vega Ramírez).

.

Y acá dejo constancia de que hasta mi Mamá le entró duro a los gallitos de Flor de Itabo… Recuerdo como ahora, cuando le decía:

“-Dele, Mamita, que usted también está bien antojada… “jijiji…

Lo que sí -hasta me da pena ahora- es mi decoración del platillo… ¡Jajaajjaja!!! Me comí todas las flores y no dejé nada más que los palitos pelados… ¡Qué pena con los amigos Chefs que tengo en redes sociales… ¡Oops!!! ¡Jajajaja!!! 🙂

Marañonal de Esparza, Agosto de 2015.

.

_____________________

.

Lourdes Vega Ramírez

Lourdes Vega Ramírez

(*) Lourdes Vega Ramírez, es Cuidadora de Personas Adultas Mayores en su familia, y escribe acerca de sus pasadas y actuales vivencias; esto, en sus escasos ratos libres, para hacer menos pesada su cotidianidad y las comparte en Redes Sociales con sus amistades, como una forma de mantenerse conectada con el mundo exterior. 😉

IMÁGENES: Lourdes Vega Ramírez.

.