Griselda Soto: Mesetas de mi infancia

 

Camino de la comunidad de Mesetas Abajo de Esparza,

Lugares del Terruño Esparzano

Por: Griselda Soto Zumbado

23 de octubre de 2017. Hola, Amigos de “Esparza Mía…”. Les escribe Griselda Soto Zumbado. Vivo en El Mojón de Esparza. Soy casada con Luis Aguilar Núñez y juntos hemos procreado tres hijos: Mauren, Adrián y Alejandro. Tenemos dos nietos.

Me encantan la Página de Facebook “ESPARZA MÍA (Cultura Popular)” y el Blog “ESPARZA MÍA…”, que son parte de las iniciativas del folclorista Marco Soto Ramírez, quien fue mi compañero de la Escuela Arturo Torres Martínez, de Esparza. Así también, me gustan las fotos e historias que muchas personas envían allí y que les son publicadas. Es así, como me decidí a compartir con ustedes este pequeño relato con muy gratos recuerdos para mí.

Feliz reencuentro con el pasado

Recientemente, fui a visitar Mesetas Abajo, 47 años después de haber migrado mi familia hacia la ciudad de Esparza. Mesetas es una comunidad campesina muy poco mencionada, que pertenece al Distrito 5° (San Jerónimo) de Esparza.

La vida me dio la bendición de poder llevar a mi hija Mauren y a su hija Lexi hasta ese lindo lugar, y enseñarles dónde transcurrió una parte de mi niñez. Fuimos en compañía de Elvis González Herrera, hijo de doña Flor Herrera Monge, quien fue mi maestra en la escuelita de esa localidad.

Ese día, me reencontré con mi pasado y, de cierta forma, logré conciliar muchos recuerdos, sentimientos y emociones. Sentí alegría y nostalgia, a la vez. Fue una extraña, pero, linda experiencia.

Mis queridos padres, Pedro Soto Rodríguez y Elisa Zumbado Sandoval, ambos de grata memoria.

Mi familia

Les contaré que mi papá se llamaba Pedro Soto Rodríguez, quien era jornalero. Mi mamá se llamaba Ángela Elisa Zumbado Sandoval. Era una señora muy aplicada en las labores hogareñas y quien gustaba de lucir bien, especialmente, cuando salía a hacer sus “mandados”, y usaba sus lindos sombreros, como protección contra el candente sol y como parte pintoresca de su atuendo. Por cierto, el padre Manolo le decía a mi mamá: “La abuelita de los sombreros”.

Mis padres se habían conocido y se casaron en Carrera Buena de San Ramón, donde vivieron durante muchos años. Allí, nacimos 8 hermanos: Beleida, Pedro, Eduardo, Mary, Delsa, Guillermo, Edwin y yo. Mis hermanas mayores, se casaron y se fueron a vivir a Mesetas Abajo.

Mi infancia en Mesetas Abajo de Esparza

Posteriormente, mis padres decidieron trasladar a la familia, desde Carrera Buena hasta ese lugar. En esa época, yo tenía 6 años, aproximadamente.

Mi papá no tenía finca, pues, éramos muy pobres. Él se dedicaba a trabajarle a otras personas, atendiendo labores propias del campo, entre ellas, atender ganado y la siembra de granos básicos de cultivo anual (arroz, frijoles, maíz, etc.).

Afortunadamente, un señor de buen corazón, viendo los grandes esfuerzos que hacía mi papá por sacar adelante a nuestra numerosa familia, nos dio un pedacito de terreno. Ahí, mi papá construyó nuestra casita.

 

Cuán orgullosa me sentí de poder mostrarle a mi hija Mauren y a mi nietecita Lexi los lugares que donde pasé mi infancia, junto mi familia; viviendo con muchas limitaciones económicas, pero, sencillamente felices.

Mi infancia en Mesetas Abajo

Recuerdo que mi mamá me enviaba a la Escuela del lugar, en calidad de oyente. Como toda niña, era peleona, a veces; y siempre juguetona. Esa época fue muy linda. Jugábamos al “Quedó” y al “Escondido”, entre otros juegos. También hacíamos casitas con ramas de árboles, y los “trastitos” y las ollas eran latas vacías de sardinas y de atún; la comidita imaginaria era de zacate picado y flores; las muñecas de palo… Nos divertíamos meciéndonos en las ramas de los árboles cercanos. ¡Ésos eran juegos tan inocentes y lindos! Y ¡éramos tan felices los niños de aquellos tiempos!

 

Pasamos un día muy ameno rememorando los días de mi infancia en Mesetas Abajo de Esparza. Acá, estamos en el corredor de la Escuela del lugar.

Les había mencionado al principio que mi maestra era la niña Flor Herrera Monge. Por esa razón, viajamos en compañía de su hijo Elvis, a recordar viejos tiempos. Le comentaba a él que su mamá lo había llevado a Mesetas cuando tenía la edad de un año y medio.

Acá, he incluido algunas fotos que tomamos ese día del paseo a Mesetas Abajo. Espero resulten de su agrado, al igual que mi pequeño relato de los recuerdos que brotaron en mi mente ese precioso día. Gracias por permitirme compartir con mis coterráneos estas letras. 

 

La Ermita de Mesetas Abajo de Esparza.

_________________________________________

Sra. Griselda Soto Zumbado, la autora.

IMÁGENES: Cortesía de la Sra. Griselda Soto Zumbado.

 

 

Anuncios

JUANILAMA de ESPARTA (Año 1937): Polémica solicitud para cambiar nombre

  Serie “Noticias de Antaño”

Periódico “La Tribuna” – Agosto de 1937

En estos días hubo un movimiento por parte de unos cuantos vecinos del distrito (sic) de Juanilama del cantón de Esparta para cambiar el nombre de esa población por el de Los Ángeles, en obsequio a María, madre de Dios, que bajo la advocación de Virgen de Los Angeles, es la patrona del esa población. Esta aspiración del grupo de vecinos dichos fue expuesta al señor gobernador de la provincia puntarenense recientemente, Don Abelardo Lobo, Gobernador de Puntarenas desde el principio de esta administración, parece que les dijo a los vecinos que tal les propusieron que volvieran a pensar el asunto pues les iba a hacer unas cuantas reflexiones acerca de su propósito.

Entre otras cosas les dijo que ya había en la república más de cuatro lugares que se llamaban Los Ángeles, lo que se prestaría a confusiones, que ya el lugar había sido denominado desde hace bastantes años, desde su fundación, con el nombre de Juanilama, (¿)qué razón especial había para cambiarlo? Creía que ninguna.

Pensaba además el gobernador de Puntarenas que era preferible conservar los nombres tradicionales, históricos, que decían de toda la vida pretérita del lugar y no ponerle uno nuevo, sobre todo cuando este nuevo nombre no era ni siquiera singular y podría prestarse a equivocaciones que era mejor evitar. De este asunto nos hemos enterado en estos días y es nuestro propósito comentarlo un poco.

Realmente, en estos últimos años nos ha dado la ventolera por cambiar los nombres primitivos por otros que dicen bien poco; sin razones incontestables a veces por simples caprichos de una o dos personas, cambiamos el nombre a veces centenario de un lugar, de un rancherío, de una montaña, de una sierra o de un río, por un nueve nuevo, inexpresivo o que, como en el caso de un nombre común, usado en diferentes lugares, y que puede traer confusiones, a menudo inconvenientes y a veces peligrosas.

En Puntarenas pareciera haber cierto afán por cambiar nombres y los habitantes de la provincia son los que más bellos nombres tienen. En general pocos quedan en la república entera que recuerden la época indígena, la época pre-colonial y (palabra ilegible) y nuestro deber sería conservar los pocos que existen. Que se conserven todos esos nombres: Paires, Macacona, Tivives, Chomes, Juan de León, indígenas u (o)tros de nuestra lengua, pero ya tradicionales: entre estos, Juanilama, nombre bonito, sonoro, grato, que quede allí, que no se cambie. Estamos de acuerdo en esto con el señor gobernador de Puntarenas, don Abelardo Lobo, que en este asunto como en los demás de su provincia, ha sabido acertar y dar un buen consejo, que le aplaudimos, desde estas columnas.

____________________________

Sra. Ana Sancho ArguedasIMAGEN de la NOTICIA: Sra. Ana Sancho Arguedas, Corresponsal e Investigadora del Proyecto de Investigación, Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

FUENTE: Periódico “La Tribuna”, Agosto de 1937. Sistema Nacional de Bibliotecas (SINABI), Costa Rica.

RESTAURACIÓN FOTOGRÁFICA y TRANSCRIPCIÓN DEL TEXTO: Marco Fco.’. Soto Ramírez, Director del Proyecto de Investigación, Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”

El eterno Puente de Las Damas sobre el río Jesús María

Puente de Las Damas sobre el río Jesús María, entre Esparza (Puntarenas) y San Mateo (Alajuela). (IMAGEN: Isaac Velásquez Rojas, Julio de 2015).

Puente de Las Damas sobre el río Jesús María, entre Esparza (Puntarenas) y San Mateo (Alajuela). (IMAGEN: Isaac Velásquez Rojas, Julio de 2015).

Serie: “Lugares del Terruño Esparzano”

El Puente de Las Damas, ubicado sobre el río Jesús María, y que sirve para unir a dos cantones y dos provincias: Esparza (Puntarenas) y San Mateo (Alajuela) fue construido por la Sociedad Económica Itineraria de Costa Rica en 1845, y declarado “Monumento Histórico Arquitectónico”, mediante el Decreto Ejecutivo Nº 4990-C., del 23 de junio de 1975, publicado en La Gaceta Nº 129 del 10 de julio de 1975. Fue la primera ‘Reliquia Histórica’ que se declaró como tal en el Cantón de Esparza.

.
Les invitamos a leer el artículo titulado “El Puente de Las Damas, Primer Monumento Histórico de Esparza” en el siguiente 
enlace: https://marcosoto34.wordpress.com/2011/08/07/el-puente-de-las-damas-primer-monumento-historico-de-esparza/

.

IMAGEN: Cortesía de Isaac Velásquez Rojas, Reportero Gráfico de Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.

.

La Choza de mi Tata… ¡Desapareció!

Bar La Choza de mi Tata, en Setiembre de 2012. (IMAGEN: Norma Zuñiga)

Bar La Choza de mi Tata, en Setiembre de 2012. (IMAGEN: Norma Zuñiga)

Serie: “Lugares del Terruño Esparzano”

En la primera imagen, vemos la esquina del famoso Bar “LA CHOZA DE MI TATA”, de nuestro buen Amigo y coterráneo Manuel Cambronero Gamboa (el popular “Gavetazo”). 

Hoy, nomás quedó el nostálgico recuerdo de un punto de encuentro de buena parte de la ciudadanía propia y ajena del cantón de Esparza…

.

Momento después del derribo del antiguo edificio que albergara al Bar La Choza de mi Tata. En la foto, MANUEL CAMBRONERO GAMBOA -"GAVETAZO"-.  (IMAGEN: Norma Zuñiga)

Momento después del derribo del antiguo edificio que albergara al Bar La Choza de mi Tata. En la foto, MANUEL CAMBRONERO GAMBOA -“GAVETAZO”-. (IMAGEN: Norma Zuñiga)

.
_______________

IMÁGENES: Cortesía de la Sra. Norma Zúñiga (‘Mita’), colaboradora del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.

.

Parquecito de Cerrillos de Esparza

Parque de Cerrillos, Esparza, Puntarenas. Imagen: Prof. Carlos Edo. Delgadillo Solano.

Parque de Cerrillos, Esparza, Puntarenas. Imagen: Prof. Carlos Edo. Delgadillo Solano.

Serie: “Lugares del Terruño Esparzano”

Parque de la comunidad de Cerrillos, ubicada en el Distrito 5°-San Jerónimo, Esparza, Puntarenas (Costa Rica).
.

IMAGEN: Cortesía del Prof. Carlos Eduardo Delgadillo Solano, colaborador del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.

.

Una de las Esquinas de Esparza

Esquina contiguo a la Cantina El Llamarón, Esparza. Imagen: Carlos Rivas Grillo.

Esquina contiguo a la Cantina El Llamarón, Esparza. Imagen: Carlos Rivas Grillo.

Serie: “Lugares del Terruño Esparzano”

La esquina de la ‘Pollera’ RICO RICO, del Prof. Federico Jiménez, ubicada contiguo a la Cantina “EL LLAMARÓN”, fundada por don Gonzalo “Chalo” Otárola”, actualmente administrada por su hijo,  “El Negro” Otárola. Esparza, Puntarenas (Costa Rica).

IMAGEN: Cortesía del Sr. Carlos Rivas Grillo, Reportero Gráfico del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.

.

Una foto del Templo Parroquial de Esparza

Templo Parroquial de Esparza, a principios de la década 1960.

Templo Parroquial de Esparza, a principios de la década 1960.

Serie: “Lugares del Terruño Esparzano”

El Templo Parroquial de Esparza, Puntarenas (Costa Rica), a principios de la década de los años 1960, aproximadamente.

IMAGEN: Extraída de un vídeo. Cortesía del Sr. Edwin Rodríguez Barboza (de grata memoria), insigne Colaborador del Proyecto de Rescate y Difusión Cultural “ESPARZA MÍA…”.